Lady Di, la mujer que traspasó la pantalla y consiguió ser icónica

Noticias destacadas de Estilo de vida

Diana de Gales empezó a tratar con la prensa británica cuando su noviazgo con el Príncipe Carlos empezaba a sonar con fuerza por los recovecos de los medios de comunicación.

Por aquel entonces, la joven solo tenía 19 años, vivía con sus tres compañeras de piso y trabajaba de ayudante en una guardería donde disfrutaba como si fuera un bebé más... porque ella era así, feliz cuando veía que la persona que tenía enfrente sonreía.

Joven, alta, rubia, ojos azules, discreta y la futura novia del Príncipe Carlos, heredero del trono de Inglaterra... lo tenía todo para ser el foco mediática y lo fue. No hay duda de que lo fue. Con ella hubo un antes y un después en la prensa mundial, ya que los aspectos más privados de la vida de Diana causaban cada vez más interés público y se tendió a invadir su privacidad.

Te puede interesar leer: El inolvidable vestido azul que catapultó a Lady Di a la fama

Sorprendida cada vez que salía de su hogar encontrándose con grupos de prensa muy voluminosos, Lady Di tuvo que acostumbrarse a tener buena relación con la prensa... no era una opción, era una oportunidad porque ella se convertiría en Princesa y posible futura Reina de Inglaterra, pero la tragedia tachó su camino y se convirtió en un icono mundial.

Como decíamos antes, Lady Di causó un antes y un después porque era conocida mundialmente. Una mujer discreta, perfecta para los ojos de la Reina Isabel II, que se convirtió en pública y les hizo sombra a todos los miembros de la Casa Real sin ella quererlo. Maravilloso.

Los objetivos de todas las cámaras enfocaban cada momento, cada evento, cada conjunto, cada sonrisa y es que Diana parecía tener un facilidad para sonreír -invadida de tristeza- cada vez que veía una cámara, de dar la mano a cualquier ciudadano que lo necesitase, de hablar con los anónimos, de mostrarse natural, de convertirse verdaderamente en la princesa que el pueblo siempre quiso. Y lo consiguió.

Te puede interesar leer: Las escenas de ‘The Crown’ que indignan al príncipe Carlos de Gales y a la Casa Windsor

Su nombre e interés público llegó a lo más alto tras su separación del Príncipe Carlos, vivió su vida y se enamoró de nuevo de un hombre que sí le valoraba. Y tras llegar al cielo que tanto merecía, se convirtió en estrella fugaz aquel 1997 en el que un trágico accidente acabó con la vida de la mujer que dio todo por el pueblo y que salvó -no nos olvidemos- a la Monarquía británica.

Comparte en redes: