Hay cuotas mensuales desde $124.900

¿Cómo pagar un celular que cuesta más que una moto?

Analistas dicen que sólo los que ganen más de $2 millones deben incurrir en uno de estos gastos. Vea los diferentes planes de financiamiento.

Los nuevos celulares de alta gama más caros superan los $3,5 millones. / Istock

Con lo mismo que pagaría por un celular de alta gama de los que están llegando a Colombia, le alcanza para comprar una moto, e incluso es suficiente para pagar la boleta de la final del Mundial de Rusia 2018 ($3,4 millones en la categoría más cara, según la FIFA). Por esto, adquirir uno de estos equipos, que los más caros están por encima de $3,5 millones, ya no se debe entender como un gasto cualquiera, sino que requiere una planeación financiera similar a la de pagar la matrícula de un semestre universitario. (Lea Sale a la venta el nuevo iPhone en Colombia ¿Cuánto vale?)

Los que más siguen de cerca los avances tecnológicos son los jóvenes y, de acuerdo con el Ministerio de Educación, el salario promedio de un recién egresado es de $1,7 millones. Por lo que para esta población implica un reto presupuestal ahorrar para pagar un equipo de más de $3,5 millones, y si se maneja mal, podría implicar una deuda inmanejable. La regla básica en finanzas personales es que las deudas no pueden superar el 20 % de los ingresos mensuales y un gasto de este tipo lo ideal es que no supere el 10 %. (Lea Ya está a la venta el nuevo Galaxy Note 8 en Colombia)

Para Luis Benítez, director de insolvencia Colombia, “incurrir en un gasto de estos no es para todos. Los que ganan menos de $2 millones al mes no deberían ni contemplar el comprar uno de estos celulares. Y si tiene deudas, ni pensarlo. Incluso para los que tienen maestría, que ganan cerca de $3,5 millones, les representaría un mes de salario. Y si piensa buscar financiamiento, lo mejor es pagarlo en menos de dos años, pues un celular de más de $3 millones costaría en realidad casi $5 millones si se paga en más de tres años. Por esto, cada persona debe pensar muy bien cuál es la cuota mensual que puede pagar sosteniblemente en un período corto de tiempo”.

¿Qué créditos pedir?

Si piensa acudir a financiamiento externo, hay que procurar buscar la menor tasa de interés, por lo que se debe descartar pagar uno de estos equipos por medio de tarjeta de crédito. De manera que una buena opción es pedir un préstamo de libre inversión: por ejemplo, de acuerdo con el portal comparabien.com, un préstamo de $3,5 millones se pagaría con cuotas de $167.000 en 24 meses, si adquiere el préstamo con la Cooperativa Financiera (la que da la mejor tasa del mercado: 14,7 % anual). Y si lo quiere pagar en 18 meses, las cuotas serían del $216.000.

Otra buena opción es pedir un préstamo con el fondo de empleados de su trabajo, pues tienen tasas menores que las del mercado. Pero, de todas formas, si una persona que gane $2 millones al mes piensa pagar uno de estos créditos, implicaría que tendría que destinar casi el 10 % de su sueldo por hasta dos años. Y hay que tener en cuenta que cada año sale una nueva versión de estos celulares, y en cada edición se dice que son revolucionarios.

Otras opciones de financiamiento

Sin embargo, los proveedores y comercializadores de celulares son conscientes del precio al que han llegado estos celulares, por lo que ya ofrecen opciones de financiamiento para adquirir estos equipos (en varios casos con cero intereses). De hecho, bancos como Davivienda ya están viendo oportunidades al entrar en el negocio del financiamiento de smartphones y también en el del aseguramiento de estos equipos.

Por ejemplo, las tiendas iShop y Mac Center permiten adquirir el iPhone 8 con cuotas de $124.900 mensuales por 24 meses, por lo que se financia el equipo con cero intereses. Además, brindan la opción de entrar en el programa Renuevo, en el cual por medio de las cuotas mensuales el usuario tiene la opción de adquirir cada año la nueva versión de su equipo.

Asimismo, los diferentes operadores ya tienen opciones de financiamiento similares. Por ejemplo, está el programa Claro UP: los usuarios que ya estén afiliados en esta herramienta podrán diferir el pago de su smartphone a 24 cuotas en un plan pospago y en el mes 13 tendrán la opción de adquirir uno nuevo. Además, el equipo queda asegurado en caso de hurto y hurto calificado, daño físico y falla eléctrica o mecánica.

Por su parte, Tigo Une le explicó a este diario que está “diseñando planes que contemplan el no cobro de intereses y beneficios extras para los usuarios TigoUne que quieran adquirir estos dispositivos. Además de estos beneficios, los usuarios que adquieran estos dispositivos tendrán disponibles las redes con mejor latencia del país. Esto significa que los tiempos de respuesta se reducirán cuando naveguen por sus páginas favoritas”.

De hecho, para Camilo Silva, analista de Valora Inversiones, “es mejor acercarse a su operador para financiar uno de estos celulares, pues en muchos casos financian con cero intereses y permiten acomodar los pagos a las cuotas que mejor se le acomoden. Y por supuesto siempre está la opción de vender el equipo viejo por portales como Mercado Libre. Aunque lo vendan por una tercera parte del costo inicial, se trata de recursos que le ayudarán a suavizar ese choque de costos”.

Asimismo, Movistar además de sus planes de financiamiento a cuotas sacó una promoción que da un bono de $250.000 para la compra de un smartphone, lo que podría representar más de una cuota mensual.

¿Y la prima?

Ahora que se acerca el fin del año, puede resultar tentador usar la prima, equivalente a la mitad del salario mensual, para comprar uno de estos equipos. Por ejemplo, una persona que gane $2 millones, recibiría en diciembre $1 millón extra y otro más en junio de 2018. Por lo que, si destina estos recursos, tendría que financier sólo $1,5 millones, lo cual se podría pagar en un año en cuotas de $125.000.

No obstante, para Benítez no tiene sentido “que se gaste la prima, pues un celular se trata de un gasto que le durará varios años (si lo cuida), lo que lo vuelve objeto de financiamiento. Es mejor que se planifique para pagar el equipo en 18 meses y que use el dinero que le llegará en diciembre para pagar deudas, en regalos para la familia o para prepararse para los gastos de comienzo de año”.

Por su parte, Silva considera que “cada quien debe pensar en qué debe gastarse la prima: no tiene nada de malo usar esta plata para financiar un celular si quiere darse un gusto. Incluso podría ayudarle a pagarlo de contado y así recibir los descuentos por hacerlo de este modo. O puede pagarlo a una cuota con una tarjeta que le aporte millas, y así le contribuye a costear un viaje”.

De manera que tal parece que existen formas de adquirir uno de los nuevos celulares de alta gama si tiene capacidad de destinar entre $150.000 y $200.000 cada mes por hasta dos años. Si bien se trata de un endeudamiento posible para alguien que gane más de $2 millones, cada quien debe hacer el análisis si vale la pena este gasto o si es mejor ahorrar o destinar el dinero a otra cosa.

últimas noticias