Publicidad
Lee este contenido exclusivo para suscriptores

“Calzones”, el hombre fuerte del uribismo que tuvo negocios con narcos y hace campaña por Fico

César Augusto Giraldo Montoya, conocido en la región como “Calzones”, es un empresario y finquero pereirano muy cercano al expresidente Álvaro Uribe Vélez. Empezó como vendedor minorista de víveres y en pocos años se convirtió en millonario. Ha hecho negocios con narcotraficantes o personas cercanas a la mafia. Cristian Camilo, su hijo, impulsa la campaña de Federico Gutiérrez en Pereira, aunque políticos locales afirman que el padre es el gran promotor en la sombra.

15 de mayo de 2022 - 02:00 a. m.
César Giraldo con Consuelo Londoño, directora regional del Centro Democrático; Gabriel Vallejo y Luis Fernando Arango, candidatos al Congreso, y Álvaro Uribe, en un acto de campaña en Risaralda, en 2018.  / Tomada de Facebook
César Giraldo con Consuelo Londoño, directora regional del Centro Democrático; Gabriel Vallejo y Luis Fernando Arango, candidatos al Congreso, y Álvaro Uribe, en un acto de campaña en Risaralda, en 2018. / Tomada de Facebook

César Giraldo Montoya, conocido como Calzones, ha sido durante la última década el hombre fuerte del uribismo en Risaralda. Fue fundador del partido del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el departamento y ante los medios de comunicación se ha presentado como “coordinador” del Centro Democrático y “delegado especial” de Uribe Vélez en esta región del país; además, fue el principal promotor de la campaña por el no en el plebiscito por la paz, en 2016. En 2018, estuvo detrás de las aspiraciones al Congreso del finquero Alejandro Corrales y del abogado Gabriel Jaime Vallejo Chujfi, según contó el propio Giraldo al portal La Silla Vacía.

Decenas de reuniones públicas y privadas del expresidente Uribe y de su hijo Tomás con políticos de la región se realizaron en El Arriero Colombiano, un restaurante frente al aeropuerto de Pereira que la gente reconoce más por su antiguo nombre: Rancherito Antioqueño. El lugar figura desde febrero de 2019 a nombre de Cristian Camilo Giraldo Botero, hijo de César Giraldo, aunque en registros de prensa se menciona a César como su propietario por lo menos desde un año antes.

Le puede interesar: “La legítima defensa y otras propuestas del uribismo para frentear el paro nacional”

Pero el reconocimiento de Giraldo en Risaralda no se debe solo a su militancia en el Centro Democrático, sino a la fortuna que ha amasado durante sus 48 años de vida. En sociedad, Calzones se presenta como empresario cafetero, pero su patrimonio se ha incrementado de manera desproporcionada y ha realizado negocios con personas condenadas o relacionadas con el narcotráfico.

Personas que conocen su trayectoria indicaron que Giraldo era un hombre muy pobre que empezó con un negocio de víveres en una plaza de mercado de Pereira. Dos décadas más tarde, en 2022, los datos en la Superintendencia de Notariado y Registro mostraban 127 propiedades a su nombre, de sus parientes más próximos o de sus empresas. La mayoría de estos bienes son fincas, lujosas casas rurales y lotes en un condominio que él mismo está parcelando.

Estos hechos son de público conocimiento en el sector empresarial y político risaraldense; pero, aun así, Giraldo sigue siendo un personaje muy influyente en la política local. De hecho, por su restaurante El Arriero Colombiano han desfilado personajes relevantes del uribismo, como los congresistas Carlos Felipe Mejía, Alejandro Corrales y Gabriel Vallejo, los precandidatos Rafael Nieto y Óscar Iván Zuluaga, y hasta Iván Duque durante su campaña a la presidencia, en la que César Giraldo estuvo muy involucrado. Incluso, el hombre acompañó a Duque en la capital el 16 julio de 2018, durante la entrega de credenciales al electo mandatario.

Giraldo ha sido muy cercano a la campaña de Federico Gutiérrez en Risaralda desde que este se presentó como precandidato a la consulta del Equipo por Colombia. Su hijo, Cristian Camilo Giraldo Botero, de 24 años, oficia como “enlace juvenil” y se presenta como coordinador del voluntariado para la campaña. El joven se graduó recientemente como administrador de empresas en la Universidad Católica y lleva tres meses continuos realizando reuniones y actos de proselitismo a favor del candidato, varios de ellos en el restaurante El Arriero Colombiano, usado para eventos como mítines y distribución de publicidad del candidato.

En entrevista con este diario, Cristian Giraldo reconoció que él y su padre están involucrados con la campaña, aunque después añadió que César no juega un rol protagónico esta vez. Sin embargo, una fuente muy cercana al Centro Democrático en Pereira, que no quiso dar su nombre por razones de seguridad, le dijo a El Espectador que César, el padre, es quien está detrás de la campaña de Gutiérrez.

“Él le está dando el protagonismo a Cristian como para que empiece a manejar los temas políticos, pero Cristian no tiene la capacidad de convocatoria ni de movilización porque es un muchacho muy joven que no había estado en la política. Ahora, de un día para otro, emprendió la coordinación de juventudes y uno se pregunta para dónde va con eso. No descarto que Giraldo esté pensando en llevarlo a la Asamblea Departamental en las próximas elecciones. Pero lo que sí es cierto es que las decisiones las toma el papá”, afirma la fuente.

(Cristian Giraldo durante un evento de Federico Gutiérrez el 14 de mayo en Pereira. Tomado: Instagram)

Lea también: Campaña Fico: César Gaviria y ala liberal saldrán a la plaza pública para apoyarlo

Sobre el poder de Giraldo en el Centro Democrático, esta persona apunta que “no es un secreto que es él quien pone y quita avales” para el partido. “Hay una directiva departamental, pero todo lo que se hace obedece a lo que diga Giraldo. Las reuniones se hacen en sus restaurantes, las directivas se movilizan en sus carros. Es por ahí que tiene acceso y que empieza a gestionar sus negocios (...) A las campañas hay que entrar con plata y la plata no siempre viene de la gente buena. Las instrucciones de Giraldo en Pereira son las que se cumplen”, asegura.

Y agrega que Giraldo es la persona más cercana al expresidente Uribe en Risaralda. “Es el embajador, la voz de Uribe en este departamento. Por eso Giraldo está en todos los eventos, en todas las comitivas. De hecho, siempre dice que todos los días habla con el expresidente. Y es cierto que cuando uno tiene que hablar con Uribe, la vía más fácil es hacerlo por Giraldo”, dice.

La publicidad de Fico Gutiérrez se apreciaba con claridad hasta mediados de abril en dos de las empresas de los Giraldo: Autos La Avenida y el restaurante El Arriero Colombiano. Pero la valla doble instalada en el lote del restaurante fue retirada en los días del escándalo que suscitó el candidato por sobrepasar los topes permitidos.

Le puede interesar: En uno de cada cuatro municipios no se ha regulado uso de la propaganda electoral

Cristian Giraldo acompañó a Rodrigo Lara, fórmula vicepresidencial de Fico Gutiérrez, durante su recorrido por Pereira el pasado 7 de mayo; además, ha liderado caravanas de la campaña en el occidente del departamento y reuniones con líderes políticos en municipios como Santuario, según contó Giraldo en sus redes sociales. En entrevista con este diario, explicó que recorrió cuarenta municipios del Eje Cafetero y el norte del Valle haciendo “pedagogía” para que Fico ganara la consulta.

Cristian lideró también seis jornadas para instalar publicidad de la campaña en vehículos, llamadas “pegatones”. En una sola de estas jornadas se instalaron avisos en 800 vehículos, según le contó a Véalo, un canal local de Facebook. Esta actividad se realizó en las afueras de la Comercializadora Autos La Avenida, un negocio de su padre.

De minorista de verduras a millonario

Los cuestionables negocios de César Giraldo comenzaron el 11 de marzo de 2005, cuando suscribió una compraventa en la Notaría Quinta de Pereira con la señora Libia Victoria Cadavid Sierra, quien para la época declaró ser residente en Estados Unidos, casada y con sociedad conyugal vigente.

La transacción se hizo por el 68% de varias fincas cafeteras contiguas, ubicadas en la vereda Montelargo, de Pereira. Los nombres de los predios son Villa Patricia, El Silencio, El Recreo y La Gramínea. El negocio se cerró en $123 millones, que tanto Libia Victoria como su hija Carolina Vallejo Cadavid aseguraron tener “recibidos satisfactoriamente”. Madre e hija habían adquirido las propiedades un año antes.

Libia Victoria Cadavid y Carolina Vallejo son, respectivamente, esposa e hija de José Luis Vallejo Tangarife, un narcotraficante oriundo de La Virginia (Risaralda), en aquel entonces buscado por las autoridades estadounidenses. Vallejo Tangarife trabajó con Carlos Arturo Patiño Restrepo, alias Patemuro, un mafioso del cartel del norte del Valle a quien tribunales de Justicia y Paz le atribuyeron numerosos homicidios y la financiación de grupos paramilitares, cuyo centro de operaciones giraba entre Pereira, Viterbo, La Virginia y el occidente de Caldas y Risaralda.

Además: Gobierno autorizó extradición masiva a Estados Unidos

Libia Victoria Cadavid además fungió como emisaria de Patemuro cuando este quiso sobornar a Romedio Viola, exagente de la DEA, para tratar de evadir su extradición. El mismo Patemuro confirmó los hechos en una carta que entregó a la Fiscalía el 17 de abril de 2007, apenas cinco días después de su captura en Bogotá.

Aquella negociación, en la que también estuvo involucrado José Luis Vallejo, fue revelada por este diario en 2009, aunque ocurrió entre marzo y abril de 2004. Vallejo acabó extraditado en 2008 a los Estados Unidos por narcotráfico. El mismo destino tuvo Patemuro, quien cumple una pena de cuarenta años.

La compraventa del 2005 no fue el único negocio de César Giraldo con la familia del narcotraficante José Luis Vallejo. Giraldo también adquirió entre 2005 y 2006 el porcentaje restante de los predios antes mencionados, esta vez la transacción fue con Steven y Nathalia Vallejo Cadavid, hijos menores del matrimonio.

En 2011, Giraldo volvió a comprar otro predio de Vallejo: la finca El Idilio, colindante con los predios anteriores. Un año más tarde adquirió, por $206 millones, un lote desenglobado en la vereda El Guayabo, que también figuraba a nombre de José Luis Vallejo, como consta en la escritura pública 2.824 de 2012 de la Notaría Primera de Pereira. Vallejo, sin embargo, no acudió a firmar la escritura porque en esa fecha ya había sido extraditado (agosto de 2008), aunque en el documento se lo referencia como “vecino de Bogotá”. Fue Libia Victoria Cadavid, su esposa, quien suscribió el negocio como apoderada.

Lea también: Política de drogas en era Duque fue en contravía del Acuerdo de Paz, dice informe

Un dato llamativo de esta transacción es que, de acuerdo con información de Supernotariado y Registro, el narcotraficante Vallejo Tangarife aparece aún como propietario del resto de esa finca, identificada con la matrícula inmobiliaria 290-193264. El predio es contiguo a los demás y queda justo enfrente de una granja que era administrada por Avisann SAS, la empresa avícola de la que es dueño César Giraldo.

Estos no son los únicos negocios de Giraldo con personas cercanas a la mafia. En 2015, compró una finca en Belalcázar (Caldas), propiedad de Luz Dary Ramírez Betancurt y Jonny Andrés Valencia Ramírez, quien no firmó la escritura y aparece con domicilio en Itaí (Brasil). Fue Luz Dary Ramírez quien actuó como apoderada en el negocio, gracias a un poder tramitado en un consulado. Este diario encontró registros de un colombiano con idéntico nombre, Jonny Andrés Valencia Ramírez, quien aparecía como condenado y preso en 2015 justamente en la ciudad de Itaí, tras ser capturado en el marco de la Operación Semilla, que desmanteló una ruta del narcotráfico en la Amazonia.

En 2017, Giraldo, en compañía de Josué de Jesús Botero, adquirió un predio en la vereda El Estanquillo, de Pereira. El vendedor era un sujeto llamado Piter William Londoño Duque, antiguo dueño de un parqueadero en el centro de Pereira que había comprado a John Jairo Jaramillo Sánchez, alias el Meme, jefe de la banda Cordillera, asesinado en un condominio en las afueras de la ciudad, en 2015. En registros de la justicia estadounidense se encuentra también el nombre de Piter William Londoño Duque, relacionado como un distribuidor de heroína que estuvo preso en Estados Unidos y apeló su sentencia, solicitud que fue negada en 1999 por una Corte de Texas.

También puede leer: Esta es La Cordillera, el grupo criminal que habría tramado atentado contra Petro

Los tratos de Londoño Duque con la Cordillera tienen otros antecedentes. En 2013 este hombre fue investigado por lavado de activos junto a Diana Milena Ocampo Jaramillo, testaferra del Meme. La Cordillera es la organización mafiosa que controla el narcotráfico en Pereira, fundada hace dos décadas por el paramilitar Carlos Mario Jiménez, alias Macaco. Aunque ha tenido un relevo de jefes desde entonces, su estructura y poder permanecen intactos. Hoy, según las autoridades, el jefe es Diego Fernando Ruiz, conocido como Diego Pereira o don A. Es la misma banda a la que Gustavo Petro señaló de planear un atentado en su contra.

Este diario encontró que, en 2021, Giraldo compró una casa en un exclusivo sector de Pereira. De acuerdo con el Certificado de Tradición, el vendedor fue Cristian Camilo Rengifo Mesa, quien figura en la base de datos de la Rama Judicial condenado por extorsión. También dos fincas en Salento, Quindío. En el Certificado de Tradición figura en dicha transacción un sujeto llamado Yeison Darío Mora Guerrero, quien aparece en la base de datos de la Rama Judicial condenado en un proceso contra una banda de adulteradores de licor. El valor de ambas transacciones sumó los $750 millones.

Lea también: La historia de La Cordillera, el grupo criminal señalado del asesinato de Lucas Villa

Un patrimonio exagerado

En 2005 César Giraldo creó la sociedad CJ Giraldo Botero y Cía. junto a su esposa, hermana e hijos, con un capital pagado de $300 millones. En marzo de 2007, suscribió la sociedad Comercializadora Autos La Avenida, una compraventa de vehículos de alta gama en la avenida 30 de Agosto n.° 23-73, contigua al Parque Olaya, de Pereira. Esta empresa tenía en 2017 un capital pagado de $300 millones.

Giraldo también incursionó en el sector avícola. En 2016, constituyó la empresa Avisann SAS con un capital pagado de $500 millones, de la cual es el único socio. Para 2018, el capital de Avisann se había incrementado a $750 millones y en 2021 un acta de la Cámara de Comercio reveló un “aumento en la cuenta prima en colocación de acciones por valor de $2.397’600.000”. Su próspero negocio lo llevó a ser parte de la junta regional de Fenavi para el período 2018-2020.

El Espectador también tuvo acceso a la información financiera de César Augusto Giraldo Montoya, con corte a marzo de 2022. El cupo asignado a sus productos rotativos, como tarjetas de crédito, supera los $1.235 millones. Apenas un indicativo de las enormes sumas de dinero que mueve por sus cuentas.

Se pronuncia la campaña

El Espectador consultó a Mauricio Cardona Jaramillo, empresario pereirano que es amigo de infancia de Fico Gutiérrez y quien, hasta hace pocos días, se presentaba a los medios como “gerente de la campaña” en Risaralda. En la entrevista negó ser gerente, fue enfático en desmarcarse, asegurando que en Pereira no existe una campaña oficial ni organizada, sino un grupo de “voluntarios”, de los cuales él hace parte.

Cardona aceptó que conoce a Cristian Giraldo y a su padre, César, aunque dijo no saber nada sobre los negocios de Giraldo con narcotraficantes. Fue insistente en que no estaba autorizado ni podía referirse a estos temas a nombre de la campaña y que cualquier pronunciamiento oficial debería venir de Medellín.

Desde Medellín los encargados de prensa de la campaña de Federico Gutiérrez explicaron que “el candidato se encontraba en territorio” y no podía dar declaraciones. Sin embargo, respondieron lo siguiente: “Cristian Giraldo hace parte del grupo de voluntarios jóvenes que realizan actividades de campaña en el departamento de Risaralda. César Giraldo no juega ningún rol oficial en la campaña”. Sobre los negocios que ha hecho César Giraldo con narcotraficantes aseguraron que la campaña “no tiene conocimiento”.

Las respuestas de Giraldo

César Giraldo contestó el viernes en la noche sobre el cierre de la edición un cuestionario enviado por esta redacción. En el documento asegura que “no formo parte de la estructura orgánica de la campaña presidencial de Federico Gutiérrez, es decir, no tengo rol ni funciones dentro de ella. No tengo función como tal en el Partido Centro Democrático, sin embargo, desde hace algunos años, he formado parte del Comité Departamental del Partido”.

A la pregunta de cómo justifica el incremento de su patrimonio durante los últimos 20 años, el señor Giraldo confirmó que tiene “más de cien predios”, entre ellos seis fincas con varias fichas catastrales, dedicadas al cultivo del café, aguacate, plátano y banano. Confirmó también que es el accionista mayoritario en Autos La Avenida y único socio en Avisann SAS. “Mis actividades económicas principales personales son: caficultor y cultivo de aguacate, promedio últimos 5 años en ventas 5.100 millones de pesos; compra y venta de propiedad raíz”. César Giraldo fue enfático al adjuntar su Certificado de Antecedentes Penales expedido por la Policía Nacional asegurando que “así las cosas, se pone de presente ante El Espectador que no tengo antecedentes penales, luego agregó “no poseo anotaciones penales, ni tengo requerimientos pendientes con autoridades judiciales”.

Sobre los negocios que realizó con personas condenadas o relacionadas con delitos de narcotráfico, el señor Giraldo respondió: “Efectivamente le compré un predio rural al señor Piter William Londoño, el cual todavía conservo. Desconozco los vínculos del señor Londoño con terceras personas, tal y como ustedes lo citan en su pregunta. Tampoco conozco de sus eventuales antecedentes penales y/o judiciales”.

Acerca de las transacciones con José Luis Vallejo y su familia, afirmó: “A ellos les compré un predio rural. Este predio fue objeto de unos desenglobes, tal y como se advierte en las escrituras e instrumentos públicos. De estas operaciones notariales, hay un remanente, el cual fue conservado por el señor Tangarife (sic), el cual sigue siendo de él. Es de anotar que en ejercicio de mis actividades económicas, he comprado diversos predios y a distintas personas, por lo tanto, en ese rol los he conocido a ellos y muchas otras personas.

Sobre la pregunta a una compraventa con un hombre presuntamente en delitos de narcotráfico en Brasil, Giraldo no puntualizó nada en específico, pero aclaró que: “las compraventas que he realizado, todas han sido bajo la plena observancia de la ley. En tal sentido, tanto inmuebles como vehículos han sido adquiridos previa verificación de que sobre ellos no exista limitación alguna sobre su propiedad o tenencia. No podría no llegar más allá o ejercer un rol de Policía Judicial o de Investigador Criminal para determinar la historia de cada una de las personas”.

También le preguntamos por los negocios con Yeison Darío Mora Guerrero, vinculado a una banda de adulteradores de licor, a lo que aseguró “debo verificar en documentos si, efectivamente [esos predios] estuvieron a nombre de las personas que menciona”. Sobre la pregunta a una compraventa de una casa en el barrio Pinares, que según el Certificado de Tradición se hizo con Cristian Camilo Rengifo Mesa, condenado por extorsión, su respuesta fue que “de momento no se me hace conocido ese nombre”, en cambio, Giraldo dijo que esa casa la había comprado a al señor William Cataño “reconocido socialmente como comerciante de la región”.

A una pregunta sobre su posible relación con el narcotraficante conocido como Patemuro, respondió: “No he tenido ninguna relación con él. Ni negocios o actividades comerciales, ni mucho menos particulares o privadas”.

Temas recomendados:

 

Bueno Bueno(20426)17 de mayo de 2022 - 12:41 a. m.
Calzones, otro amigo del matarife, jefe de campaña del cd en Risaralda, otro buen muchacho del matarife para quien es un hombre probo. Pasó de tener un puesto en la plaza de mercado a ser un acaudalado hacendado, haciendo negocios con narcos condenados, siendo testaferro. Un típico buen muchacho del matarife que hace campaña por duque II
Carlos(64282)16 de mayo de 2022 - 11:33 p. m.
Así desde la ingenuidad, por qué todos los caminos del narcotráfico y paramilitarismo llevan a Uribe, caen sus familiares, amigazos, cómplices todos, pero al culibajito no le pega nada, así nos va
Rodrigo(55518)16 de mayo de 2022 - 06:55 p. m.
Entiendo que ese señor es el par de la King kong del señor de las bolsas, o de Ivan Marques el fututo mindefensa de colombia?
Héctor(15733)16 de mayo de 2022 - 06:29 p. m.
Qué buen artículo, claro, coherente y sustentado con datos. Buen periodismo que devela las realidades ocultas que hieden y pretenden seguir gobernando.
JJ11072022(4437)16 de mayo de 2022 - 05:17 p. m.
Bien por el espectador, hasta me entero de que es mamerto porque destapa la corrupción , la mafia y a los paras
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar