Publicidad
24 Nov 2022 - 3:18 p. m.

Los transportadores de Ituango: en paro por las condiciones de las vías

El Espectador habló con varios líderes sociales del lugar, quienes afirmaron verse afectados por la falta de movilidad dentro del municipio. Según el alcalde, Edwin Mira, alrededor de 19 mil personas están inmovilizadas.
Luisa Fernanda Orozco

Luisa Fernanda Orozco

Periodista de la sección Colombia
Condición actual de la vía de la vereda La Giorgia.
Condición actual de la vía de la vereda La Giorgia.
Foto: Cortesía

Rocas que cubren parcial o totalmente las calzadas. Desde agosto de este año, esa es la realidad en la que viven los habitantes de al menos 28 veredas de Ituango (Antioquia) por la condición de las vías terciarias, o sea las que comunican intermunicipalmente a los pequeños poblados del municipio.

El Espectador habló con habitantes del territorio, quienes afirmaron que productos como el café, el arroz y la panela no han podido ser transportados con eficacia desde el deterioro de la carretera. Por eso algunos conductores decidieron entrar en paro. ¿Su propósito? Continuar así hasta que las vías sean reparadas.

Antonio*, quien pidió reservar su identidad luego de que, según él, la Alcaldía de Ituango hiciera señalamientos en su contra, es un habitante de la vereda La Soberbia. Según él, “la gente se está moviendo en motos y en partes muy críticas se ayudan entre ellos para pasar. También se movilizan en caballos”.

Lea también: Posible reapertura de Hidroituango: las peticiones y deudas con las víctimas.

Versiones oficiales indican que 19 mil personas del municipio estarían afectadas por estas condiciones, que además se agravaron con el incremento de las lluvias que han azotado a Colombia durante este 2022. Incluso se ha afirmado que el 80 % de las vías rurales de Ituango están colapsadas.

Según Antonio, un trayecto desde las veredas a Ituango que antes tomaba 20 minutos se ha convertido en una travesía de horas, y uno de los caminos que llevaba a la cabecera municipal está bloqueado por un derrumbe.

Eso está así desde el pasado 26 de agosto que hubo un derrumbe en la vereda, al frente de un puesto militar. “Cayeron escombros en el corredor de un hogar de Bienestar Familiar. Fuimos a la oficina del departamento para que nos ayudaran, y allá nos dijeron que nos iban a mandar varias máquinas para hacerle mantenimiento a esas vías. En estos momentos, esa roca está ahí todavía y ya Bienestar Familiar declaró esa zona de alto riesgo. El hogar está suspendido. Están sin alimentos”, cuenta Antonio.

Le podría interesar: Salud y movilidad: las deudas de Hidroituango con comunidades del norte antioqueño.

Promesas rotas tras Hidroituango

Si bien el proyecto Hidroituango ya está a punto de comenzar y es poco probable, por no decir imposible, que tenga marcha atrás -no sólo a nivel estructural sino por las pérdidas que su cancelación le representaría al municipio-, Antonio es uno de esos habitantes de Ituango que están en contra de la hidroeléctrica desde el 2010.

“Nosotros nos hemos ganado muchas enemistades y amenazas. Hasta vidas hemos perdido. Desde el 2010 venimos diciendo que el proyecto no es viable, y hasta ahora nos están dando un poquito la razón. A fin de cuentas es un riesgo muy grande para los que habitamos en los municipios”, dice Antonio.

Según él, hace unos años la comunidad construyó una vía sin estudios previos ni profesionales. “Esa carretera quedó inclinada y los carros no suben”, cuenta Antonio. “La única ruta de Ituango a Medellín es la vía de Hidroituango, por el muro de la presa. Si el proyecto llega a fallar, quedaríamos completamente aislados”.

Además, antes existía un puente llamado “Pescadero”, que el río Cauca cubrió en 2018 luego de que sus aguas taponaran uno de los túneles de la futura represa. Empresas Públicas de Medellín (EPM) había dicho en su momento que una condición geológica había sido la causa del desmoronamiento de roca y tierra en el interior del túnel. Pero el testimonio de la comunidad era otro: según ellos, EPM no había recogido los residuos de la tala de bosques secos en las riberas del cuerpo de agua y por eso se había tapado.

La realidad, sin embargo, fue la del caudal del río que a fin de cuentas atrapó a varias familias, inundó al puente Pescadero, e incluso amenazó con remover una fosa común donde unos 700 cuerpos de víctimas del conflicto armado podían quedar a la deriva sin ser identificados por sus familiares.

No se pierda: ¿En qué va el caso Hidroituango?

Versiones encontradas

En entrevista con El Espectador, el alcalde de Ituango, Edwin Mauricio Mira, confirmó que la situación de las vías terciarias del municipio es grave. El mandatario dijo que son alrededor de 19 mil personas las que se encuentran perjudicadas por los problemas de movilización.

“El municipio de Ituango es en su mayoría rural y tiene 125 veredas y tres corregimientos. No contamos con los recursos suficientes para darle mantenimiento a todas las vías, sumándole a esto la situación de la ola invernal. Nosotros como tal, con recursos propios y lo poquito que tenemos, hemos estado atendiendo al llamado de los conductores a la población rural y el mantenimiento. Pero lo que hagamos hoy se puede dañar mañana por el invierno”, dijo el alcalde Edwin Mira.

Sin embargo, pobladores como Antonio afirman que, mientras el mandatario del municipio dice que no cuenta con recursos para reparar las carreteras, sí cuenta con el dinero suficiente para llevar a cabo festividades en el pueblo. “Claro, para las vías no hay plata, pero para las fiestas sí”, explica Antonio.

El alcalde Mira se defiende afirmando que desde el Gobierno de Iván Duque, el Alto Comisionado para la Paz le había destinado 2.500 millones de pesos al municipio que, según el mandatario, iban a ser invertidos en la reparación de las vías terciarias. “Esa plata era para una licitación a la que nadie se presentó, por eso la convocatoria se declaró desierta y la plata está congelada en estos momentos. Yo ya he hecho la solicitud para que la liberen nuevamente”, asegura Mira.

A pesar de que no hay quién asuma responsabilidades, la realidad es que veredas como La Granja y Santa Rita están incomunicadas. Conorte es la única empresa de transporte que tenemos en el municipio. A raíz de la situación de las vías, los transportadores han decidido no moverse. Me imagino también que hay una molestia de la población. Y como algunos transportadores con propietarios particulares, cada quien quiere defender su recurso”, dice el alcalde.

Lea también: Lo que frustró el simulacro de Hidroituango en Puerto Valdivia.

Puntos en común

Tanto la comunidad como la Alcaldía insisten en que la solución al paro de transportadores y el transporte de productos -como el café, la panela y el arroz- que están represados hace meses, es indiscutiblemente la reparación de la carretera.

“Es difícil que un municipio sin ayuda del Gobierno Nacional y departamental le dé sostenimiento. Ya le hemos hecho la solicitud al Gobierno Nacional y al departamental para que nos ayuden. Pero claro, es que son 120 municipios en Antioquia, además de Ituango, que tienen el mismo problema”, dice el alcalde Mira.

Por ahora, el reto de la Alcaldía de Ituango es terminar de pavimentar 10 mil kilómetros de vía. Mientras, algunos miembros de la comunidad de Ituango continúan siendo amenazados, no sólo por su activismo respecto al estado de las vías, sino también por sus desacuerdos con Hidroituango.

*Nombre cambiado a petición de la fuente.

Luisa Fernanda Orozco

Por Luisa Fernanda Orozco

Periodista de la Universidad de Antioquia.@luisaorvallorozco@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.