31 May 2021 - 6:27 p. m.

“Fueron los civiles armados los que me entregaron a la policía”: músico detenido en Cali

Álvaro Herrera, el joven estudiante de interpretación musical en la Universidad del Valle, entregó detalles sobre lo que le sucedió el pasado viernes 28 de mayo cuando fue capturado por, presuntamente, participar de hechos vandálicos en las manifestaciones.

En diálogo con Caracol Radio el músico Álvaro Herrera relató qué fue lo que le sucedió el pasado viernes cuando, luego de participar en una actividad cultural convocada para conmemorar el mes de paro que se cumplía en el país, fue capturado por miembros de la policía y obligado a mentir en su testimonio para presentarse como un vándalo que estaba atacando a los miembros de la fuerza pública.

Herrera cuenta que se encontraba en los alrededores de la Universidad del Valle participando de esta actividad cultural y que, entre las 3:00 y las 3:30 de la tarde, miembros de la primera línea que hacían presencia en el lugar alertaron por posibles disparos con fusil y armas cortas. Luego de esta advertencia Álvaro dejó el lugar y tomó rumbo hacia su casa, ubicada el barrio Bochalema, en el sur de Cali.

En el trayecto divisó a lo lejos un tumulto de motocicletas que observaban algo, pero en ese momento no pudo identificar de qué se trataba. Mientras avanzaba hacia el grupo de motociclistas vio un contingente de policías que estaba apostado sobre la avenida Cañas Gordas y a civiles que estaban muy cerca de los uniformados. “Lo más irregular que vi fue el porte de armas cortas y largas por parte de civiles con chalecos antibalas. Lo único que yo hice antes de escuchar disparos fue sacar mi teléfono celular y empezar a grabar todas las acciones”, comentó el joven estudiante que interpreta el corno francés.

También le puede interesar: Confusión por supuesto ataque contra manifestantes en Cali

Mientras grababa, dice Álvaro, “uno de los ciudadanos me apunta con su arma y otro llega y me doblega con un arma por detrás”. Fueron estos civiles los que, luego de golpearlo e insultarlo, lo entregaron a la policía que se encontraba muy cerca del CAI de Ciudad Jardín. Allí lo subieron a una patrulla y estudiaron la posibilidad de pasarlo a una camioneta Toyota blanca que estaba a pocos metros, según denunció Herrera, quien agregó que, como dijo un policía en el lugar, el objetivo era desaparecerlo.

De este CAI fue trasladado hasta la estación de policía de La María, unos kilómetros más hacia el sur en la vía que comunica a la capital vallecaucana con Jamundí. En el lugar, denunció el músico, fue golpeado y obligado a entregar una versión en la que se hacía responsable de estar participando en alteraciones del orden público. Esta declaración fue grabada, al parecer por un policía, y difundida por redes sociales. En el video se ve sangrando al músico y con contusiones en su cabeza, asegurando que con otros manifestantes estaba lanzando piedras y palos en sector de Ciudad Jardín.

Luego de la publicación del video, músicos de la ciudad que también participaron del cacerolazo sinfónico, denunciaron que se trataba de un falso positivo judicial pues aseguraban que estuvieron en la actividad cultural con Álvaro.

Herrera, que permaneció retenido hasta la tarde del domingo 29 de mayo cuando fue liberado luego de que un juez declarara como ilegal su captura, aseguró que se encuentra bien anímicamente y que está muy cerca de recuperarse por completo de los golpes que recibió en sus muslos y cabeza.

También puede leer: Autoridades investigan porte de armas en Cali y presunta omisión de policías

Hasta el momento no se conocen declaraciones de la Policía Nacional, ni del secretario de seguridad de la ciudad, Carlos Javier Soler, sobre las posibles irregularidades que se presentaron en este caso. Al margen de esto, el músico valluno hizo un llamado para reparar el país y lamentó que se recurra a la violencia para resolver las disputas que surgen de la diversidad de opiniones. Aseguró que seguirá manifestándose a través de la música porque cree que “los artistas y en general los jóvenes tenemos que tomar las riendas de nuestro país y empezarlo a cambiar desde adentro”.

Sobre los hechos que ocurrieron el pasado viernes, el alcalde, Jorge Iván Ospina, calificó la jornada como fatídica, dolorosa y que significo muerte para la ciudad. El resultado de esa jornada de manifestaciones es lamentable ya que, según el mandatario, 13 personas murieron y más de 30 resultaron heridas. Ospina aseguró que no hay duda de que varias de las muertes se dieron en el marco de las movilizaciones pero que será responsabilidad de la Fiscalía General de la Nación investigar y aclarar lo sucedido en cada caso.

Mientras tanto, el general Jorge Vargas de la Policía Nacional, confirmó que ya iniciaron las investigaciones en contra de los policía que permitieron que civiles dispararan armas de fuego en contra de los manifestantes el 28 de mayo en Cali. Hasta el momento se han identificado a 10 miembros de la fuerza pública y a cinco ciudadanos que estarían involucrados en estos hechos que ocurrieron en Ciudad Jardín, al sur de la ciudad, donde precisamente Álvaro denuncia haber sido retenido por civiles armados.

Temas relacionados

CaliÁlvaro Herrera
Comparte: