Colombia + 20
Haciendo País

Alcalde de Pereira admite llamada con señalado narco Calzones para ayuda en paro de 2021

Carlos Maya dijo que, a través de César Augusto Giraldo, pedía favores a los entonces ministros de Defensa y del Interior (Diego Molano y Daniel Palacios, respectivamente). Documentos de la Fiscalía en poder de este diario indican que “Calzones” pertenece a la banda Cordillera, señalada por la Fiscalía de cometer el homicidio del estudiante Lucas Villa.

Redacción Colombia +20
06 de octubre de 2023 - 09:42 p. m.
Alcalde de Pereira admite llamada con señalado narco Calzones para ayuda en paro de 2021
Foto: Archivo Particular

La llamada ocurrió mientras sucedía una reunión con líderesas, concejalas y mujeres activistas de todos los partidos, en la sede de la Corporación Autónoma del Risaralda (CARDER) el 19 de mayo de 2021, en medio del Paro Nacional.

El espacio había sido convocado por medio de una carta pública firmada, entre otras, por la diputada Juliana Enciso, la concejala Nancy Henao y la exgobernadora Elsa Gladys Cifuentes, quienes solicitaban “a la mayor brevedad una Mesa de Diálogo” con “el señor gobernador Víctor Manuel Tamayo, el señor alcalde Carlos Maya, las autoridades de Policía y de inteligencia para buscar una salida conjunta a esta anómala situación que pone en riesgo la voz de jóvenes que buscan, al igual que nosotras, una solución pacífica a través de la protesta, para conservar principios y valores que la sociedad viene reclamando de sus autoridades y gobernantes”.

En contexto: Calzones, el hombre fuerte del uribismo que hizo negocios con narcos

El propio Calzones, en conversación con un periodista de este diario, no negó que las comunicaciones con el alcalde Maya hubieran existido. Cuando se le preguntó si él había llamado al alcalde en medio de la coyuntura del Paro Nacional respondió que no recordaba, pero luego dijo “demás que sí, porque a uno aquí los comerciantes lo buscan a uno, para ver en qué podíamos ayudar o qué se podía hacer para la ciudad, decirle fecha puntual no lo tengo referenciado. A uno lo llama la gente, el secretario de gobierno, yo por ejemplo me dedico a la avicultura, teníamos paso restringido, llamábamos a que nos ayudaran con la Fuerza Pública para los vehículos, todo eso”.

Carlos Maya fue más específico sobre sus conversaciones con alias Calzones. En entrevista con este diario dijo: “Esas llamadas son muy viejas y yo no recuerdo el nivel de detalle, lo único que recuerdo es que como César era tan amigo del Gobierno del presidente Duque, a través de él yo le pedía aumento de fuerza y apoyo del Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior”. Se refería a los ministros Diego Molano y Daniel Palacios, respectivamente.

Maya recordó que Pereira estaba en una situación de caos por los bloqueos y asonadas de algunos manifestantes, y que en esas circunstancias él buscaba apoyo del Ejecutivo, que sólo obtuvo por intermediación de Calzones.

“Hubo un momento en que [el paro] se salió de control, en donde estuvieron acabando con las estaciones de transporte masivo, con los bancos, con los comercios, entonces yo estaba buscando la manera de interactuar con el Gobierno Nacional, en especial con el Ministerio del Interior y el Ministro de Defensa para que mandaran más fuerza pública a Pereira, más ESMAD, más Policía”, puntualizó el alcalde. Y agregó: “Como César Giraldo ha sido vocero del Centro Democrático, del presidente Duque y del presidente Uribe, pues yo recurrí a él a ver si me podía hacer el puente con ambos ministerios […] Luego de que hablé con él, el ministro del interior (Daniel Palacios) me empezó a contestar las llamadas”.

Una investigación de este mismo diario reveló que políticos y empresarios de Pereira cercanos al Centro Democrático, como los excongresistas Gabriel Vallejo y Alejandro Corrales, así como el empresario Eduardo Castrillón, concertaron estrategias para levantar las protestas y bloqueos del paro nacional, entre otras contemplaron la posibilidad de armarse en lo que denominaron “la legítima defensa”.

Vea: La legítima defensa y otras propuestas del uribismo para frentear el paro nacional en Pereira

A su vez, el alcalde Carlos Maya invitó apenas al comienzo del paro, el 3 de mayo, durante las primeras jornadas de las protestas, a consolidar un “frente común” de la fuerza pública con empresarios para acabar con las manifestaciones y saqueos que tenían lugar en la ciudad. Dos días después de esas declaraciones sicarios atentaron contra Lucas Villa y Andrés Felipe Castaño en un plantón pacífico en el Viaducto de Pereira.

Fue en medio de la reunión mencionada al comienzo de este artículo que el alcalde Maya recibió, según una persona que estaba presente en el lugar, una llamada de César Augusto Giraldo “Calzones”, el polémico empresario muy cercano al uribismo al que la Fiscalía señala desde abril del 2021 como un narcotraficante adscrito a la banda La Cordillera.

La persona que vio la llamada entre ambos aseguró que “[el alcalde] Maya tiene grabado en el celular al señor Calzones como César Calzones, cuando el Paro Nacional la primera ciudad que habló de militarizar fue Pereira, el primero que habló de militarizar fue Gabriel Jaime Vallejo, representante del Centro Democrático, y eso inmediatamente fue acogido por el alcalde, antes de que fuera una idea del Presidente [Iván Duque]”, contó esta persona, que por pura coincidencia estaba en la mesa cerca del alcalde y pudo ver cuando su teléfono sonó en medio de la charla.

“El señor Calzones, en medio del Paro Nacional, le quemaba el teléfono a Maya […] Le empezó a sonar el teléfono y era Calzones, pero él no contestó. A los cinco minutos lo llamó Álvaro Uribe, y ahí si contestó. Ese día de esa reunión entendí quién manda acá”, aseguró esta fuente, que pidió reserva de su identidad.

César Augusto Giraldo “Calzones”, un poderoso miembro del Centro Democrático en Pereira, quien se ha presentado a la opinión pública como próspero finquero y comerciante de vehículos en su concesionario Autos La Avenida, en realidad sería un narcotraficante en la sombra, según documentos de la Fiscalía que fueron revelados por la Revista Raya confirmando la investigación de El Espectador y Colombia+20 publicada en mayo de 2021 que exponía los vínculos de Calzones con la mafia.

Lea la investigación: Calzones, el hombre fuerte del uribismo que hizo negocios con la mafia

La investigación de El Espectador evidenció los múltiples negocios de este hombre con el entorno del narcotráfico en el eje cafetero, que vienen por lo menos desde el año 2005, cuando pasaron a su nombre varias fincas de Libia Victoria Cadavid, una mujer cercana al extraditado capo Carlos Arturo Patiño “Patemuro”, y de su esposo también narcotraficante: José Luis Vallejo Tangarife.

Ahora, en el documento de la Fiscalía que fue conocido por Colombia+20, se afirma que “el sujeto César Augusto Giraldo Montoya alias Calzones (Propietario de la consignataria Autos La Avenida en Pereira)” realiza “actividades de lavado de activos para Cordillera a partir de la comercialización de vehículos”.

En un comunicado difundido hoy 6 de octubre, respondiendo a las publicaciones de la Revista Raya, la Fiscalía admitió que los documentos revelados son verídicos y hacen parte de una línea de investigación vigente contra la organización criminal La Cordillera.

Relacionado: Un agente de EE.UU. en la mira por reunión con Libia Victoria Cadavid

La pieza clave del caso Lucas Villa

El organigrama de la banda La Cordillera revelado por la Revista Raya, también en poder de Colombia+20, muestra otros detalles importantes que podrían esclarecer el homicidio del estudiante Lucas Villa. Este documento hace parte de una investigación iniciada en 2021 y tiene fecha del 18 de abril de 2022.

La Cordillera es una poderosa confederación de narcos que han manejado los hilos del entramado criminal en Pereira y zonas del Norte del Valle después de la extradición del antiguo jefe paramilitar Carlos Mario Jiménez “Macaco”.

La misma Fiscalía señaló a la banda La Cordillera de ser la responsable del crimen de Lucas Villa, pero las acusaciones recayeron sobre sicarios y coordinadores de zona con muy bajo rango dentro de dicha estructura, no sobre las máximas cabezas.

Le puede interesar: El expediente oculto de La Cordillera

No obstante, en el organigrama revelado por Revista Raya aparecen juntos alias Calzones y Diego Fernando Ruiz Quintero “Diego Pereira” o “Don A”, un jefe mafioso cercano a políticos de la región, quien sería el máximo jefe de la estructura criminal.

En conversación con este diario Calzones reconoció que sabía quién era Diego Fernando Ruíz Quintero, alias “Diego Pereira”, de quien dijo que era “un comerciante conocido de la ciudad”. Calzones negó haberse reunido con él en 2021 en su compraventa de vehículos, o tener alguna relación comercial y política con él, como indicaron algunas fuentes a este diario.

No obstante, no descartó que Diego Pereira hubiera estado en su negocio: “esto es un concesionario de vehículos, y pues acá se atiende a todo tipo de personas, me imagino que vino a preguntar por un vehículo. Yo en el concesionario permanezco poco porque me dedico a otras actividades como el café”.

Los demás rostros del organigrama

En el documento de la Fiscalía aparecen, además de Calzones y Diego Pereira, por lo menos otros cuatro hombres implicados directamente en el homicidio de Lucas Villa, que ya habían sido mencionados en las investigaciones previas de Colombia+20 sobre el caso.

El más llamativo de todos es José Carlos Londoño Castañeda “Calollero” o “Kaloyelo”, quien figuraba dentro de la línea financiera de la organización. Este sujeto fue el mismo que rondó la escena del crimen antes de los hechos y luego grabó el atentado contra Lucas Villa en el Viaducto desde un puente peatonal cercano, meses después él mismo fue asesinado dentro de su barbería en el centro de Pereira, como lo había revelado Colombia+20 en marzo de este año.

Lea la investigación: El testigo asesinado del caso Lucas Villa

A Calollero la Fiscalía lo investigaba por su relación con la banda, además tenía antecedentes penales por homicidio y una persona que lo conocía desde la infancia aseguró a este diario que dos de sus hermanos fueron asesinados en venganzas mafiosas.

Pero hay más. En el organigrama sobresale “Mao” como parte de la segunda línea operativa, sindicado de ser un coordinador de zona de El Balso (barrio contiguo a San Judas, el lugar de donde salieron los sicarios), quien ya había sido mencionado por informantes como uno de los que recibió la orden de asesinar al estudiante Villa en los primeros días del paro nacional.

En otro reportaje publicado por este diario en diciembre de 2022 se recogía dicha versión: “Hace días dijeron que allá la firma, al que todos le decimos la P, ya le había dado orden a Mao o Mauricio de que había que hacer un homicidio, pero en ese momento no dijeron nada de quién, ni nada”, dice una declaración rendida por un informante el 9 de mayo de 2021, cuatro días después del atentado contra Lucas Villa en el Viaducto.

Y aún hay otros dos implicados dentro del organigrama: en la tercera línea figuran los sicarios y encargados de los cobros de la banda. Entre ellos sobresalen “Carevieja” y “Ñoño”, ambos del barrio San Judas, quienes, según la Fiscalía, concertaron con Jonatan Steven Mejía Hurtado “Truan” el atentado. Este último hombre fue capturado el pasado 13 de julio, acusado por el fiscal Francisco Barbosa de ser el determinador del crimen.

Lea la investigación: Las pruebas contra La Cordillera por el caso Lucas Villa

En ese reportaje de Colombia+20 se había revelado cómo fue la reunión en que se planeó el ataque: “todo lo iban a hacer en una moto RX azul que prestaba Ñoño y la de Trompas, que es una BWS roja con negro, todo quedo así”, declaró un testigo, añadiendo que “del barrio San Judas había salido Jhonatan Truan y Bekan, y otro chino que no conozco, en las motos que habían dicho (...) habían hecho la vuelta en el Viaducto y se habían bajado de nuevo para el barrio, entraron por la quinta derecho, se descargaron del arma que era una Sig Sauer o una Prieto y de las motos, se quitaron la ropa que utilizaron, la echaron en una bolsa negra y la tiraron al río”.

Toda esta información ha estado en poder de la Fiscalía desde hace dos años, la gran pregunta ahora es por qué no se ha capturado y judicializado a los máximos responsables de la organización La Cordillera.

Temas recomendados:

 

Jesus(25812)09 de octubre de 2023 - 12:33 p. m.
A Petro también lo intentaron asesinar en Cúcuta, la tierra del asesino Suarez, el exalcalde. Pero que el fiscal cianuro lo clasificó como una simple pedrada
Bilboco(94325)10 de octubre de 2023 - 04:41 a. m.
Este corrupto y criminal Fiscal debe ser juzgado por ocultar y obstrucción a la justicia. Es parte del entramado.
Hernán(49621)08 de octubre de 2023 - 10:21 p. m.
El Centro Demoníaco y las mafias narcotraficantes la misma cosa son A propósito, de Oscar Iván Zuluaga y de su hijo nada de nada, fiscalía corrupta.
Roberto FP(97545)07 de octubre de 2023 - 09:37 p. m.
El uribismo es quien está detrás de todos estos crimenes, incluyendo el denunciado atentado a Petro cuando era candidato a la presidencia. Son la escoria arribista y clasista del país
Fernando(26247)07 de octubre de 2023 - 08:41 p. m.
Llegó el momento en que el uribismo , incluídos: el cerdo duque, el Matarife y de ahí para abajo en su organigrama delincuencial se tienen que poner serios, buscar abogados que aguanten ese tropel y amarrarse los "calzones" por lo que viene con la Fiscalía de verdad que llega, les va a poner a temblar y a gaguear, no con mentiras e inculpando a los demás como el viejito culibajito.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar