En vivo
Audiencia de imputación a Enrique Vives por accidente en Gaira, Santa Marta
Este viernes continúa la audiencia de imputación de cargos contra Enrique Vives Caballero, quien debe responder por el delito de homicidio culposo por atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, en la vía que comunica a Barranquilla y Santa Marta.
Este viernes continúa la audiencia de imputación de cargos contra Enrique Vives Caballero, quien debe responder por el delito de homicidio culposo por atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, en la vía que comunica a Barranquilla y Santa Marta.
Minimizar
14 May 2021 - 1:25 a. m.

Paro Nacional: En Buga, las confrontaciones no cesaron

El Gobierno envió un contingente de dos batallones del Ejército y 270 policías para desbloquear la vía Panamericana y lograr que pasaran camiones a Cali, pero más de 150 manifestantes se opusieron.

Hacia mediodía de este jueves 13 de mayo la Policía envió un “parte de tranquilidad” al país desde el Valle del Cauca: “Se ha recuperado un importante tramo de la vía Panamericana, el cual se encontraba bloqueado desde hace varios días”. Las imágenes enviadas por la institución mostraban un sol radiante y una carretera despejada en “lo que corresponde desde el sector de La Paila hasta Buga”, confirmó el director de la Dijín, el general Fernando Murillo, quien explicó que en ese tramo llevaban 15 días “generando disturbios, saqueos, hurtándose las mercancías del transporte de carga”, incluidos 11 camiones que llevaban insumos médicos.

(Lea también: “Dicen que el Esmad está entrando a los barrios de Buga y no es verdad”: Policía)

Pero el canto de victoria no duró mucho. En menos de cuatro horas, desde Buga empezaron a llegar imágenes que mostraban choques entre manifestantes y la Fuerza Pública. Las vías despejadas pasaron a llenarse de hombres de la Policía con motos y escudos, y de agentes antidisturbios vestidos de negro, con toda su indumentaria. Gente del municipio reportó el uso de gas lacrimógeno en zonas residenciales y se hablaba de decenas de heridos, un dato que, en medio de la premura y el caos que vivía este municipio vallecaucano, en el cual el paro nacional no había causado un mayor protagonismo -hasta ahora-, terminó confirmado en 15 personas afectadas.

Aprovechando su presencia en Cali, en busca de que la Cámara de Representantes aprobara una audiencia pública en esa ciudad, los congresistas María José Pizarro, León Fredy Muñoz, Inti Asprilla y César Ortiz Zorro se desplazaron a Buga con una comisión de la Procuraduría y de la Defensoría del Pueblo. Con los ojos rojos y las gafas con rastro de gas lacrimógeno, el representante Asprilla dijo: “Vinimos a Cali porque sabemos que es el epicentro de este paro, de esta protesta, generada por el mismo Centro Democrático -él es parte de la oposición-. Abusaron y abusaron de la gente hasta que esto ocurrió. Hemos venido a mediar para tratar de calmar esta situación”.

(Le puede interesar: Paro nacional: ¿Por qué se truncó la mesa de negociación en Cali?)

La mediación funcionó, al menos en una parte de Buga. En un video se ve al congresista Ortiz Zorro, representante a la Cámara por Casanare del Partido Alianza Verde, hablándoles a integrantes del Esmad: “Nos enviaron a siete congresistas a buscar el diálogo, por favor, señores, nadie quiere pelear”, dijo, mientras los agentes antidisturbios de la Policía comenzaban a retirarse. “Gracias, Dios los bendiga”, agregó. No en todos lados, sin embargo, se vieron imágenes tan armónicas. El Centro Agropecuario de Buga, que es a su vez una sede del Sena, ya había hecho un enorme reclamo públicamente a la Fuerza Pública.

En un comunicado firmado por el subdirector encargado del Centro, Germán Suárez, se dejó consignado el rechazo de la entidad a “la utilización de las instalaciones del centro de formación para el desembarco de tropas, en un momento tan sensible como el que atraviesa el país y el municipio”. Allí se leía también: “Lamentamos profundamente la situación que se presenta (…) no somos ajenos a esta realidad. Solicitamos que como centro de formación nos mantengan al margen de cualquier tipo de intervención relacionada con el orden público”.

(Lea también: Paro Nacional: ¿qué está pasando en Buga entre manifestantes y el Esmad?)

Así las cosas, en Buga se repitió lo que se vivió en Bogotá el pasado 5 de mayo, esa vez, con la Policía de por medio. El provincial Josué Giraldo, en representación del Colegio Claretiano de Bosa, contó que la noche anterior -una de las más fuertes de este paro nacional en Bogotá-, “a muy altas horas de la noche, cerca de 30 hombres de la Policía llegaron a la institución y le dijeron al celador que abriera con un tono intimidante, diciendo que ellos eran la autoridad y que si no que asumiera las consecuencias”. Giraldo rechazó que la Policía hubiera aterrizado un helicóptero en la entidad educativa y, peor aún, que allí hubieran bajado lo que parecía ser munición.

“Durante la jornada en Buga han resultado nueve policías heridos del Esmad y Tránsito, y seis jóvenes que forman parte de la protesta”, confirmó al cerrar el día la propia Policía, la cual aseguró de paso que “durante la jornada se han presentado enfrentamientos entre el Esmad de la Policía y los manifestantes que no quieren retirarse de la vía”. Lograr que la Panamericana quedara libre hoy era la principal tarea de la Fuerza Pública colombiana, que envió un contingente de dos batallones del Ejército y 270 policías para esa labor. Se logró el paso de 130 camiones hacia Cali, pero las manifestaciones empañaron lo conseguido.

“Les pedimos a estos jóvenes que por favor se retiren y que permitan que los colombianos tengan libre movilidad sobre este corredor vial”, insistió el general Fernando Murillo.

Comparte: