Publicidad
Redacción Cromos / 14 Aug 2022 - 11:28 p. m.

7 interesantes curiosidades sobre los recién nacidos

¿Sabes cómo ven los colores los bebés? Conoce este y otros datos curiosos sobre los recién nacidos aquí.
Si vas a tener a tu primer hijo, es normal que tengas muchas dudas. Te traemos el top 10 de preguntas más frecuentes en papás primerizos y sus respuestas.
Foto: Pexels

El cuerpo humano es tan asombroso, que tiene sus propias curiosidades desde el momento del nacimiento. En sus primeros años de vida, los bebés se desarrollan a una velocidad impresionante, adquiriendo grandes habilidades.

Los recién nacidos, a pesar de ser humanos tan pequeñitos, guardan sorpresas y características especiales en esta etapa inicial. Hoy te compartimos 7 curiosidades interesantes sobre los bebés recién nacidos.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: 5 mitos populares del embarazo que son falsos

1. Ven “a blanco y negro”

Los recién nacidos no pueden diferenciar la gama de colores tal como la vemos los adultos. Cuando abren los ojos por primera vez al salir del útero, los ojos de los bebés tienen una especie de neblina de imágenes en la gama de los grises. Aunque no es exactamente ver solo a blanco y negro, en las primeras semanas los bebés solo distinguirán claramente los patrones repetitivos en grises.

Alrededor del segundo mes de vida, todos los receptores del ojo del bebé son sensibles al color y, si su desarrollo es normal, estarán en pleno funcionamiento, para distinguir con mayor claridad los colores: el primero será el rojo, luego el verde, y, cerca del tercer mes, podrá diferenciar el azul y el amarillo.

2. Prefieren los sabores dulces

Otra curiosidad relacionada con los sentidos en las primeras semanas de vida es que los recién nacidos prefieren los sabores dulces, como el de la leche materna.

Aunque el gusto es el sentido que tiene menos desarrollado al nacer, se ha encontrado a los bebés recién nacidos no les gustan los sabores amargos ni ácidos y muy poco los salados.

Recomendado: Mi bebé tiene tos, ¿qué debo hacer?

3. Pueden reconocer fácilmente a su mamá por su olor

Ya que su vista no está plenamente desarrollada, los bebés se guían por el olfato, que es el sentido que tienen más desarrollado en sus primeros meses de vida. Por esto, los bebés logran identificar a sus mamás incluso antes de poder distinguirlas con la vista.

De acuerdo con investigaciones, se considera que los bebés tienen el olfato aún más desarrollado que los adultos y al ser tan poderoso, si colocas al bebé sobre el pecho de su mamá apenas nace, por instinto reptará hasta el pecho para alimentarse.

4. Casi siempre tienen las manos y los pies fríos (y a veces, azules)

La circulación de los recién nacidos aún se está desarrollando, por lo que los capilares, que son los vasos sanguíneos más pequeños y los de aquellas zonas más alejadas, no funcionan plenamente en los primeros meses, haciendo que manos y pies estén fríos.

Incluso, como las manos y los pies de los recién nacidos están más fríos que el resto de su cuerpo pueden llegar a verse azulados. Pero calma, es algo normal. Si aumentamos su temperatura o frotamos un poco sus manos y pies, ese color desaparecerá.

5. Pueden “caminar”

No quiere decir que tu bebé salga de la barriga andando, pero por reflejo automático, sí pueden intentarlo.

Gracias al reflejo de caminata o marcha automática, tu bebé puede simular como si estuviera andando. Si mantienes a tu bebé sujetándolo por debajo de los brazos y lo apoyas sobre una superficie dura, apenas su pie toque el suelo y lo impulses hacia adelante, levantará el pie, flexionando la rodilla y dando un paso hacia delante.

Te puede interesar leer: ¿Puedo quedar embarazada durante la lactancia?

6. Pueden aguantar su propio peso

¡Increíblemente cierto! Otro de los reflejos con los que nacen los bebés es el reflejo de presión palmar, ese mismo con el que sujetan fuertemente tu dedo para acercarlo a su manita.

Los bebés presionan con tanta fuerza, que incluso podrías levantarlo hasta ponerlo de pie sin que se suelte y también son capaces de aguantar su propio peso suspendidos en el aire durante varios segundos.

7. No pueden distinguir el día de la noche

Quizá te has preguntado por qué tu bebé no duerme a pesar de que ya ha oscurecido por una simple razón: los bebés no distinguen el día de la noche, tal y como cuando estaban en el útero materno.

Entre los 3 y 6 meses de edad adquieren su ritmo circadiano y pueden comenzar a diferenciar el día de la noche, es por esto que antes de esa edad su rutina de sueño no tendrá un patrón establecido.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.