Paz y Memoria

12 Mar 2022 - 7:14 p. m.

Siete cosas que debe saber sobre las 16 curules de paz

Este 13 de marzo, por fin, se elegirán en Colombia 16 nuevos escaños en las Cámara de Representantes para víctimas del conflicto de las regiones más afectadas por la guerra. Así, cinco años después se materializa una de las promesas del Acuerdo Final de La Habana firmado en noviembre de 2016.
Las 16 nuevas curules en la Cámara de Representantes deben ser para los territorios más golpeados por el conflicto armado.
Las 16 nuevas curules en la Cámara de Representantes deben ser para los territorios más golpeados por el conflicto armado.
Foto: El Espectador

1. Las creó el Acuerdo Final de Paz de La Habana firmado entre el Estado colombiano y las antiguas Farc

Las 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz – como es su nombre jurídico – existen porque se pactaron en el segundo punto del Acuerdo Final de Paz de La Habana, firmado en noviembre de 2016 entre el Estado colombiano y las antiguas Farc. Están destinadas a garantizar una mayor integración de zonas especialmente afectadas por el conflicto armado y el abandono del Estado, así como aumentar la representación política de esas poblaciones históricamente excluidas. Además, son una medida de reparación y de construcción de paz.

Son parte de un esfuerzo más grande contemplado en ese segundo punto del acuerdo final, sobre la Apertura democrática para construir la paz, donde también se pactaron el estatuto de la oposición, el Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política o las garantías para la movilización y la protesta pacífica.

Dijo la Corte Constitucional que con estas 16 curules se trata de “lograr una sociedad más incluyente, pluralista, participativa, facilitando la creación de fuerzas políticas que tradicionalmente no han tenido representación en el Congreso de República y dándole voz a las personas que habitan los territorios más afectados por la violencia”.

Especial multimedia: Curules de paz, las víctimas llegan al Congreso

2. Nada tienen que ver con el partido Comunes, antes Farc

Estas 16 nuevas curules en la Cámara de Representantes son completamente diferentes a las cinco curules que también por el Acuerdo de Paz están garantizadas en esa misma corporación para el hoy partido Comunes, que surgió de las antiguas Farc.

Estas curules están destinadas exclusivamente a víctimas del conflicto armado de las 16 circunscripciones y quienes aspiren deben estar certificados como tal en el Registro Único de Víctimas. De hecho, en el acto legislativo 02 de 2021 hay una prohibición explícita a que el partido que se creara tras la dejación de armas de las Farc presentara candidatos a estas sillas. “Los partidos y movimientos políticos que cuentan con representación en el Congreso de la República o con personería jurídica, incluido el partido o movimiento político que surja del tránsito de las Farc-EP a la actividad política legal, no podrán inscribir listas ni candidatos para estas circunscripciones”.

Además, ese acto legislativo también especificó que los miembros de grupos armados al margen de la ley que hayan firmado un acuerdo de paz con el Gobierno Nacional o se hayan desmovilizado de manera individual en los últimos 20 años no pueden presentarse como candidatos para las curules de paz.

Le recomendamos: ¿Quiénes debían ser los verdaderos candidatos a las curules de paz?

3. El Congreso intentó hundir las curules de paz

El camino de las curules de paz hasta este domino 13 de marzo, cuando finalmente se votarán, fue largo y atropellado. Inició en mayo de 2017, cuando se presentó por primera vez en el Congreso de la República el proyecto de acto legislativo para iniciar su trámite. De la mano del fast track, el proyecto surtió los debates necesarios pero el 30 de noviembre de ese año se terminó hundiendo en la plenaria del Senado porque se consideró que no alcanzó la mayoría suficiente de votos: obtuvo 50 y necesitaba 51, se afirmaba.

En abril de 2018 se presentó en el Congreso el segundo proyecto que buscaba crear las 16 circunscripciones, pero, de nuevo, se terminó hundiendo en noviembre de ese año. Luego, en mayo de 2019, el senador Roy Barreras interpuso una tutela contra la mesa directiva del Senado y argumentó que esa instancia había violado los derechos al debido proceso y a la igualdad al no aprobar en noviembre de 2017 el proyecto de las curules de paz.

En primera instancia se la negaron y en segunda instancia el Tribunal Administrativo de Cundinamarca ratificó esa decisión. Pero la tutela llegó hasta la Corte Constitucional, que finalmente en mayo de 2021 la concedió y con ello le dio luz verde a las curules de paz. Así, el 5 de octubre de 2021 el presidente Iván Duque firmó el decreto 1207 que reglamentó esas curules.

Lea: El candidato a curul de paz con apoyos en los Gnecco, el Pacto Histórico y Verdes

4. Se eligen sólo en las zonas rurales de 167 municipios de 16 regiones del país

Se trata de 16 regiones del país que agrupan a 167 municipios priorizados por el Acuerdo de Paz por su especial afectación en medio de la guerra. Son las mismas regiones y municipios donde se están implementando actualmente los 16 Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), que también se pactaron en el Acuerdo de Paz.

Los criterios que se tuvieron en cuenta para escoger esos municipios son la afectación particular por el conflicto armado, altos índices de pobreza, con presencia de cultivos de uso ilícito y con una débil presencia de la institucionalidad. Pero no se vota en todo el municipio: solo en las zonas rurales y no en las cabeceras municipales.

Le sugerimos: Elecciones 2022: estos son los 167 municipios donde se votarán las curules de paz

5. ¿Cuántas personas y quienes están habilitados para votar?

Todas las personas mayores de edad con cédula inscrita en las zonas rurales de los 167 municipios que integran las 16 circunscripciones pueden votar. Los votantes no tienen que ser víctimas del conflicto. Según la Registraduría, hay 1′156.771 personas habilitadas para votar por estas curules y 1.966 puestos de votación disponibles en esas zonas.

6. ¿Cómo operarán en el Congreso y por cuánto tiempo estarán ahí?

Habrá curules de paz para los periodos legislativos 2022 – 2026 y 2026 – 2030. Serán 16 sillas adicionales a las 167 curules que tiene actualmente la Cámara de Representantes. Una vez instaladas, estas nuevas curules tendrán el mismo comportamiento de las demás, con facultades normales para votar proyectos. Pero según advierte Diego Rubiano, subcoordinador del Observatorio Político de la Misión de Observación Electoral (MOE), estos nuevos representantes “”entrarán a moverse en el mundo del Congreso, que es muy complejo, incluso para quienes tienen el respaldo de partidos políticos y llevan ejerciendo el Legislativo por décadas”.

Para Luisa Salazar, también de la MOE, quienes las ocupen tendrán el reto de entender las dinámicas políticas que se mueven en el Congreso, más allá de las reglas en el papel: “Este Congreso, por ejemplo, funcionará más en coaliciones que en partidos aislados. Eso implica que un partido solo no podría tener impacto para sacar adelante proyectos”, dice. Por ejemplo, los representantes de estas curules tendrán que buscar alianzas con partidos afines a sus intereses, si buscan apalancar la implementación del Acuerdo de Paz.

7. Los políticos tradicionales se quieren quedar con esos escaños

A cuatro días de las elecciones, al menos 18 candidatos (nueve fórmulas) de la circunscripción del Cesar, La Guajira y Magdalena renunciaron masivamente tras alegar falta de garantías para una competencia justa. Reclamaban que en la misma campaña estuvieran candidatos como William Romero, apalancado por el clan Gnecco; Pedro Castro, de los Castro Araújo; o Jorge Tovar, hijo del exjefe paramilitar Jorge 40.

No es la única región con esas denuncias. En los últimos tres meses, desde Colombia+20 hemos documentado decenas de casos de candidaturas que están en entredicho por apoyos de políticos tradicionales, por un aval de víctima irregular o porque no han vivido en realidad en las circunscripciones que aspiran a representar. Encontramos casos así en Bolívar, Caquetá, Córdoba, Chocó, Putumayo, Tolima, Urabá y el Catatumbo, entre otras. Todos esos casos puede revisarlos a profundidad en nuestro especial: Curules de paz, las víctimas llegan al Congreso.

Síguenos en Google Noticias