Publicidad
Redacción Cromos / 17 Aug 2022 - 5:45 p. m.

Síndrome del impostor: qué es y por qué lo padece Sofia Petro

En una publicación en su cuenta de Instagram, la hija de presidente Gustavo Petro habló de su salud mental y comentó que padece del síndrome del impostor. Aquí te contamos de qué se trata.
En una publicación en su cuenta de Instagram, la hija de presidente Gustavo Petro comentó que padece del síndrome del impostor.
Foto: Creditos: Redes sociales / Sofía Petro

Sofía Petro, la hija de Gustavo Petro se sinceró a través de una publicación en sus redes sociales sobre su salud mental y habló sobre el estado psicológico que la afecta, se trata del síndrome del impostor, ella afirmó: “Te hace pensar que no estás a la altura de la situación, que no mereces lo que tienes, donde estás o tus logros”.

La hija del mandatario hizo un llamado a las personas que también padecen esta situación y comentó: “Y en caso de que alguien por ahí, sienta algo parecido, este es un recordatorio de que sí mereces estar donde estás, nada ha sido gratis, no cayó del cielo, lo vales”.

Puedes leer: El vestido de Sofia Petro y sus mensajes en la posesión presidencial

El vestido de Sofia Petro y sus mensajes en la posesión presidencial de su padre, Gustavo Petro
El vestido de Sofia Petro y sus mensajes en la posesión presidencial de su padre, Gustavo Petro
Foto: Creditos: Redes sociales / Sofía Petro

¿Qué es el síndrome del impostor?

Maite Moreno, docente del EAE Business School, Licenciada en Psicología y suficiencia investigadora por la facultad de Medicina de la UAB en entrevista con la Revista Cromos explica que este síndrome se basa “en las preconcepciones que hacen ver como inseguras y con falta de confianza a las personas, dudando de esta manera de sus habilidades, haciéndolas sentir vulnerables y en fraude”

Puedes leer: ¿Cómo es un ataque de ansiedad? Presta atención a estos síntomas

Según Moreno este síndrome lo padecen tanto mujeres como hombres, sin embargo, en el mercado laboral parece predominar en las mujeres.

La primera vez que se habló de este síndrome del impostor o la impostora fue en 1978 mostrando que afecta de manera desproporcionada a las mujeres que ocupan cargos directivos, a quienes les resulta difícil aceptar sus logros, cuestionándose si merecen elogios por su trabajo.

La especialista indica que este síndrome afecta principalmente a los millennials, porque fueron educados por padres que enviaron mensajes mixtos, combinados entre elogios y críticas, lo cual hizo que aumentará el riesgo de sentimientos fraudulentos.

¿Qué causa el síndrome del impostor?

El síndrome de la impostora es el resultado de varios factores, incluidos los rasgos de personalidad, tales como el perfeccionismo y los antecedentes familiares.

Una teoría es que se origina en familias que valoran el éxito por encima de todo. Por otro lado, las mujeres son más propensas debido a las presiones que existen para conciliar la vida laboral con la familiar, sintiéndose que no realizan bien su trabajo o su función de madres en algunos casos.

Puedes leer: Vasculitis: Esta es la enfermedad de Ashton Kutcher que casi lo deja ciego

¿Cuáles son sus síntomas del síndrome del impostor?

Algunos de los síntomas son:

  • Incapacidad para evaluar de manera realista sus competencias y habilidades.
  • Atribuyen su éxito a factores externos (locus of control externo)
  • Miedo a no estar a la altura de las expectativas
  • Sabotean su propio éxito
  • Dudan de sí mismas
  • Establecen metas muy desafiantes y se sienten decepcionadas cuando no las consiguen.

¿Tiene algún tratamiento el síndrome del impostor?

Actualmente no existe un tratamiento específico para el síndrome de la impostora, uno de los primeros pasos para superarlo es reconocer los pensamientos de frustración y ponerlos en perspectiva, analizando si ese pensamiento me ayuda o me genera frustración. También es importante acudir a psicología si la autoestima se ve vulnerada.

Puedes leer: Brad Pitt: ¿Qué es la prosopagnosia, la alteración que está afectando su carrera?

Test del síndrome del impostor

Los psicólogos Pauline Clance y Suzanne Imes diseñaron un test de 20 preguntas para diagnosticar si padeces de este síndrome

Si cuentas con más del 70% de las preguntas con acierto es ideal que consulte a un especialista, porque puedes padecer del síndrome del impostor o la impostora.

  1. A menudo he tenido éxito en una prueba o tarea, aunque antes de realizarla tenía miedo de no hacerla bien.
  2. Puedo dar la impresión de que soy más competente de lo que realmente soy.
  3. Si es posible, evito las evaluaciones y tengo miedo de que otros me evalúen.
  4. Cuando la gente me alaba por algo que logré, me temo que no pueda cumplir con sus expectativas sobre mí en el futuro.
  5. A veces pienso que obtuve mi posición actual o mi éxito porque estaba en el lugar correcto, en el momento correcto o conocía a las personas adecuadas.
  6. Me temo que las personas importantes para mí pueden descubrir que no soy tan capaz como se creen.
  7. Tiendo a recordar las ocasiones en las que no hice las cosas lo mejor que pude.
  8. Raramente hago un proyecto o tarea tan bien como me gustaría.
  9. A veces siento que el éxito en mi vida o en mi trabajo ha sido el resultado de algún tipo de error.
  10. Es difícil para mí aceptar cumplidos o elogios sobre mi inteligencia o logros.
  11. A veces siento que mi éxito se debe a algún tipo de suerte.
  12. Estoy decepcionado con mis logros actuales y creo que debería haber logrado mucho más.
  13. A veces temo que otros descubran cuánto conocimiento o habilidad me falta realmente.
  14. A menudo tengo miedo de que pueda fallar en un nuevo trabajo o empresa, aunque generalmente hago bien todo lo que intento.
  15. Cuando tuve éxito en algo y recibo reconocimiento por mis logros, tengo dudas de que pueda seguir repitiendo ese éxito.
  16. Si recibo muchos elogios y reconocimientos por algo, tiendo a rebajar la importancia de lo que hice.
  17. Comparo mi habilidad con los que me rodean y creo que pueden ser más inteligentes que yo.
  18. Me preocupa no tener éxito en un proyecto o en un examen, a pesar de que otras personas a mi alrededor tienen confianza en que lo haré bien.
  19. Si voy a recibir una promoción u obtener algún tipo de reconocimiento, dudo en decírselo a los demás hasta que no sea un hecho.
  20. Me siento mal y desanimado si no soy “el mejor” o, al menos “muy especial” en situaciones que involucran logros.
Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.