25 Feb 2021 - 11:59 p. m.

Asesinatos a personas LGBT aumentaron un 58% en el Caribe durante la pandemia

En un informe presentado por la organización Caribe Afirmativo se evidenció el aumento de diferentes formas de violencia contra la población LGBT. En 2020 hubo 76 homicidios y feminicidios, de los cuales 30 se presentaron en la región Caribe. En esa zona del país estos crímenes aumentaron un 58% respecto a 2019 y un 80% respecto al 2018.

La organización Caribe Afirmativo, con el apoyo de la Embajada de Noruega en Colombia, presentó el informe “Vidas Confinadas”, que da cuenta de las violaciones a los derechos humanos contra las personas LGBT en el Caribe colombiano en 2020.

La organización señala que el 2020 fue un año especialmente complejo para las personas LGBT, “cuya situación se vio agudizada por la exclusión, y discriminación que produjo el contexto de La pandemia”. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, en 2020 hubo 76 homicidios y feminicidios de personas LGBT, de los cuales 30 se dieron en la región Caribe. El informe hace énfasis en esa región.

De los 30 casos, 14 fueron contra hombres gays (47%), seguido de ocho feminicidios de mujeres trans (27%), siete mujeres lesbianas y un hombre bisexual. Caribe Afirmativo, encontró, entre otras cosas, que los feminicidios de mujeres lesbianas estuvieron precedidos de amenazas y hostigamientos y que a las mujeres trans las “rodea un contexto particular de desigualdad y exclusión acentuado por las medidas de confinamiento”. De las ocho víctimas, seis se dedicaban al trabajo sexual. “Una de ellas vivía con VIH y murió por negligencia estatal, pues reclamaba atención y servicio médico”, denunciaron.

Caribe Afirmativo evidenció que hubo un retroceso en los derechos humanos LGBT en el Caribe: en 2020 hubo un aumento del 58% en los homicidios y feminicidios, respecto a 2019; de un 80% frente al 2018 y del 170% con el 2017.

Destacan que las personas LGBT en zonas rurales quedaron a merced de los grupos armados y que las restricciones los obligaron a padecer el “hacinamiento, rechazo y en ocasiones violencia intrafamiliar”. Los líderes de la comunidad también han sufrido los estragos de la violencia. A finales del 2020 se registraron 66 masacres en el territorio nacional, 15 de estas se dieron en el Caribe, donde 51 personas fueron asesinadas, según comunicó la ONU el 15 de diciembre.

Leer: “Solo porque aparentaba ser un niño”: la violencia contra niños y niñas diversas en la guerra

El informe también detalla otras violencias contra la vida y la integridad de las personas LGBT, incluidos casos de lesiones personales que se dieron en espacios públicos y con la participación de vecinos y personas particulares “quienes instrumentalizan sexualmente y deshumanizan los cuerpos de las personas LGBT”. Se detallaron 13 casos de este tipo, pero se presume que hay un subregistro por el miedo a denunciar.

También identificaron 23 casos de amenazas (17 individuales y seis amenazas colectivas) y desplazamiento en cinco departamentos. La mayoría se presentaron en Atlántico y Bolívar. “La violencia hacia los liderazgos LGBT se exacerba cuando tienen reconocimientos en los territorios y su orientación sexual y expresión de género se hace visible. Los medios a través de los cuales reciben estas intimidaciones, en su mayoría, son amenazas directas, en algunas situaciones redes sociales con perfiles falsos y panfletos”, explican.

Por otro lado, evidenciaron violencia por parte de la fuerza pública. De los 15 casos documentados,12 corresponden a violencia ejercida por parte de la Policía Nacional hacia mujeres trans. “Ellas afirman que los policías llegaron a intimidarlas e impedir el ejercicio de su trabajo”. Tres casos se presentaron en Atlántico y cinco en Bolívar.

“Se concluye entonces que en el 2020 hubo un aumento significativo de muertes violentas, sumado al control de los actores armados en los cuerpos y territorios de personas LGBT en el caribe colombiano, caracterizados por el miedo en lugares donde desde el Acuerdo de paz se había logrado ciertos avances significativos. La pandemia ha sido un pretexto para la denegación de derechos y la evidencia de desigualdades históricas y exclusiones sistemáticas que sufren las personas LGBT”, afirmaron.

Leer: La resistencia de tres colectivos LGBT a la violencia

Comparte: