Colombia + 20
Haciendo País

Los llamados de urgencia a delegación del Gobierno con ELN tras reunión en Chocó

Luego del paro armado en ese departamento, parte del equipo del Gobierno en la mesa de diálogos con esa guerrilla viajó a Quibdó para un encuentro con autoridades locales y las comunidades afectadas. Colombia+20 estuvo en la cita.

Andrés Osorio Guillott
17 de febrero de 2024 - 11:09 p. m.
Varios integrantes de la delegación del Gobierno del proceso de paz con el ELN se reunieron este sábado con alcaldes y comunidades del Chocó.
Varios integrantes de la delegación del Gobierno del proceso de paz con el ELN se reunieron este sábado con alcaldes y comunidades del Chocó.
Foto: Delegación del Gobierno

Pasó más de un año para que la delegación del Gobierno en el proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) volviera a la región del Chocó.

Cerca de siete paros armados se han dado en ese lapso por órdenes de la guerrilla. El último, en la subregión del San Juan, se levantó hace apenas tres días. En vista de estos acontecimientos, varios representantes del Gobierno asistieron este sábado a Quibdó, capital del departamento, con el objetivo de escuchar a las comunidades afectadas y plantear una estrategia para que la población civil se sume a los diálogos y cuente con las garantías necesarias para que se le respeten sus derechos.

“Hemos venido una nutrida delegación del gobierno a raíz de la última crisis que hubo en este territorio por el paro armado, pero buscando, más allá de eso, caminos de paz y escuchar a las comunidades; hacer presencia y explicar lo que estamos haciendo en la mesa. Lo que queremos decir es ‘aquí estamos y escuchamos’. Queremos que cesen estas violencias, pero esto es un proceso, una negociación y esto es paso a paso”, aseguró durante el encuentro Vera Grabe, jefe negociadora del Gobierno en la mesa de diálogos.

Puede leer: Violencia en regiones pone a prueba negociaciones de paz y ceses al fuego con grupos armados

Los distintos confinamientos que se han presentado en las regiones del Bajo Baudó y el San Juan se deben a los enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo (o AGC), grupos que se han disputado por varios años el control de estos territorios, estratégicos para su movilidad y el desarrollo de economías ilegales.

En varias oportunidades, la guerrilla ha justificado estos paros armados asegurando que se hacen para “salvaguardar la vida de la población” por aparentes retenes ilegales y presencia del Clan en estas zonas.

A la reunión, que se extendió hasta finales de la tarde, asistieron también los senadores Iván Cepeda y María José Pizarro, miembros del Mecanismo de Monitoreo y Verificación del cese del fuego, autoridades locales, líderes y defensores de derechos humanos de la región, que hicieron un llamado a lograr una articulación para que se supere la violencia y la sociedad civil sea un agente activo en los diálogos de paz.

Lea también: Gobierno asegura que no existe informe de inteligencia sobre fortalecimiento de ELN

Comunidades piden incluir sus voces en la negociación

La gobernadora del Chocó, Nubia Córdoba, afirmó que “en este proceso de negociación, el Chocó quiere que encuentren importante y valioso poder trabajar en las condiciones que hoy afectan los derechos humanos de la comunidad. Esperamos que incluyan las voces de las autoridades territoriales, de las autoridades étnico-territoriales, de las comunidades y poder garantizar que del proceso de negociación con la inclusión de esas voces se puedan tomar decisiones que puedan también tener en cuenta las necesidades del departamento del Chocó y puedan aminorar los impactos en este departamento de cara a este proceso de salida negociada al conflicto que vivimos con el ELN y otros grupos armados que hacen presencia en el territorio”.

Elizabeth Moreno, defensora de Derechos Humanos y coordinadora del Foro Interétnico Solidaridad Chocó, también se refirió a la importancia de poder articular la participación de la población civil en el proceso.

“Nosotros tenemos la confianza de que la negociación será un éxito, teniendo en cuenta esa participación de las comunidades, porque no se puede tejer o desarrollar una mesa donde solamente estén el Estado y los victimarios, y no las víctimas. Es fundamental que las víctimas y los territorios, que somos los que sufrimos la violencia, conozcamos de primera mano y poner al conocimiento de la mesa lo que vivimos a diario”, señaló.

Aunque Moreno aseguró que hay confianza en el proceso, no dejan de existir dudas con respecto a la postura del ELN, y específicamente del Frente de Guerra Occidental, que es el que opera en la región: “Nosotros hoy vemos con gran incertidumbre desde los territorios cuál es la decisión que realmente esté tomando el frente del ELN que está en el departamento del Chocó”.

Además: Así se invertirá la plata del fondo multidonante para el proceso de paz con el ELN

Respecto a estos temas, la jefa negociadora del Gobierno aseguró: “Estamos comprometidos con la superación de estas violencias. Esto solamente avanza si tenemos esas voces. Nosotros no podemos suplantar a las comunidades. Siempre está planteado que participen en la mesa. La idea es que hablen directamente con el ELN”.

Iván Cepeda: “Hemos avanzado lo que nunca se logró con el ELN”

El senador Iván Cepeda, que también hace parte de la delegación del Gobierno, presentó en la reunión la estructura de los diálogos, los puntos a tratar desde que se instaló la mesa en noviembre de 2022 con el ELN, los avances y lo que viene en el proceso.

“Hemos completado un año y casi seis meses de labores en esta mesa de diálogo. Durante ese lapso hemos firmado 27 acuerdos con el ELN. Algunos de esos acuerdos tienen numerosos protocolos que los complementan, como es el cese al fuego de carácter bilateral, nacional y temporal. El más importante de esos acuerdos es el Acuerdo de México, en el que figura la agenda de este proceso de paz y digamos que el sentido que tiene esta negociación. Con el ELN nos hemos puesto de acuerdo en intentar llegar a una visión común de paz, que se fundamenta en la idea de que esta debe ser el resultado de transformaciones políticas, sociales y económicas en los territorios del nacional a través de una consecución de un acuerdo nacional. Esa es una formulación general que contiene los seis puntos de nuestra agenda”, comentó Cepeda.

Cepeda aclaró además que, de los seis puntos de la agenda (participación, democracia, transformaciones, víctimas, fin del conflicto armado y el sexto, plano nacional de ejecución de transformaciones.), han tratado cuatro, los tres primeros (participación, democracia y transformaciones) y, que hace poco, empezaron a desarrollar temas del quinto (fin del conflicto armado).

Puede leer: Diálogos con ELN: las claves de los acuerdos del sexto ciclo y lo que se viene

Y sobre ello, el senador aclaró que en los tres primeros puntos de la agenda está implícita la participación de la sociedad en la construcción de la paz: “Hemos creado una primera estructura del proceso que se llama el Comité Nacional de Participación, que desde el 3 de agosto hasta el presente ha hecho 53 eventos, en los cuales han participado cerca de 4.500 personas para diseñar esa participación, pues esta empezará en mayo de este año cuando tengamos el plan que presentaremos territorial y nacionalmente. Entre este mayo y mayo de 2025 debemos terminar los tres primeros puntos de la agenda”.

¿Hay incongruencia con los confinamientos en medio del cese al fuego?

La preocupación por los confinamientos se suma a otros hechos que han dejado en duda el compromiso del ELN con la paz. Sin embargo, pese a la incoherencia que esto supone, sobre todo teniendo en cuenta la prórroga del cese al fuego a principios de este mes, estos confinamientos no hacen parte de las acciones prohibidas, lo que no implica una violación al cese.

El senador Cepeda se refirió al tema. “Este cese, como dijo la gobernadora, ha permitido interrumpir las acciones de enfrentamientos entre la fuerza pública y el ELN, lo cual tiene un impacto positivo en el conjunto global de la situación humanitaria, pero es un cese incompleto porque tiene muy pocas acciones para proteger a la población civil. En el último ciclo de diálogos avanzamos en cuatro acciones más que son la prohibición expresa de uso de menores de edad, el no uso de insignias, emblemas de manera pérfida en el conflicto, el no obstruir de ninguna manera las misiones humanitarias en zonas de conflicto o desastre natural, el no utilizar grupos armados terceros en la confrontación, y por último, aparte de las mencionadas, la suspensión del secuestro por razones económicas. Hemos avanzado lo que nunca se había logrado en los diálogos con el ELN. Un tema que necesitamos resolver es que además del cese al fuego surja la desactivación de enfrentamientos entre los grupos armados”.

En otros temas: La paz con el Clan del Golfo y las ACSN, en vilo ante inacción del Gobierno Petro

Sobre esto, la gobernadora del Chocó dijo que la condición de plantear solamente el cese al fuego “es insuficiente porque esta refiere solamente a un cese de hostilidades” entre fuerza pública y ELN.

“Yo creo que esto debe extenderse a la comunidad, debe extenderse al Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos de las comunidades. Hemos hablado de un cese de hostilidades, de un cese de acciones antihumanitarias que incluya el minado, las amenazas a las actividades de desmovilización o de actividades ordinarias de la comunidad que por cierto incluye, el cultivo, la asistencia a las escuelas por parte de los niños, la asistencia a los hospitales y todas las actividades que se afectan cuando hay una condición como el paro armado”, añadió Córdoba.

De otro lado, tras recordar que la comunidades se están viendo afectadas principalmente por los enfrentamientos entre el Clan del Golfo y el ELN, le hizo un llamado al grupo sucesor del paramilitarismo: “Si hay voluntad de paz, permitan que esta mesa no sea solamente un ejercicio bilateral, sino que los actores del conflicto se sienten a negociar la paz”.

Más de 60.000 personas afectadas desde 2020

A la gobernadora del Chocó le preguntamos por las afectaciones que han dejado los confinamientos en la región.

Códoba aseguró que “en el último paro armado tuvimos una afectación aproximada de 27.000 personas, que corresponden con tres de los municipios que estuvieron planteados en el panfleto, pero podría extenderse a 40.000, teniendo en cuenta que la cuenca media y baja del Río San Juan tiene la misma dinámica”.

Puede leer: Tras una dura discusión, Gobierno y ELN extienden el cese al fuego por seis meses

La gobernante aclaró que “esa misma cifra rota en la medida en que rotan las órdenes en el territorio, pero en los últimos cuatro años, entre desplazados y confinados, tuvimos 60.000 personas. En lo particular, hoy hay una afectación adicional, y es que son ocho municipios los que detienen todas sus actividades y tránsito fluvial, y en general, con las carreteras Quibdó-Medellín y Quibdó-Pereira, estamos afectando al departamento en su totalidad porque por esas dos vías ingresa el 85 % de la carga comercial del Chocó”.

Tras la reunión, la senadora María José Pizarro, que también hace parte de la delegación del Gobierno, dialogó con El Espectador sobre los alcances del encuentro en Quibdó.

“Fue un espacio importante de interlocución con las autoridades locales, la gobernadora del Chocó y los líderes y lideresas de distintas organizaciones sociales de los territorios donde tiene presencia el ELN. La mesa, al desarrollarse fuera del país, pocas veces tiene posibilidades de interlocutar con las comunidades. De aquí salen ideas en materia de decisiones que se deben adoptar en la mesa. Quedan propuestas en el ámbito de transformaciones territoriales para la paz, que lo ha planteado el mismo presidente Gustavo Petro y que desde la mesa podríamos agenciar en relación con la ejecución y lo que podría salir de inversión hacia el departamento del Chocó”.

Sobre la ausencia del ELN en esta reunión, Pizarro dijo que se comunicó la realización de este evento y que esperaban que en una próxima ocasión asistan y escuchen a las comunidades.

Si le interesan los temas de paz, conflicto y derechos humanos o información que quiera compartirnos, puede escribirnos a estos correos: cmorales@elespectador.com; jrios@elespectador.com o aosorio@elespectador.com.

Temas recomendados:

 

orlando(55234)18 de febrero de 2024 - 09:03 p. m.
pobre gobernadora ,todos al rededor de ella deben oler a muerto,todos tienen las manos sucias
german(tkf5w)18 de febrero de 2024 - 11:27 p. m.
nota marginal. ojo con la puntuación en la lectura, punto aparte y IA pasa de largo
Pipo Solarte(exbqo)18 de febrero de 2024 - 09:04 a. m.
El proceso adelantado por Danilo Rueda con cese al fuego por parte del gobierno, les sirvió al ELN y disidencias EMC, para extender su dominio a otros territorios en los que se enfrentan entre ellos en medio de la población civil, tal como sucede en el Cauca. En el Chocó se enfrentan a los paramilitares reciclados de las AGC. Está bien que se les paren firmes Vera Grabe, la gobernadora del Chocó y las comunidades, pues actúan con prepotencia como si fueran auténticos "liberadores del pueblo".
Gvbnllnh. Bvc. Nm. N jn(98086)18 de febrero de 2024 - 11:38 a. m.
Que fracaso ese cuento chimbo de la paz total. Y más con alguien tan odioso como el cepeda. Hoy no se que es peor. Si el cepeda o el ELN.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar