El beneficio de LVMH cayó un 34 % en 2020 y se ubicó en US$5.715 millones

Noticias destacadas de Economía

Los comercios de la marca DFS -algunos de ellos ubicados en aeropuertos- se resintieron por el parón casi total de los viajes internacionales por la pandemia.

La crisis del coronavirus se ha dejado sentir en el gigante francés del lujo LVMH, cuyo beneficio cayó un 34 % el pasado año para quedar en 4.702 millones de euros (unos 5.715 millones de dólares al cambio actual), que llegaron en gran medida de sus negocios de moda y marroquinería, cuya actividad se recuperó en el cuarto trimestre.

El resultado operativo corriente bajó globalmente un 28 % a 8.305 millones de euros (más de 10.000 millones de dólares), de los cuales 7.188 millones (más de 8.736 millones de dólares) se obtuvieron en esa división de moda y marroquinería, para la que el descenso se limitó al 2 %, destacó LVMH en un comunicado.

Frente a eso, el batacazo en el resultado operativo corriente fue considerable en los vinos y licores (con una bajada del 20 % a 1.388 millones de euros/1.687 millones de dólares) y más todavía en los relojes y joyería (59 % a 302 millones/367 millones de dólares) y en los perfumes y cosméticos (88 % a 80 millones/97 millones de dólares).

Pero la peor parte se la llevó la distribución selectiva, que incluye cadenas de tiendas como Sephora y DFS, con un resultado operativo corriente negativo de 203 millones de euros (casi 247 millones de dólares) que contrastan con los 1.395 millones (1.694 millones de dólares) positivos conseguidos en 2019.

En particular, los comercios de la marca DFS -algunos de ellos ubicados en aeropuertos- se resintieron por el parón casi total de los viajes internacionales por la pandemia.

La facturación de LVMH retrocedió el pasado año un 17 % hasta 44.651 millones de euros (54.268 millones de dólares), aunque si se compara el cuarto trimestre con el mismo periodo de 2019, la bajada fue únicamente del 3 %.

Eso se explica, sobre todo, por la recuperación de la moda y la marroquinería, con un volumen de negocio que progresó en términos interanuales un 18 % en ese último trimestre, y que en el conjunto del ejercicio aportó 21.207 millones de euros (25.774 millones de dólares).

Las ventas de sus marcas estrella Louis Vuitton y Christian Dior aumentaron en los dos últimos trimestres a un ritmo de dos dígitos.

La empresa dijo que aborda el ejercicio 2021, que ha comenzado con la absorción de la compañía estadounidense de joyería Tiffany, “con una confianza prudente”, y se fija como objetivo “reforzar su avance en el mercado mundial del lujo”, sin traducir eso en cifras.

En la junta que se celebrará el próximo 15 de abril, la dirección propondrá el reparto de un dividendo de 6 euros (7,3 dólares) por acción a cuenta de los resultados del pasado año.

Comparte en redes: