Paz y Memoria

18 Jan 2022 - 10:42 p. m.

Candidata a curul de paz en Urabá habría falsificado su título universitario

Dibia Escobar fue secretaria de Movilidad de Turbo en una alcaldía del Centro Democrático. Debió renunciar a ese cargo cuando se hizo público que su diploma en Comercio Internacional de la Universidad Antonio Nariño no era auténtico y la Fiscalía abrió una investigación en su contra.
Sebastián Forero Rueda

Sebastián Forero Rueda

Periodista Colombia 2020
Dibia Estela Escobar Mendoza se desempeñó como secretaria de Tránsito y Movilidad en Turbo entre enero de 2016 y diciembre de 2017.
Dibia Estela Escobar Mendoza se desempeñó como secretaria de Tránsito y Movilidad en Turbo entre enero de 2016 y diciembre de 2017.
Foto: Facebook Alcaldía de Turbo

Dibia Estela Escobar Mendoza fue la primera persona en inscribirse como candidata a la curul de víctimas en la región del Urabá antioqueño, junto con su compañero de lista, Hildemaro Cruz Borja.

Escobar Mendoza es oriunda de Turbo y es víctima del conflicto armado en esa región porque su padre, el sindicalista bananero Nisardo Escobar, fue asesinado el 15 de enero de 1973. “Fue uno de los primeros muertos de Urabá”, dice la hoy candidata, quien se crió en zona rural de Turbo de la mano de su madre, una mujer campesina. Luego, cuenta ella, emprendió su trabajo con una fundación de mujeres en el corregimiento de Currulao.

Lea: Las denuncias tras la campaña de Jorge Tovar, hijo de Jorge 40, a la curul de paz

Sin embargo, el nombre de Dibia Escobar es conocido en el municipio de Turbo por un episodio ocurrido cuando ejerció como secretaria de Tránsito y Movilidad, entre 2016 y 2017, en la alcaldía de Alejandro Abuchar. Cuando la funcionaria ya iba a cumplir dos años al frente de esa cartera, le estalló un escándalo al salir a la luz que el título profesional que acreditó para asumir el cargo habría sido falsificado.

En diciembre de 2017, medios locales hicieron público que el diploma de Comercio Internacional de la Universidad Antonio Nariño que presentó ella sería falso, pues revelaron una misiva enviada por esa institución educativa al Ministerio de Educación en la que se leía: “Una vez revisado el sistema de base de datos de graduados; se encontró que la señora Dibia Estela Escobar Mendoza, Secretaria de Movilidad del Municipio de Turbo, no se encuentra registrada con ningún título de ningún programa académico de esta Universidad”.

En el mismo documento la universidad reafirmaba que no había expedido título en Comercio Internacional a nombre de la funcionaria y que existían inconsistencias en el formato del diploma, título y firmas que ella había presentado, lo cual dejaba en evidencia que se trató de una falsificación del título profesional.

La denuncia escaló al punto que el 6 de diciembre de 2017 la alcaldía de Turbo respondió con un comunicado en el que aseguró: “La exfuncionaria, quien a la fecha de los hechos se encontraba en incapacidad médica, fue llamada al despacho del señor alcalde para ser escuchada en entrevista para conocer a fondo el tema”. Y, enseguida, explicó que Dibia Escobar decidió retirarse del cargo mientras se esclarecía la situación y las entidades encargadas de investigar cumplían con su labor.

En efecto, la Fiscalía General citó a Escobar a interrogatorio para ese 7 de diciembre por esos hechos, como lo dieron a conocer entonces medios locales. Sin embargo, esa investigación, según rastreó Colombia+20, no arrojó resultados y la exfuncionaria no fue sancionada en su momento. Dos semanas después de su renuncia, el 18 de diciembre, el alcalde posesionó al nuevo secretario de Movilidad, Yamith Quejada.

Consultada por Colombia+20 sobre la presunta falsificación de su diploma, la candidata respondió taxativamente: “Eso no lo ha juzgado nadie”. Y añadió: “Yo ahora soy candidata a la cámara especial de víctimas, donde cumplo con los requisitos porque soy víctima, porque para llegar al congreso tienes que ser colombiano, haber sido víctima y vivir en Turbo. Esas son las condiciones que tiene hoy esta cámara especial”.

Lea también: Esposa de político uribista y cantante cercano a gamonales aspiran a curul de paz

Sin embargo, en varias ocasiones evadió responder si es o no profesional en Comercio Internacional, como lo decía el título que en su momento quedó en la palestra, y en cambio sostuvo que pronto se va a graduar de administradora de empresas en la Universidad San José, de Bogotá. La candidata aseguró que enviaría su hoja de vida para ser transparente con su formación, pero hasta el momento de publicación de este artículo no la remitió.

Sobre ese episodio, que terminó en su renuncia al cargo, sostuvo: “A mi nadie me echó; renuncié, como renuncia cualquier persona a un cargo público. Hoy estamos hablando de la cámara especial, no desvirtuemos lo importante por lo que pasó; aquí es en lo que en este momento estamos”.

La falsificación en su título profesional no es el único episodio que genera dudas alrededor de la candidatura de Dibia Escobar a la curul de paz en el Urabá antioqueño. Precisamente al cargo al que debió renunciar cuando estalló el escándalo había llegado en enero de 2016 nombrada por el recién posesionado alcalde Alejandro Abuchar, en cuya campaña ella había participado. Abuchar llegó a ser alcalde de la mano del Centro Democrático, partido que se opuso de frente a las curules de víctimas, una de las cuales quiere ocupar hoy la exfuncionaria de esa administración. El entonces candidato incluso agradeció públicamente al expresidente Álvaro Uribe por el aval de su partido para aspirar a la alcaldía, que finalmente ganó.

Dibia Escobar hace parte del grupo de funcionarios nombrados por el alcalde Alejandro Abuchar que luego terminaron cuestionados en la opinión pública por distintos escándalos. La secretaria de Hacienda Lucía Chaverra, por ejemplo, fue la responsable del plagio que cometió esa alcaldía en el documento de presupuesto para el año 2019. En esa ocasión, los concejales advirtieron el hecho al darse cuenta de que en el documento se leía la expresión Turbo “de Indias”, como en la ciudad de Cartagena. Al revisar el documento de esa ciudad, quedó en evidencia que se habían copiado y pegado fragmentos enteros de ese documento. O el caso del jefe de la Oficina Jurídica, Jairo Alfredo Álvarez, a quien Abuchar posesionó sin los requisitos exigidos para el cargo, por lo cual luego lo sancionó la Procuraduría.

Le recomendamos: Abogado de empresarios vinculados al despojo es el nuevo defensor del pueblo en Urabá

Pero al margen de la trayectoria de Escobar Mendoza en la política de Turbo, también genera dudas la filiación política de su compañero de lista, Hildemaro Cruz, quien en sus redes sociales no ha ocultado sus preferencias políticas. En las pasadas elecciones a alcaldía de Turbo, Cruz apoyó al entonces candidato por el Partido Conservador William Palacio Valencia, quien ya había sido dos veces alcalde del municipio y ha sido investigado por la Fiscalía por nexos con paramilitares. Freddy Rendón Herrera, conocido como El Alemán, ha señalado a Palacio Valencia de tener vínculos con el bloque paramilitar Élmer Cárdenas y de haber recibido apoyo de ese grupo cuando fue candidato a alcalde de Turbo por primera vez, en 2003.

Sobre ese apoyo de su compañero de lista al exalcalde y excandidato, Dibia Escobar respondió que “lo importante es quién es Hildemaro Cruz, no quién es William Palacio. Hildemaro es un hombre que se ha hecho a pulso, que fue víctima, que ha trabajado por las comunidades. Hoy Hildemaro no está apoyando a William (Palacio), es candidato a la cámara especial”.

Las dudas en torno a la candidatura de esta fórmula no son menores en la circunscripción del Urabá, compuesta por los municipios de Carepa, Chigorodó, Dabeiba, Mutatá, Necoclí, San Pedro de Urabá, Apartadó y Turbo. En la agenda de las víctimas de esta región ocupa uno de los renglones más importantes la restitución de tierras, por la magnitud que tuvo en la zona el despojo a manos de grupos paramilitares. De hecho, Turbo es el municipio con más solicitudes de restitución en todo el país.

Síguenos en Google Noticias