Lo que nadie te dijo antes de adoptar a una mascota

Noticias destacadas de Estilo de vida

Las principales causas que llevan al abandono animal son la falta de tiempo para cuidarlos, la falta de espacio y problemas de crianza. Para que esto no suceda, es importante conocer las claves para una adopción responsable en tiempos de pandemia.

La adopción no es una decisión que se tome a la ligera. Según la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad Animal (ASPCA) una de las principales causas de abandono de mascotas es la poca planeación financiera que tienen las familias para determinar cuánto cuesta mantener una mascota en sus hogares.

“Desde el momento en el que adoptas, se adquiere una gran responsabilidad, los perros y gatos son seres vivos que necesitan comida, compañía, cariño, atención, asistencia veterinaria, medicamentos, juguetes, e inclusive, se deben asumir los daños que pueden llegar a ocasionar en el hogar”, dice Camilo Jaramillo de Ringo y Mirringo.

Lee también: El aislamiento también afecta a las mascotas

Ese vínculo que tenemos con nuestros animales de compañía debe ir más allá de los buenos ratos y los momentos libres que nos han dejado esta cuarentena. Por otro lado, aunque el 43% de los hogares colombianos tienen un perro o gato, se estima que en el país pueden existir más de un millón de perros en situación de calle y, tan solo en Bogotá son más de 150.000 aproximadamente.

Algunos compromisos que debemos tener en cuenta a la hora de adoptar a nuestra mascota son los siguientes:

Planeación: Ten presente que a la hora de adoptar una mascota es para toda la vida, así que lo primero es dialogar en familia sobre la decisión para establecer tareas y compromisos. Organiza los espacios que tengas en casa para que tu mascota permanezca en un lugar seguro y cómodo.

Recuerda que, si vives en un apartamento pequeño, lo recomendable es no tener un perro de raza grande, pues les gusta moverse por los espacios y puede causar dificultad.

Establece el lugar donde estarán las cosas de tu perro, la cama, los juguetes, su comida y en donde irá al baño.

Paciencia: Dale tiempo a ese nuevo integrante de tu familia para que se adapte a su nuevo hogar. Al principio es probable que le cueste acostumbrarse a las nuevas reglas. Por eso, gánate su confianza y bríndale un ambiente llenó de amor.

Gastos: Asegúrate de darle una buena calidad de vida a tus amigos de cuatro patas, para eso, tendrá que hacer una lista con los gastos de alimentación, visitas al veterinario, aseo, cama y alimentación.

Compartir: No olvides que tu mascota necesitará de paseos diarios y momentos de juego contigo, por eso, es importante que destines de unos minutos de tu tiempo al día para destinarlos a paseos diarios y momentos de juego.

Amor: Recuerda educar al nuevo integrante y darle cariño para que se fortalezcan los vínculos, eso hará que se sienta parte de la familia.

Según Jaramillo, el adoptar una mascota estás contribuyendo a disminuir la población de animales callejeros, evitar sacrificios masivos por sobrepoblación en albergues, mejorar las condiciones de salud pública, contener el crecimiento de criaderos que no tienen a los animales en condiciones óptimas, entre otros.

También te puede interesar: ¿Cómo saber si mi mascota sufre de ansiedad?

La creadora de la Fundación Animal Voice, Sabina Martínez nos cuenta qué debemos tener en cuenta antes de la adopción:

-Conocer a fondo la fundación o el albergue donde adoptarás tu mascota. Visitarlo para estar seguro de que sus condiciones de salubridad e higiene sean las mejores.

-Asegúrate de que te entreguen un formulario para que llenes todos tus datos y que las personas de la fundación sepan cuál es la mascota que quieres para compartir tu vida.

-Exige que se te informe todo lo referente con las condiciones de salud en las que se encuentra la mascota que deseas adoptar.

-Deben entregártelo esterilizado de esa manera tenemos una mascota llena de salud y bienestar y asegúrate de que se te entregue la cartilla de vacunación del animal que hayas adoptado para que pueda saber su historia clínica y seguir realizando sus controles periódicos y anuales.

-Si cumples con todos los requisitos y documentación necesaria, podrás llevarte al nuevo integrante de la familia. Por eso deberás llevar una correa en el caso de ser un perro y una transportadora en el caso de ser gato, esto por seguridad. No se entregará ningún animal sin cumplir con este requisito.

-Debes hacer visitas periódicas al veterinario para saber el estado en la que se encuentra tu mascota, ya que puede padecer enfermedades patológicas que no conocías.

-Recuerda siempre estar en contacto con la fundación o el albergue donde adoptaste tu mascota, para ellos es importante saber que ese animal que adoptaste está siendo cuidado y protegido en tu hogar.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.