Redacción Cromos / 4 Dec 2020 - 8:00 p. m.

Los ‘hoodies’, de la Edad Media a moda de teletrabajo

Desde monjes, roqueros, hasta deportistas y campesinos han usado las capuchas a lo largo de la historia. Por su versatilidad, hoy es una prenda perfecta para ejecutivos, estudiantes, niños, jóvenes,  infaltables en cualquier guardarropa y la oportunidad de dos jóvenes emprendedores.
Bash Hoodies, una marca inspirada en los buzos de capucha.
Cortesía
Bash Hoodies, una marca inspirada en los buzos de capucha.
Bash Hoodies, una marca inspirada en los buzos de capucha.

Nacieron para proteger a los campesinos de las inclemencias del tiempo en épocas en que no existían las sombrillas, y en la Edad Media se convirtieron en atuendo de los monjes. Con el paso de los años, las capuchas fueron tomando nuevos usos y relacionándose con otras culturas. En los años 30, fueron usadas por obreros, deportistas y estudiantes, también como protección contra el viento y la lluvia.

Lea también: Blanca Suárez de ‘Las chicas del cable’ y su espectacular atuendo masculino de Dior

Hoy, las capuchas, conocidas como ‘hoodies’, vuelven con gran fuerza como consecuencia del Covid-19, que ha obligado a millones de personas a quedarse en casa y trabajar desde allí.

Precisamente las bondades de esta prenda, que cumple con todo para estar en cómodo en casa, informal para hacer mercado y confortable para asistir a reuniones virtuales, les abrieron una oportunidad de negocio a dos jóvenes emprendedores que están lanzando Bash Hoodies, una marca inspirada en los hoodies.

Sergio Ibarnegaray, comunicador social de la universidad de La Sabana y cofundador de Bash Hoodies, explica que el nacimiento de su marca surgió de utilizar los hoodies más como prenda deportiva, especialmente para los domingos. “Pero quise buscar opciones con cremalleras y otras propuestas más livianas, para días de sol, y no encontré. Y descubrí que ahí había una oportunidad de negocio porque el desarrollo de estampados, materiales, siluetas y más es muy amplio, lo que da opciones de llegar a miles de personas”, dice Ibarnegaray.

Precisamente esta versatilidad ha hecho que los hoodies tengan muchas apariciones a través del tiempo. En los años 70 regresaron ligadas a movimientos de hip-hop, rap, rock y otros movimientos musicales.  Al ser asociada a lo gótico, en los años 80 y 90 los jóvenes de tribus urbanas las llevaban para producir una sensación tétrica, demoniaca, siniestra en quienes los veían, y así generar miedo.

Sea como sea, los hoodies han acompañado a la humanidad y, ahora, con el teletrabajo vuelve a estar en auge.

El administrador de empresas de la universidad de los Andes, Federico Garzón, quien lleva más de cinco años como emprendedor en el sector tech-startup, también vio en los hoodies muchas posibilidades, por lo que le apostó a cocrear la marca, alrededor de la que esperar que nazca una tendencia, especialmente ahora que el teletrabajo llegó para quedarse.

Y así como los hoodies tienen infinidad de posibilidades por tratarse de una prenda para toda edad, género y ocasión, el mundo en el que hoy se mueven los negocios también les dio una gran oportunidad a estos empresarios. A través de Instagram se están dando a conocer con una historia con la que esperan llegar, en principio, a personas entre los 20 y los 40 años. El protagonista es un perro, llamado Bash, al que han convertido en la imagen de la marca y quien actúa, a través de las redes, como el CEO de la compañía.

Te puede interesar leer: La camisa babero, un must have para fin de año que usa Tamara Falcó

La empresa inició operaciones con una fábrica donde trabajan 20 personas y que esperan siga creciendo para producir más fuentes de trabajo y expandirse hasta donde las posibilidades de las ventas electrónicas lo permitan.

Temas relacionados

ModaDiseño colombiano
Comparte: