Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 1 hora

"Los latinos tenemos un corazón guerrero": Fabricio Werdum, peleador de MMA

El brasileño, número uno en el ranking de la máxima categoría de artes marciales mixtas en peso completo, ganó su pelea contra Travis Browne en el UFC 203 y aseguró que quiere recuperar el cinturón de campeón.

La última pelea entre Travis Browne y Frabricio Werdum fue el 19 de abril de 2014, en donde el brasileño ganó por decisión unánime. / UFC
La última pelea entre Travis Browne y Frabricio Werdum fue el 19 de abril de 2014, en donde el brasileño ganó por decisión unánime. / UFC
El Estadio Arena da Baixada en Brasil estaba a reventar, más de 45.000 aficionados a las artes marciales mixtas se habían reunido, el pasado mes de mayo, para apoyar a uno de los mejores peleadores de peso completo, número uno en el ranking UFC, el brasileño Fabricio Werdum. El ambiente era de fiesta y celebración, se acercaba uno de los mejores eventos, el UFC 198. (Lea: UFC 200: el encuentro más esperado del año en las artes marciales mixtas)
 
El estadio quedó oscuro, el público comenzó a gritar enloquecidamente, los flashes de las cámaras empezaron a iluminar a la estrella de las artes marciales mixtas, que a lo lejos venía con una particular bandera. En la parte de abajo estaba la bandera de Brasil y en la de arriba un tributo a Ayrton Senna, destacado piloto de Fórmula 1 brasileño. (Lea: Bryan Barberena: El luchador de la UFC con sangre colombiana)
 
Fabricio Werdum tenía mucha presión encima, pues no era bueno perder el cinturón que lo catalogaba como el mejor peleador de UFC en la categoría de peso completo y menos en su tierra. Fue inevitable que pasara por su mente aquel 13 de junio de 2015, cuando en México se realizaba el UFC 188, y su contrincante de esa noche por el cinturón, Caín Velázquez, perdió en su tierra. Werdum estaba seguro que no quería que le pasará eso. (Vea: Los mejores golpes de este fin de semana en el UFC201)
 
Sin embargo, sólo bastó de un golpe letal cruzado de derecha del estadounidense Stipe Miočić para que el campeón de peso completo, Fabricio Werdum, perdiera el título el pasado 14 de mayo.  “Fue un momento horrible porque quería retener el cinturón y más si era en mi tierra. Pero todos somos profesionales y sabemos que en una pelea como estas puedes ganar o perder”, aseguró el brasileño a El Espectador. (Lea: El colombiano Fredy Serrano luchará esta noche en el UFC 201)

Werdum ya dejó esa pelea en el pasado. Se concentró en la pelea contra el estadounidense Travis Browne en el UFC 203 el pasado10  de septiembre. Le ganó por decisión unánime luego de una disputa muy reñida. Sobre este combate el luchador brasileño aseguró: “Travis es un muy buen peleador, bastante alto, de hecho es un poco más alto que yo. Es muy bueno para pelear de pie, y sus puños y patadas son muy efectivas. Pero yo ya me sentía totalmente preparado para ganar y luchar por recuperar el cinturón”.   (Lea: Hugo Prada: el primer colombiano en debutar en la RFA de artes marciales mixtas)

Por su parte, Travis Browne le aseguró a este diario que “él (Werdum) fue el campeón de pesos completos de la UFC, así que debo respetarlo por lo que ha hecho en este deporte. Sin embargo, yo me había preparado mucho en el campamento de entrenamiento para esta pelea, así que me sentía listo para enfrentarlo”. (Lea: Jhon Bedoya es la cuota colombiana en The Ultimate Fighter)
 
Werdum nació hace 39 años en Porto Alegre, Brasil. Allí cuando tenía 20 decidió empezar a practicar jiujitsu brasileño por petición de una exnovia. “Ella me dijo que hiciera jiujitsu porque su hermano lo practicaba y le gustaba mucho, no sabía cómo se hacía así que decidí comenzar a entrenar. Fui a un gimnasio y empecé a ir todos los días y poco a poco me fue gustando y luego de un año fui campeón mundial de este deporte”, comentó.
 
Después de ese logro ‘Vai Cavalo’, como es conocido se fue a vivir con su familia a España por el trabajo de su madre. Allí comenzó a dictar clases de jiujitsu brasileño al darse cuenta que no lo practicaban. “En Barcelona sí había pero yo vivía en Madrid, y la distancia entre cada ciudad era demasiada. Ese fue el impulso que necesité para empezar a dar clases. Fui el pionero en enseñar jiujitsu brasileño en Madrid”, le aseguró a este diario. 
 
Al ser reconocido como el mejor profesor de jiujitsu brasileño en Madrid fue contratado por el representante del peleador croata Mirko Cro Cop y se fue a vivir a Croacia. Ese fue el impulso que le faltó para darse a conocer en el mundo de las artes marciales mixtas. 
 
“El representante de Mirko me consiguió un contrato muy bueno en Pride, en ese momento era el evento más importante de MMA. Mi sueño era llegar allí, yo tenía el talento sólo me faltaba la oportunidad”, afirmó el brasileño. 
 
Con todos los logros que ha conseguido a lo largo de su trayectoria personal, se ha consagrado como uno de los mejores peleadores de jiujitsu brasileño en el mundo. De Colombia cree que se está volviendo, poco a poco, en potencia de este deporte y que tiene peleadores muy buenos con mucho potencial, como lo es Fredy Serrano, cuota colombiana en el UFC. “A mí me gusta mucho Colombia y quiero volver porque siento que nos parecemos mucho, sobre todo en la personalidad porque estamos siempre jugando y haciendo bromas”, concluyó Werdum.