Con equipo interdisciplinario atienden derrumbe en vía Calarcá-Cajamarca

Noticias destacadas de Economía

Según el director del Invías, se han removido 3000 metros cúbicos de material de los casi 30 derrumbes que se han presentado en la zona debido al movimiento natural de la tierra o consecuencia de los trabajos que se adelantan en el talud.

El Instituto Nacional de Vías (Invías) informó sobre el despliegue de personal para la atención del deslizamiento en el km 38+900, en el corredor Calarcá-Cajamarca, que tiene afectada la zona desde hace una semana y que fue producto de las fuertes lluvias que se han presentado.

El equipo interdisciplinario está compuesto por ingenieros, geólogos, geotecnistas, topógrafos, operarios de maquinaria, auxiliares, además de personal de seguridad y salud en el trabajo, encargados de “garantizar la seguridad de transportadores de carga, de pasajeros, personal de la entidad y en general de los distintos usuarios de la vía”, dice el Invías.

Le puede interesar: Avanzan obras de recuperación en vía Calarcá-Cajamarca, tras derrumbe

Según la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, el objetivo es resolver esta situación para “poder continuar posteriormente con las obras de doble calzada del proyecto Cruce de la Cordillera Central”. Precisamente por las obras se anunció que desde el 9 de diciembre y durante dos meses el Túnel de la Línea tendrá cierre parcial para el transporte de pasajeros y de carga y total para los viajeros en vehículos particulares entre 2 p. m. y 6 a. m. del día siguiente.

Juan Esteban Gil Chavarría, director del Invías, explicó que hay un monitoreo permanente para vigilar el comportamiento del suelo. “También hemos atendido las actividades concernientes al sitio crítico en el talud, donde contamos con 3 frentes de trabajo, para los que asignamos 50 personas y 12 equipos, lo que nos ha permitido construir una vía que accede a la corona de la montaña para iniciar la intervención de descargue de material. Igualmente, logramos construir la zanja de coronación con la que mitigamos la saturación del suelo en el talud, dando inicio a las obras de estabilización y tratamiento”, continuó dijo el funcionario.

Según Gil, se han removido 3000 metros cúbicos de material de los casi 30 derrumbes que se han presentado en la zona debido al movimiento natural de la tierra o consecuencia de los trabajos que se adelantan en el talud. “Aún se deben remover 72.000 m3 de material en el sector, un trabajo de alta complejidad en el que continuaremos”, agregó.

La contingencia ha ocasionado hasta el momento 14 cierres totales, en horas de operación, del corredor Calarcá-Cajamarca, informó el Instituto.

Comparte en redes: