21 Sep 2018 - 2:43 p. m.

Alcalde de Ibagué amenazó con cerrar diario El Nuevo Día

Guillermo Alfonso Jaramillo manifestó su inconformidad con el cubrimiento que este diario hace de su administración y afirmó además que se negará a responder preguntas de periodistas de este medio así como a brindarle información.

* Redacción Nacional

Unas declaraciones pronunciadas por el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, sobre el diario de esa ciudad, El Nuevo Día, generaron repudio entre varios sectores sociales y políticos en el país. Se trata de una amenaza a ese medio de comunicación.

El hecho ocurrió cuando en medio de un pronunciamiento frente a medios de comunicación, la periodista de ese diario Claudia Melo, le preguntó al alcalde por los diálogos con el ministerio de Hacienda para el saneamiento de la Unidad de Salud de Ibagué y la construcción de otra de esas unidades en Picaleña. Ese interrogante sumado a unas fotografías publicadas por ese diario que muestran el mal estado de varios semáforos en el centro de la ciudad fueron el detonante para las declaraciones de Jaramillo.

Lea: Aumentan las amenazas a periodistas en Colombia

“Yo me puedo ir hasta el periódico a mirarle y mandarle la inspección sanitaria y todo, y voy a encontrar que el periódico no llena la cosa de riesgos, que no llena esto, que no llena lo otro y cierro el periódico porque le falta esto o lo otro. ¿Qué tal yo fuera así?”, afirmó el mandatario delante de otros periodistas de la ciudad.

Además de lanzar esta advertencia, Jaramillo sentenció que se negará a dar información a este diario, así como a responder sus interrogantes.

“Ustedes se dedican a desprestigiar la administraciónlógico que usted hace su trabajo y a usted le pagan, pero el periódico tiene otras intenciones muy claras. No me pidan declaraciones para 'El Nuevo Día', no las voy a dar”, le dijo el mandatario a la periodista.

Lea también: Por una prensa libre, no escoltada

No es la primera vez que el alcalde de Ibagué se despacha contra este diario o con alguno de sus periodistas. De hecho, hace poco más de un mes, Jaramillo había llamado “chiquita y enredadora” a la periodista Melo en la entrega de resultados de Ibagué Sostenible por Findeter en el hotel Estelar.

La advertencia del mandatario generó rechazo entre varios congresistas del departamento del Tolima que se pronunciaron en su contra.

Repudiamos los actos dictatoriales que buscan callar la prensa libre. Expresamos toda nuestra solidaridad con el periódico ibaguereño El Nuevo Día y los medios de comunicación señalados por cumplir su labor de informar”, escribió en Twitter el senador del Partido Conservador, Miguel Barreto.

El representante a la Cámara por Tolima, Ricardo Ferro también rechazó lo manifestado por el alcalde. “Rechazo cualquier amenaza que busque cerrar, censurar, o callar un medio de comunicación. La libertad de prensa se debe respetar. Los ibaguereños y tolimenses no nos dejaremos amedrentar por señalamientos indecorosos.

Le puede interesar: "El sistema de protección en Colombia necesita reforma estructural": Director FLIP

Frente a estos reclamos, Guillermo Alfonso Jaramillo, emitió un comunicado público en el que manifiesta que su intención nunca fue amenazar con el cierre del diario y que siempre ha defendido la libertad de prensa.

“En mis años como servidor público he sido un gran aliado de los medios de comunicación y los entres de control al momento de denunciar a quienes cometen delitos que afectan el presupuesto público y la vida de los ciudadanos más vulnerables. (…) Debo aclarar que yo, como primera autoridad del municipio, en ningún momento he amenazado con censurar al diario El Nuevo Día, y mucho menos soy partidario de que se acallen las voces críticas que para nosotros son un aliento para mejorar todos los días”, dice el comunicado.

Sin embargo, el mandatario reafirmó su decisión de no brindar información o responder las preguntas a reporteros de este diario por considerar vulnerados sus derechos. Además, cuestionó duramente la manera en la que el medio cubre la gestión de su alcaldía.

Mi decisión de no hablar con reporteros de un medio de comunicación se debe a que, en reiteradas ocasiones, he visto cómo se vulnera el derecho que tengo como servidor público a responder las acusaciones que contra mí se hacen todos los días”, manifestó Jaramillo.

Comparte: