Conflicto

10 Mar 2022 - 5:50 p. m.

Renuncia masiva de candidatos a curules de paz en el Caribe por falta de garantías

A tres días de la contienda electoral, al menos 10 candidatos a la curul de paz del Cesar, La Guajira y Magdalena radicarán ante la Registraduría su renuncia por candidaturas que tienen apoyos de clanes políticos como la de Jorge Rodrigo Tovar, el hijo de ‘Jorge 40′, William Romero, el candidato cercano al clan Gnecco y Norberto ‘Peyo’ Castro Araújo, la carta del clan Castro Araújo.
Varios candidatos de organizaciones sociales y campesinas habían levantado un acto de protesta frente a la Registraduría de Valledupar desde  el pasado 28 de febrero para pedir que se aplazaran las elecciones de estas circunscripciones especiales.
Varios candidatos de organizaciones sociales y campesinas habían levantado un acto de protesta frente a la Registraduría de Valledupar desde el pasado 28 de febrero para pedir que se aplazaran las elecciones de estas circunscripciones especiales.
Foto: Cortesía Luis Fernando Lara

“Nuestras candidaturas terminaron siendo ‘carritos de hot dogs’ frente a los ‘restaurantes Michelín’ de las candidaturas de los clanes políticos y el establecimiento”. Así comienza la declaración colectiva con la que al menos 10 aspirantes a la curul de paz de la circunscripción que abarca municipios del Cesar, La Guajira y Magdalena manifiestan su renuncia a esa candidatura, a solo tres días de la contienda electoral.

Uno de los detonantes de la renuncia es la lentitud en la instalación de los tribunales electorales transitorios para la paz. En la resolución 7669 de 2021 del Consejo Nacional Electoral quedó consignado que estos debían haber sido instalados tres meses antes de las elecciones legislativas- Su objetivo era recibir y dar trámite a las denuncias que presentaran los ciudadanos, candidatos y organizaciones sociales para garantizar la transparencia de la campaña por las curules.

Pero, de acuerdo con Luis Fernando Lara Vásquez, candidato por el movimiento Corporación Constructores de Paz y Desarrollo Sostenible, y quien ha liderado las movilizaciones pacíficas para alzar la voz contra los clanes políticos de la región que han puesto candidatos para estas curules, estos tribunales apenas fueron instalados hace dos semanas y no han respondido a las denuncias que han hecho en esta circunscripción.

Especial Colombia+20: Curules de paz, las víctimas llegan al Congreso

“El detonante y la razón por la que decidimos renunciar es porque no hay garantías y porque el Acto Legislativo 02 de 2021 que reglamenta las normas para las circunscripciones especiales de paz fue de papel, fue de accesorio porque no se cumplió nada. Los partidos tradicionales han metido a sus candidatos y sus fichas políticas quienes desde sus privilegios económicos y sus recursos, pudieron botar la casa por la ventana y opacaron nuestras candidaturas”, asegura.

Se refiere particularmente a la candidatura de Jorge Rodrigo Tovar, el hijo del exjefe paramilitar ‘Jorge 40′, que como lo reveló Colombia+20, tendría apoyos de políticos tradicionales como el director de la Unidad de Víctimas Territorial Cesar-Guajira. Entre los cuestionados también está el candidato William Romero Ovalle, cercano amigo de la familia Gnecco, quien fue el jefe de campaña de Germán Vargas Lleras en 2018 en esa región y que tendría el aval de varios alcaldes para lograr llegar a esa curul.

Las denuncias por los impedimentos para hacer campaña allí no son nuevas. Algunos candidatos a las curules, como Luz Yaruro aseguran que nunca fue desembolsado el dinero que debía entregarle a cada uno para hacer campaña en los territorios. Hace unas semanas, Colombia+20 también había registrado que ningún candidato a esas curules había tenido anticipos para la campaña.

En su más reciente informe, la Misión de Observación Electoral (MOE) también alertó sobre esta irregularidad que pondría en riesgo la democracia y la legitimidad de esas elecciones -uno de los puntos del Acuerdo de Paz-, teniendo en cuenta que según el Acto Legislativo había plazo hasta el pasado 13 de enero para los desembolsos del dinero que deben ser preponderantemente estatales. “Para la MOE es de gran preocupación la información que ha recibido sobre presuntas instrucciones dadas por funcionarios del Consejo Nacional Electoral, según las cuales, se ha recomendado financiar las campañas electorales utilizando recursos propios o de familiares hasta el cuatro grado de consanguinidad”.

Lea también: Piden a la Corte frenar a políticos tradicionales que aspiran a curules de paz

Por estas quejas y falta de garantías, los candidatos realizaron una protesta pacífica en la sede de la Registraduría en Valledupar desde el pasado 28 de febrero hasta el pasado 8 de marzo. Luis Fernando Lara, por ejemplo, se encandenó a la sede de la Registraduría para pedir que las elecciones de las curules de paz fueran aplazadas en tanto tuvieran las garantías para competir de forma equitativa. “Estuvimos diez días en un plantón y venían las autoridades y nos decían que eso no era competencia de ellos. El último día, el décimo, nos mandaron ya el Esmad, como si el caso lo ameritara y aún así siguieron sin darnos respuestas”, denuncia.

En el documento que radicarán esta tarde ante la Registraduría del César explicaron que esa acción de protesta pacífica tuvo que ser levantada porque “había graves riegos en la integridad física (...) por la incursión de 300 hombres de Grupos Armados Organizados (GAOR) al mando de alias 5 y 7 en algunos territorios del Magdalena, más específicamente en inmediaciones de Palmor, Ciénaga”, se lee.

“Lo más difícil es que nosotros no tenemos recursos para hacer una campaña política y al ver que pasó el tiempo y nadie respondió a nuestras denuncias, no nos queda más que hacernos a un lado para no legitimar esas elecciones”, afirma Luz Yaruro, excandidata de esa circunscripción y quien también firmó la carta de renuncia. En el documento también mencionan las condiciones de seguridad y detallan que en medio de la contienda electoral las amenazas e intimidaciones se han recrudecido para algunos y que no ha habido respuesta del Estado para garantizar su protección.

En el caso de Lara, por ejemplo, cuenta que apenas pudo trasladarse con recursos propios en su moto a tres municipios para intentar hacer campaña: Chacará, Agustín Codazzi y La Paz. “Intenté entrar a La Mesa pero no me lo permitieron porque ahí solo podía hacer campaña otro. Lo único que pude hacer fue entregar 500 volantes que un amigo me regaló, pero no pude hacer nada más”, dijo.

Le puede interesar: Ningún candidato a las curules de paz ha recibido anticipos para hacer campaña

En Agustín Codazzi según una concejal del municipio ya hay órdenes sobre la votación. “La orden es votar por William Romero Ovalle porque es amigo del Alcalde y porque él es quien está a cargo de conseguirle por lo menos, 3.000 votos”.

El temor de los excandidatos ahora es por su vida. “Nosotros ahora en este momento quedamos expuestos, pero hay que denunciar las cosas y decir quiénes son los que se están metiendo por este lado. No se extrañe de que alguno de los que hemos venido denunciando hasta nos asesinen después de esto, porque así funciona este país y uno es consciente de ese riesgo”, dice con desazón Luis Fernando.

En un acto público llevado a cabo en la mañana de este jueves en la sede de la Registraduría, Lara señaló: “víctimas del conflicto fuimos engañados, utilizados e ignorados por las instituciones”. Aunque por ahora la decisión que tomaron de apartarse de la contienda electoral es irreversible, dicen que esperan que el Consejo Nacional Electoral sea riguroso con la posible persona que quede elegida en esa circunscripción especial “y en caso de que lo amerite, revoquen la candidatura”.

Lea el documento de renuncia completo aquí:

Síguenos en Google Noticias