Publicidad
4 Nov 2014 - 6:04 p. m.

Top 10 de casos polémicos en las EPS en Colombia

Casos como el de Camila Abuabara, quien a través de una tutela busca que Sanitas le autorice a un hospital estadounidense un trasplante de médula para salvar su vida, recuerda la lucha de otros ciudadanos con las EPS.

Norbey Quevedo H. y María Mónica Falla

Top 10 de casos polémicos en las EPS en Colombia

 1. La Personería de Bogotá denunció que entre julio de 2012 y septiembre de 2013, la negligencia en 22 hospitales de la capital habría cobrado la vida de 319 personas. Caracol Radio informó que 175 muertes se produjeron en la EPS Capital Salud, 121 en Caprecom y 24 en Unicajas. Las falencias en estas EPS responderían a demoras en trámites para citas médicas al igual que entrega de medicamentos y retraso en traslados a las unidades de cuidados intensivos. (Vea: La nueva batalla de Camila Abuabara)

2. El 18 de noviembre Noticias Caracol dio a conocer el caso de Carlos Gallego, enfermo de cáncer en Aguachica, Cesar, quien murió en el hospital regional esperando que su EPS Caprecom, lo remitiera a un especialista. Gallego contó días antes de morir, que la remisión no fue posible porque el hospital no contaba con el médico especialista. Por su parte Caprecom no se manifestó sobre este caso.

3. El Espectador publicó el caso de Hernán José Leal Pantoja, un venezolano que fue arrestado en junio de 2013 en el aeropuerto El Dorado, por encontrársele droga en su equipaje. Paso 20 días en la Unidad de Reacción Inmediata de La Granja sin poder bañarse y le apareció una fístula perianal. Fue tratado en el Hospital Simón Bolívar pero la fístula empeoró por una infección y se le desarrolló un cáncer agresivo. Se solicitó de manera inmediata el traslado a Caprecom, pero la EPS se lo negó argumentando que no había cupo en ningún centro especializado de cáncer.

4. El 4 de septiembre de 2014 Noticias Caracol informó sobre la muerte de Gloria Esnea Bernal, de 39 años de edad y madre de ocho hijos quien al parecer habría fallecido en un baño de una EPS en Medellín esperando atención médica por más de cinco horas. Salud Total EPS, aseguró que la mujer recibió atención oportuna autorizando todos los servicios requeridos para tratarla. Por su parte Ignacio Castrillón, esposo de Gloria, señaló que llegó con su esposa “a las urgencias de Salud Total por un dolor abdominal. La atendieron muy tarde y la dejaron morir en el baño. Yo ya puse la demanda en la Fiscalía y espero que me respondan”.

5. El pasado 14 de octubre El Espectador informó sobre el caso de cielo Peláez y su hijo David de siete años que padece de cinco enfermedades mentales, y quienes se enfrentaron jurídicamente a la EPS Saludcoop ganando el pleito que autorizaba proporcionar todo lo que David necesitara para tratar su discapacidad, como pañales desechables, pañitos húmedos, crema de benjuí, colchón antiescaras (costras) y un servicio de transporte para las terapias, entre otros requerimientos. Sin embargo recibió una negativa de la EPS, por lo que interpuso un recurso de desacato el cual también ganó. Se ordenó el arresto de Guillermo Enrique Grosso Sandoval, representante legal de la EPS, por 20 días en cárcel La Picota, así mismo determinó una multa de 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes y mantuvo el fallo de suplir las necesidades del menor. Además puso el caso en conocimiento de la Fiscalía “para que investigue la posible conducta de fraude a resolución judicial” y solicitó a la Superintendencia de Salud que “realice investigaciones administrativas y, de ser posible, tomen los correspondientes correctivos contra Saludcoop EPS”.

6. El Espectador informó en mayo de 2013 sobre la muerte de Paula Sofía Lesmes ,una bebé de nueve meses de edad con síndrome de Dow quien buscó atención médica en 14 clínicas de Bogotá durante cinco meses para que se le practicara una cirugía cardiovascular. Guillermo Alfonso Jaramillo, entonces secretario de Salud de Bogotá, señaló que “el caso de Paula raya en un homicidio culposo”, agregó que Solsalud EPS a la que estaba afiliada la menor “está totalmente insolvente”. Tras la muerte de la menor, Mario Alberto Posada, agente especial interventor de Solsalud pidió “perdón al país y a la familia de la paciente, en mi condición de ser humano, papá y representante de la EPS Solsalud”. Por su parte la Defensoría y Personería de Bogotá presentaron ante la Fiscalía una denuncia penal por homicidio culposo

7. En mayo de 2013, se reportó la muerte de cuatro pacientes por negligencia de diferentes EPS, identificados como: José Arcesio Motato de 55 años, perteneciente a Capital Salud, quien falleció esperando el servicio de manejo por hematología para su tumor maligno. Ana Rosa López, con adenocarcinoma en el pulmón derecho y afiliada a la Nueva EPS, murió esperando una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos de Oncología. Fernando Díaz había conseguido una cita médica para tratar su linfoma, pero la EPS Solsalud no pudo ubicar su ambulancia para asistir y el paciente murió al día siguiente. Finalmente Teresa Castillo, de la EPS Unicajas y aquejada por cáncer de tiroides, falleció esperando un servicio llamado traqueoplastia implante stend traqueal, pues la institución manifestó que necesitaba información de la paciente, proporcionada previamente. Castillo murió unas cuantas semanas después.

8. A Jonathan Peña Echeverría le diagnosticaron en 2011 leucemia linfoide aguda a sus 16 años. El joven cartagenero estaba afiliado como beneficiario a Coosalud EPS y estuvo hospitalizado en el Nuevo Hospital Bocagrande. Su padre José Peña Martínez informó que Jonathan tuvo una recaída en su cáncer debido a que la EPS no le suministró oportunamente los medicamentos que necesitaba. Peña Echeverría debía recibir un trasplante de médula, operación que se llevaría a cabo en Medellín. En julio de 2012 denunciaron que Coosalud dilató la autorización de la intervención de distintas maneras “para eludir la responsabilidad, porque para ellos es más fácil que mi hijo se muera, nos están ‘bailando el indio’”, comentó el padre a El Universal en 2012.
José Peña agregó en ese entonces que junto con Jonathan están en la misma sala otros menores enfermos de leucemia, como una niña llamada Gina, de 12 años, “de quienes yo me hago vocero para denunciar esta situación”.

9. Un paseo de la muerte en Bogotá cobró la vida de un niño de 22 meses de edad, hecho que sucedió en octubre de 2014. La Defensoría del Pueblo investiga si hubo negligencia por parte de la EPS Sánitas, al negarle al menor la remisión a una clínica debido a su delicado estado de salud. Su tragedia empezó el pasado 15 de septiembre cuando estuvo hospitalizado en la Clínica Calambeo en Ibagué, en la cual se ordenó una remisión a un centro médico de mayor complejidad. Hayde Peñuela, tía de la víctima, afirmó que la EPS tardó en responder porque “No había camas”. La Defensoría del Pueblo aseguró que la atención médica “no le fue otorgada de manera expedita”. Los padres del menor interpusieron una tutela la cual fue respondida con una medida provisional dirigida a la EPS Sánitas para que protegiera la vida del niño. Peñuela indicó que gracias a la acogida mediática y por la intervención de la Defensoría su sobrino fue trasladado a la Clínica Colombia, en la cual falleció por muerte cerebral.

10. La muerte en julio de 2014 del Juan Sebastián Ramos Benítez de seis años de edad, fue denunciada a través de un comunicado emitido por el colectivo de derechos humanos ‘Huellas de Mandela’, en hechos ocurridos en el municipio de Puerto Libertador, Córdoba. El niño habría muerto por una negligencia administrativa de la EPS Emdisalud. Se radicó un derecho de petición a la EPS el cual tuvo una respuesta indiferente ante los quebrantos de salud del menor. El menor fue ingresado por urgencias el 28 de mayo para ser atendido por neumonía y desnutrición crónica en la Unidad de Cuidados Intensivos. Este centro médico solicitó la remisión del paciente a un centro de mayor complejidad, pero Emdisalud al parecer dilató el proceso al punto que Juan Sebastián murió esperando la autorización.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

EPS