¡A ejercitarse en el embarazo! Se benefician tú y el bebé

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Trabajos, consultas médicas, compromisos familiares y, además, un bebé en camino que juguetea en tu vientre y te hace la vida “un poco más pesada”: pocas ganas de hacer más actividades, ¿verdad? Hace poco te comentábamos sobre la necesidad de hacer ejercicio y tal vez te animaste a practicarlo al saber que te ayuda a mejorar el ánimo, beneficia el sueño y reduce las posibilidades de contraer enfermedades como la preeclampsia y la diabetes gestacional.

Ahora te complementamos la información con más novedades sobre el tema, pues una reciente investigación, publicada en la revista Journal of Clinical Medicine, reveló algunas ventajas que aporta para ti y para tu bebé el ejercicio realizado durante el periodo de gestación.

El estudio fue encabezado por la doctora María Perales, e intervinieron otros expertos, profesionales de la salud y el ejercicio de diversas universidades de España, como Rubén Barakat, Alejandro Lucía y Pedro L. Valenzuela, investigador en la Unidad de Control de Rendimiento de la Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte. En este participaron más de mil embarazadas divididas en dos grupos: en uno practicaban ejercicio supervisado durante tres días a la semana, entre las semanas 9 y 39 de gestación, mientras que en el otro no intervenían en ningún tipo de ejercicio.

Te puede interesar leer: Alimentos saludables para niños y sus beneficios

Se concluyó que en quienes estuvieron involucradas en el programa de deporte se redujeron en un 40% las probabilidades de aumentar excesivamente de peso durante el embarazo y en un 50-60% las de padecer diabetes gestacional e hipertensión. También se evidenció que las mujeres que hicieron ejercicio tuvieron más posibilidades de retornar al peso que tenían antes de quedar embarazadas en los seis meses siguientes al parto.

Otros beneficios importantes para las gestantes que hicieron ejercicios, y revelados por la investigación, fueron la disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiometabólicas, como trombosis, insuficiencia venosa y problemas relacionados con la glándula tiroides. Además, en muchas de ellas la duración del parto fue menor.

Te puede interesar leer: 8 consejos para fomentar la lectura en los pequeños

Pero para tu bebé y su bienestar al nacer también hay buenas noticias en este estudio, pues se dedujo que en los hijos de las madres que participaron de las actividades físicas se disminuyó en un 80% el peligro de tener sobrepeso o de sufrir de obesidad durante su primer año de existencia, y también que el riesgo de nacer con un peso exagerado se redujo en un 60%.

Al no verse alterado el riesgo de un parto pretérmino o por cesárea durante el programa, se resaltó que tanto para las mamitas como para sus bebés es confiable hacer ejercicio, pero también que es de gran ayuda en la medida que mitiga la posibilidad de determinadas complicaciones.

En un reportaje publicado en UAH.esnoticia, portal de comunicación de la Universidad de Alcalá, Pedro L. Valenzuela, uno de los investigadores, señaló que el deporte elegido debería adecuarse a las características clínicas de la mamá y a sus gustos, y bajo la supervisión de un experto en ejercicio físico que determine el tipo de actividades teniendo en cuenta un adecuado control médico.

Agregó que, “…en ausencia de patologías, la evidencia científica ha mostrado grandes beneficios con ejercicios aeróbicos, por ejemplo, andar a un ritmo alto durante una hora, bailar sin mucho impacto, etc. y de fuerza: con gomas o pesas no excesivamente pesadas. Como mostramos en nuestro estudio, los programas de ejercicio de intensidad moderada pueden realizarse desde las primeras semanas hasta el final del embarazo”. Así que futura mamita, ya no hay disculpas. ¡A hacer ejercicio!

Comparte en redes: