El Banco Central Europeo autoriza a los bancos una distribución de dividendos limitada

Noticias destacadas de Economía

Antes de proceder, los establecimientos deberán discutir la pertinencia del nivel de distribución previsto con el supervisor europeo.

El Banco Central Europeo (BCE) autorizó este martes a los bancos a distribuir de nuevo dividendos sin que superen el 15 % de sus beneficios acumulados de 2019 y 2020, pero les instó a la prudencia en plena pandemia de coronavirus.

“Todos los bancos”, es decir 113 establecimientos vigilados por el supervisor único vinculado al BCE, deben “contemplar no distribuir dividendos en metálico” ni “realizar compras de acciones”, o bien “limitar estas distribuciones”, “hasta el 30 de septiembre de 2021”, según un comunicado.

Al comienzo de la pandemia en marzo, el BCE adoptó una recomendación de congelar temporalmente los dividendos y la compra de acciones.

Si los bancos prevén recompensar a sus accionistas a través de dividendos y/o la compra de acciones, la suma total de esta salida de dinero deberá ser “inferior al 15% del beneficio acumulado para 2019-2020 y a 20 puntos básicos en términos de ratio de capitales propios (CET1) --equivalente al 0,2 % de los activos de riesgo--, ya que el monto más bajo debe ser retenido”, explica el BCE.

Los bancos “deben ser rentables y tener trayectorias de capital sólidas”, advirtió.

Antes de proceder, los establecimientos deberán “discutir la pertinencia del nivel de distribución previsto” con el supervisor europeo.

La recomendación previa de suspender temporalmente los dividendos y compra de acciones, reconducida a finales de julio, reflejaba las “circunstancias excepcionales” de la economía europea en 2020, recuerda el gendarme europeo de los bancos.

Al revisar su recomendación, el BCE reconoce “la reducción de la incertidumbre en las proyecciones macroeconómicas” presentadas el jueves pasado, que apuntan a una vuelta del crecimiento del PIB en la zona euro en 2021, tras una caída de más del 7 % este año.

El supervisor optó, no obstante, por una apertura prudente mientras que no se haya manifestado plenamente el impacto de la pandemia en los balances de los bancos, que aún se benefician de medidas de apoyo público.

Comparte en redes: