2 Oct 2021 - 1:01 a. m.

Daniel Escobar salió con un amigo en Cali, en diciembre de 2013, y desapareció

El próximo 21 de octubre, el joven cumplirá 27 años. Pese a la falta de respuesta de la Fiscalía, María Cecilia Tutestar, madre de Daniel, persiste en su búsqueda.
Daniel desapareció el 27 de diciembre del 2013 en el oriente de Cali.
Daniel desapareció el 27 de diciembre del 2013 en el oriente de Cali.

En diciembre de 2013, Daniel Alejandro Escobar Tutestar de 19 años, estaba terminando el bachillerato en Cali. Dos meses antes se había fracturado la clavícula y la mano derecha y por la cercanía que tenía con un tía materna, se recuperaba en la casa de su abuelo ubicada en el norte de la ciudad. El 27 de diciembre, María Cecilia Tutestar, madre de Alejandro, sale de su casa en el oriente de la capital vallecaucana para visitar a su padre y a su hijo. Regresa temprano en la noche y hacia las 11:30 p.m. escucha que tocan la puerta. Abre y se sorprende de ver a su hijo.

“Recuerdo que hasta lo regañé, le dije ‘qué son estar horas de estar en la calle y solo’”, rememora María. Alejandro le respondió que venía de una fiesta y que estaba acompañado por un amigo que hizo pasar a la casa. Ya al interior de la vivienda, Daniel subió al cuarto del papá a pedirle prestado $2000 mientras María le hacía preguntas al joven que nunca había visto. Cuando su hijo bajó le dijo que acompañaría al amigo a tomar transporte y que en máximo una hora regresaría a la casa. Pero, como dice María “así como salieron, no volvieron”.

También lo puede interesar: Deiner José Ordoñez salió de su casa en Planeta Rica, Córdoba, y aún no regresa

Al día siguiente María vio que su hijo no había llegado de regreso. No se asustó porque por esos días Alejandro se estaba quedando donde el abuelo. Llamó a la única sobrina que tenía celular en la casa de su padre y esta le respondió que sí, que Daniel estaba con ellos. “No sé qué me entendió, pero ella me dijo que él estaba allá con ellos”, cuenta María. La respuesta de su sobrina la tranquilizó.

El domingo 29, María le propone a su esposo invitar a Daniel a almorzar, así que se dirigen hasta la casa del abuelo ubicada en el norte. Al llegar, una vecina les dice que todos salieron de paseo. María pregunta por Alejandro, pero la mujer le dice que lleva varios días sin verlo por la casa, por eso empieza a llamar a su sobrina. Solo hasta las 6:00 p.m. le contesta y le confirma que Alejandro no había viajado.

El lunes en la mañana, María intentó poner la denuncia ante la Policía por la desaparición de su hijo pero le dicen que debe esperar 72 horas. También intentan tranquilizarla y le sugieren que su hijo debe estar bien y que pronto aparecerá. La familia de Daniel pasó las fiestas de año nuevo sin saber de su paradero. Días después el primo de Daniel le dice a la hija de María que el amigo con el que el joven había salido de su vivienda había sido robado ese 27 de diciembre.

También puede leer: Tras 18 días desaparecido siguen buscando a José Guillermo Palacios

Jorge*, le relató a María que ese viernes, luego de salir de casa, los habían intentado atracar. Ambos salieron a correr en direcciones distintas y nunca más volvió a saber de Daniel. Jorge también contó que al llegar a una estación de Policía, había manifestado estar en compañía de Daniel por lo que el comandante había ordenado realizar un patrullaje por la zona sin que este encontrará al joven. Al poco tiempo, María corroboró este testimonio con el comandante de la zona.

En los primeros días del 2014, María pudo interponer la denuncia por la desaparición de su hijo. Sin embargo, como cuenta, casi ocho años después y luego de tres fiscales a cargo del caso, este no presenta ningún avance. En el 2015 la familia de Daniel logró concertar una reunión con Jorge Fernando Perdomo, vicefiscal de la época, quien se comprometió a ayudarles en su caso. “Como a los ocho días de esa reunión, la Fiscalía nos llamó aquí en Cali. Lo único que nos mostraron fue la ruta por la que pudo desaparecer mi hijo”, cuenta decepcionada María.

Ante los nulos avances que presentaba la entidad, María inició su propia búsqueda. En el proceso estuvo involucrada en los diálogos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. Luego de eso socializó ante otras personas que también tienen familiares desaparecidos las instituciones que surgieron de estos acuerdos como la Comisión de la Verdad, la Jurisdicción Especial para la Paz y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas. También inició una página en Facebook en donde difunde casos de personas desaparecidas.

Le puede interesar: Astrid y su hijo Yeferson desaparecieron hace 22 años en Caicedonia, Valle

Con tristeza, María cuenta que en varias ocasiones el padre de Alejandro le ha dicho “la desaparición de Alejandro es como esas películas que a veces pasan por la televisión donde se abre un portal y se llevan a la gente”. A 20 días de que Daniel cumpla 27 años, María se resiste a darse por vencida en la búsqueda de su hija. Si usted tiene algún dato que pueda ayudar a esclarecer el paradero de Daniel Alejandro puede ponerse en contacto con María Cecilia Tutestar a través de los siguientes canales:

Correo electrónico: macecy65@hotmail.es

Teléfono celular: 3003212004

* Nombre modificado para preservar la identidad del joven.

Comparte: