7 Mar 2021 - 2:07 p. m.

Nada que celebrar, conmemoremos

En el corazón de millones de mujeres latinoamericanas resuena “Canción sin miedo” como un llamado al coraje, a la sororidad o amor entre hermanas, un llamado de responsabilidad al señor presidente, al Estado…Un llamado, sí, un llamado ¡Ni una menos! Y ¿Quién escucha?

En Colombia en 2020 fueron asesinadas 596 mujeres por ser mujeres, por el poder que sobre ellas se quiere ejercer, por considerarse dueños de ellas, de sus cuerpos, de su sexualidad pero la Fiscalía reconoció 290 casos porque siempre viene bien maquillar las cifras, porque la verdad pone a las instituciones y a esta maltrecha sociedad frente al espejo y no quieren reconocer ese esperpento.

Mata la desidia, el sistema patriarcal, el machismo, el androcentrismo, el sexismo, la exclusión, la desigualdad, la falta de justicia y aterroriza la impunidad. Por eso este 8 de marzo no celebramos, conmemoramos la valentía de las obreras textileras que salieron en 1857 en Nueva York a contarle al mundo las miserables condiciones en las que trabajaban.

(Le recomendamos: Este especial web dedicado a las mujeres que buscan a los desaparecidos en Colombia)

Y fue en 1908 que la ciudad que no duerme, Nueva York, escuchó otro grito de trabajadoras que pedían jornada laboral de 10 horas ¿Cuántas tenemos hoy? Y tiempo para dar de mamar a sus hijos, la futura fuerza de trabajo. Hubo respuesta: la fábrica Sirtwoot Cotton fue incendiada al parecer por el dueño de la empresa. Cien mujeres murieron, cien mujeres asesinadas.

Miles y miles de mujeres seguimos conmemorando, denunciando, haciendo conciencia exigiendo el respeto por la vida de las mujeres. ¿Qué hace el señor Fiscal? En 2021 van 70 feminicidios. Ni una menos, pero es seguro que la cifra no se reconozca y sus nombres se conviertan en un número. Seguimos conmemorando, seguimos exigiendo y seguimos brazo en alto hasta cambiar esta cultura (aunque suene panfletario).

Este 8 de marzo en cientos de rincones en Colombia, las mujeres de aquí y de allá organizan actos, homenajes, conferencias, tertulias, talleres y un bordado con los nombres de ellas, las que no están y lo haremos para no olvidar.

La Fundación Mujeres Renacer con el apoyo del Diplomado en Feminicidio, Resiliencia y Paz y la Maestría en DDHH de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia nos invita a ti y a mí a bordar una manta con los nombres de las mujeres víctimas de feminicidio.

Desde las 3:30 p.m. de este lunes 8 se llevará a cabo una reunión virtual con intervenciones culturales y académicas de mujeres lideresas, artistas, estudiantes e investigadoras de México, Perú, Italia, Chile, Argentina, Estados Unidos y Colombia.

(Lea también: Lideresas sociales le piden a Canadá ser garantes del capítulo étnico del Acuerdo de paz)

“Mientras transcurre la reunión, las asistentes de cada territorio irán bordando una manta con los nombres de las mujeres que fueron víctimas de feminicidio en su municipio, ciudad o departamento. Al día siguiente de la reunión, cada manta viajará por otros territorios para ir sumándose a las mantas de nuestras hermanas, esto para la gran juntanza de todas las mantas bordadas, hasta lograr que haya viajado por todo América y luego por países de Europa, hasta lograr una gran manta internacional en memoria de nuestras hermanas y finalmente será recibida de nuevo en Colombia”, comentó en una conversación Ivón Rojas, de la Fundación Renacer.

Para el transporte de los trozos de manta, las organizadoras piden el apoyo de la empresa privada. Digamos que pueden sumarse quienes toman conciencia de esta cruda realidad que necesitamos parar y que en noviembre, cuando regrese la manta a Colombia, no tengamos que registrar más nombres. Que así sea.

Recordamos que en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras.

“Nos sembraron miedo nos crecieron alas”

Comparte: