22 Jul 2021 - 8:16 p. m.

Gobernación de Putumayo declara la emergencia pública ante la temporada de lluvias

Son más de 10.000 familias damnificadas por las precipitaciones en los 12 municipios del departamento. Ayer una creciente súbita amenazó con generar una avalancha y causar una nueva tragedia en Mocoa.

El gobernador (e) de Putumayo, Álvaro Granja Bucheli, declaró la emergencia pública para todo el departamento debido a la temporada de lluvias. Son más de 10.000 familias las que han sido afectadas por la precipitaciones de las últimas 24 horas en esta zona del país. En la noche del miércoles 21 de julio de 2021 una creciente súbita del río Mulato amenazó con generar una avalancha en Mocoa que pudo haber causado una nueva tragedia en la capital del departamento.

La situación en el Putumayo sigue siendo crítica. Entre el miércoles 21 y el jueves 22 de julio de 2021 los pobladores de los 12 municipio del departamento han visto sus cultivos arrasados por el agua. También hay animales domésticos desparecidos, las vías primarias y secundarias están taponadas, al igual que algunos puentes. Algunas zonas están sin servicio de acueducto a causa de las lluvias.

También puede leer: Autoridades de Mocoa activan alarma de evacuación por creciente del río Mulato

Estas situaciones hicieron que el mandatario tomara la decisión de declarar esta emergencia después de activar una sala de crisis. Con esto las autoridades buscan atender las necesidades de la población que ha sido afectada por la temporada de lluvias. Hay reportes de taponamientos sobre las vías Mocoa - Pasto y Mocoa - Pitalito, dos conexiones con el centro del país que abastecen al departamento.

El Consejo Departamental de Gestión de Riesgos y Desastres (CDGRG), los alcaldes de los municipios y los cuerpos de socorro y rescate, están coordinando las diferentes actividades para ayudar a la población.

En la noche del miércoles 21 de julio hubo una creciente súbita en el río Mulato que amenazó con generar una avalancha en Mocoa. Las autoridades tomaron la decisión de evacuar de forma preventiva a las comunidades que habitan en esta zona del departamento.

En la avalancha ocurrida en 2017 tras el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco, así como de las quebradas La Taruca y La Taruquita, perdieron la vida 355 personas, hubo 398 heridos y 53 personas desaparecidas. Además hubo daños estructurales en 48 barrios de la capital del departamento y en la subestación eléctrica, dos acueductos, la red de gas y 11.5 kilómetros de vías.

Los voluntarios de la Defensa Civil están haciendo un monitoreo sobre estas mismas fuentes hídricas para evitar que vuelvan a presentarse estos mismos hechos en Mocoa.

Durante este jueves 22 de julio organizaciones como la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), la Cruz Roja, la Dirección Nacional de Bomberos de Colombia, la Defensa Civil, la Alcaldía de Mocoa, entre otros, han estado reunidos de forma virtual para hacer seguimiento y monitoreo a las crecientes súbitas que ha habido desde la noche del 21 de julio.

Le puede interesar: Así quedó Mocoa, Putumayo, tras creciente súbita del río Mulato

“El Sistema de Alertas Tempranas en Mocoa nos funcionó muy bien. No hubo pérdida de vidas humanas, ni heridos, ni desaparecidos. La gente respondió ante el llamado de las alarmas y los vigías”, aseguró el director del UNGRD, Eduardo José González.

Desde el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) habían declarado la alerta roja en el Putumayo por el incremento de los niveles del río que lleva el mismo nombre y sus afluentes en la cuenca alta. Esta misma institución aseguró que los niveles de lluvias de las últimas 24 horas no ha alcanzado niveles históricos, sino que está dentro del límite normal.

Comparte:
X