Se perdieron más de 5,3 millones de empleos

El peor desempleo en 20 años

Noticias destacadas de Economía

Entre los sectores más golpeados está el de manufactura. Reapertura de la economía e inyección de recursos públicos son algunas ideas que líderes gremiales y expertos señalan.

La crisis desatada por la pandemia de COVID-19 pasó su primera factura en materia de desempleo: según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en abril de 2020 más de 5,3 millones de personas perdieron su empleo (el 25 % del total), pues Colombia pasó de tener 21,8 millones de ocupados en abril de 2019 a 16,5 millones en el cuarto mes de este año.

La cifra de desempleo se acercó a los peores pronósticos que se habían arrojado, y se ubicó en 19,8 %, es decir, 9,5 puntos por encima del mismo período de 2019, cuando llegó a 10,3 %. En ese momento (abril de 2019) los números preocupaban y se interpretaban, entre otras cosas, como un efecto tardío de la desaceleración económica vivida en años anteriores. Pero ahora la tasa de desempleo cae como la peor registrada desde la crisis económica de 1999. Es decir, el país retrocedió 20 años en materia de empleo.

Para Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, la cifra incluso está “subestimada, porque hubo un aumento importante de la inactividad, es decir, de personas que salieron del mercado laboral, muchas de ellas obligadas por el confinamiento. Si esas personas hubieran continuado buscando empleo, la tasa no habría sido de 19,8 %, sino de 32,9 %”.

Como era de esperarse, las actividades que más cayeron fueron las artísticas, de entretenimiento, recreación y otros servicios, con -21,2 % en el trimestre febrero-abril. Les siguieron las industrias manufactureras, con -18,3 %. La Cámara Colombiana de la Confección resaltó que el suyo es un sector “altamente intensivo en ocupación femenina, por lo que se evidencia la gravedad de estas cifras y la imperiosa necesidad de tomar medidas de choque”.

Mujeres, aún más afectadas

En efecto, al observar el desempleo por género no solo es evidente que para hombres y mujeres las cifras empeoraron, sino que la brecha entre ambos se sigue expandiendo: en el período febrero-abril de 2019, el 8,7 % de los hombres estaban desempleados, frente al 14 % de las mujeres en la misma situación; ahora la tasa de desempleo para ellos se ubicó en 11,9 % y la de ellas, en 18,4 % (la brecha pasó de estar en 5,3 puntos a 6,5 puntos).

Al observar por ciudades, las tres con mayor desempleo en el trimestre febrero-abril fueron Neiva (con una tasa de 25,8 % frente al 12,5 % para el mismo período de 2019), Ibagué (con 25,1 %, frente al 16,8 % en el mismo lapso del año pasado) y Armenia (24,1 % ahora, frente al 18,1 % en el mismo trimestre de 2019). Mientras que las dos últimas son dos de las ciudades más afectadas por el desempleo en el país, incluso antes de la emergencia sanitaria, Neiva fue una de las primeras ciudades en Colombia en presentar casos de COVID-19, en marzo.

Bogotá preocupa

Otro dato preocupante fue el aporte de Bogotá al resultado final de desempleo: de los 9,5 puntos que aumentó el desempleo en abril, la capital aportó casi dos puntos completos, de lejos la mayor contribución al incremento.

El secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, en entrevista con el periodista John Jairo Ocampo el viernes, afirmó que “mantener el confinamiento como se tuvo entre el 19 de marzo y hasta el 13 de abril, un confinamiento estricto y riguroso, es sin duda la forma más eficaz de aplanar la curva, pero también es la más costosa en términos de crecimiento del PIB”. Además, añadió que la administración está “mirando la forma en cómo podemos funcionar, pero está claro que no podemos confiarnos totalmente ni entrar en la dinámica de estar cerrando y abriendo”.

Según la Cámara de Comercio, Bogotá región cerró 2019 con 795.648 empresas y establecimientos de comercio. De acuerdo con las cifras con corte al 28 de mayo, en Bogotá se habían reactivado 40.277 empresas (1.840 en edificaciones, 5.390 en manufacturas, 32.936 en microempresas y 111 en obras públicas).

Mauricio Santamaría, presidente de la Anif, señaló que “el decreto del Gobierno fue abriendo un poco más, lo cual es un gran paso, pero la alcaldesa dice que en Bogotá no va a pasar nada más por lo menos hasta el 15 de junio y la tragedia económica a cada segundo aumentándose, porque la capital pone el 25 % del PIB nacional y genera la mayoría de los empleos”.

La petición de los gremios: reabrir

Luego de conocer las cifras, organizaciones como Fenalco, Andi y Anif afirmaron que es necesario avanzar en la reapertura de los sectores económicos con la responsabilidad y los protocolos que requiere. “Debemos concentrarnos en generar condiciones de seguridad que permitan trabajar y activar el aparato productivo”, dijo Bruce MacMaster, presidente de la Andi, quien pone como ejemplo la necesidad de usar no solo tapabocas, sino máscaras en el transporte público y otros sitios de aglomeración como plazas de mercado.

Para Mejía, de Fedesarrollo, son importantes “las medidas que se han venido tomando en materia de reactivación gradual de la actividad económica y fundamental lo de la construcción, la industria y el comercio, porque infortunadamente estas cifras tan altas de desempleo van a generar problemas muy grandes en el bolsillo de los hogares y deterioros importantes en los indicadores sociales de pobreza y pobreza extrema”.

Mario Valencia, director de Cedetrabajo, apuntó que es necesaria la “inyección masiva de recursos públicos” para “mantener el ingreso de los hogares y evitar que esto se convierta en una catástrofe social”, ante el “freno casi total de la producción y la capacidad de demanda de los hogares”. Por su parte, Rosmery Quintero, presidenta de Acopi (gremio de las mipymes), aseguró que “debemos comenzar a reflexionar sobre el tejido empresarial, sus características y la clase de empleo que generamos. En el tema de informalidad, hay muchas actividades a las que no les estamos dando la preponderancia necesaria”.

En entrevista con este diario, antes de conocer los datos de desempleo, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, recordó la creación de la Misión de Empleo, conformada por expertos que darán recomendaciones al Gobierno para una reforma laboral. Según el ministro, entre las prioridades del Ejecutivo está combatir la altísima informalidad. “La situación nos obliga a replantear todo el sistema (laboral)”, afirmó, y añadió que la presentación de un proyecto en el Congreso dependerá de lo que indiquen los expertos de la Misión.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

DesempleoDANECoronavirus