30 Nov 2022 - 4:00 p. m.

Así nació el comercializador de ‍energía del futuro

Esta empresa le entrega a sus clientes a través de una plataforma tecnológica, un servicio y una herramienta que les permite tomar decisiones que impacten positivamente sus negocios y al medio ambiente.
Tatiana Gómez Fuentes

Tatiana Gómez Fuentes

Directora de comunicación digital
Él es Sebastian Ruales, CEO & Co-Founder de Bia.
Él es Sebastian Ruales, CEO & Co-Founder de Bia.
Foto: Cortesía

“Somos un comercializador digital de energía eléctrica que reemplaza al comercializador tradicional de energía, representando a sus clientes ante la industria energética. (En Colombia es posible hacer este cambio hace más de 30 años, sin embargo la mayoría de los usuarios no lo saben, piensan que no tienen opciones, y sienten que están amarrados de por vida con su proveedor actual).

Bia, que es el nombre de nuestra compañía, le permite a sus clientes tomar el control de su energía y tomar decisiones en función de reducir sus consumos, eficientar sus operaciones y abaratar sus tarifas mensuales. Esto lo logramos por medio de una plataforma tecnológica y una infraestructura de medición inteligente las cuales muestran, de forma sencilla a nuestros clientes, toda la información respecto al consumo de su energía eléctrica en una app o una web.

Nuestros clientes hoy pueden ver su consumo en tiempo real, recibir notificaciones, recomendaciones de eficiencias, alarmas de consumo y de seguridad, pagar de forma automatizada, consolidar todos sus puntos de venta en una sola plataforma, poder hacer pagos centralizados, recibir servicio al cliente 24/7 y muchas cosas más. Adicionalmente hoy todos nuestros clientes reciben un 1% de cashback sobre su factura que pueden utilizar como saldo para pagar su factura del mes siguiente o utilizarlo en aliados que habilitamos para ellos en la plataforma”, así empieza Sebastian Ruales, el CEO & Co-Founder de Bia a contar en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos la historia de los comercializadores de energía, como Bia, los cuales son el punto de contacto entre los usuarios y el resto del sector eléctrico, y se encargan de comprar la energía que consumimos mensualmente. Hablamos con él y aquí expone lo que ha logrado hasta ahora con su emprendimiento.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 34 años y tengo un MBA de la Universidad Icesi en Cali, un Executive MBA de la Universidad de Tulane en USA, y un Executive Program en Singularity University del mismo país-

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Nos frustramos al ver que la disrupción tecnológica que ha llegado a múltiples industrias en latinoamérica; como la logística, la banca, el transporte, pareciera no haber llegado a la industria energética. Los usuarios siguen teniendo un rol pasivo, reciben facturas físicas que no entienden y en las que no confían, sin tecnología, sin data y sin opciones.

Desde Bia estamos cambiando esto, y por fin estamos poniendo al usuario en el centro de la estrategia, que es donde siempre ha debido estar. Esto lo estamos haciendo de la forma como mejor lo sabemos hacer: por medio de la tecnología, y con un producto digital elegante, con una gran experiencia de usuario, donde nuestros usuarios por fin pueden acceder a data que les permite volverse actores energéticos activos.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Creo que una de las razones más especiales, y por la que más afortunado me siento, es que hemos logrado reunir un equipo de personas increíblemente talentosas que están pensando permanentemente y de forma estratégica en solucionar problemas por medio de la tecnología. Con muchísima disciplina y muchísima claridad de propósito.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

A mediados de este año cerramos nuestra ronda pre-semilla, donde logramos sumar fondos de inversión tier 1 de EE.UU, Europa y Latinoamérica, y ángeles inversionistas que hoy son los fundadores de varios de los unicornios de la región; quienes invirtieron un total de USD 6 millones, en lo que fué la ronda pre-semilla más grande de la región para una compañía energética, y una de las más grandes a través de todas las industrias.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos demostrando que la industria energética puede evolucionar, y que podemos tener un servicio energético centrado en el usuario (que nunca ha estado en el centro de ninguna de estas estrategias). Y lo más lindo, es que lo estamos haciendo por medio de la tecnología, que lo hace aún más especial.

Nuestros clientes hoy toman el control de su energía por medio de nuestra plataforma y la data que les hacemos disponible, y con base a esto toman decisiones en función de reducir sus consumos, eficientar sus operaciones y reducir su huella de carbono. El impacto de esto es muy profundo y en esencia transformador. “Gracias a nuestra tecnología centrada en el consumidor y nuestros esquemas de costos, el usuario medio podrá ahorrar hasta un 10% adicional en su factura mensual siguiendo las recomendaciones y notificaciones de la app”, resalta Guillermo Plaza. Este es el impacto que a largo plazo Bia busca generar.

6. ¿Soy feliz?

Que buena pregunta. Siento una alegría permanente por lo que estoy haciendo en este momento de mi vida, me siento afortunado por la vida que he logrado construir, agradecido por los mentores y amigos que tengo a mi alrededor, bendecido por mi familia, y emocionado con el potencial transformador que puede generar en esta industria. Estoy disfrutando el camino, y aprendiendo al máximo todas las lecciones que está dejando, eso me hace sin duda muy feliz.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En este momento no es algo que se me pase por la cabeza. Hay mucho por hacer y el propósito de lo que estamos construyendo es mucho más grande que un cheque en el corto plazo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Tuve la fortuna de pertenecer al equipo fundador de Rappi y vivir de primera mano el ritmo, la presión y la disciplina que se requieren para construir un Startup de alto impacto y rápido crecimiento. Esto me preparó sin duda para lo que estoy haciendo hoy, y me dió las herramientas y el criterio para navegar las barreras que se presentan en el camino.

He tenido la oportunidad de mantenerme en un ritmo muy alto de ejecución permanente, y es parte de lo que soy hoy, y de lo que busco impregnar todos los días en la cultura de Bia.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Más que sueños, me siento afortunado por haber logrado alcanzar muchas metas que me he propuesto, tanto desde la parte personal, como de la profesional, con mucha claridad de objetivos y planes muy concretos para alcanzarlas. Sin duda hay muchas más por alcanzar y en las que estoy trabajando con mucha dedicación.

Quisiera poder alcanzar todas las demás metas que tengo propuestas, para darme cuenta que muchas de ellas tal vez no eran tan importantes como creía, y otras que creía que no eran tan importantes resultan siendo las que van a forjar mi carácter, me emociona mucho lo que voy a enfrentar y el camino que se viene por delante.

Esta historia le puede interesar: Sabores que enseñan cultura colombiana a través de diversas preparaciones

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Estamos apenas empezando. Lo que sigue es trabajar muy juiciosos y con mucha disciplina para transformar esta industria. Siguen muchos días y noches largas, mucho sudor, muchos triunfos y muchos aprendizajes también, es una locura lo que ya empezó y cómo empezó, pero sobre todo lo que el futuro tiene hacia adelante.

Vamos a enseñarle a los consumidores latinoamericanos que tienen opciones, que la industria energética puede modernizarse, y que pueden aspirar a tener mejores relaciones con su energía, a tomar el control, y que esto es posible.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Hay pocas industrias en el mundo más masivas, más frecuentes, penetradas y con problemas tan profundos como esta. Sin mencionar que es algo que necesitamos urgente para garantizar nuestra supervivencia. A esto agrégale que paradójicamente es una de las industrias más atrasadas del mundo. La oportunidad sin duda no sólo es escalable, sino necesaria.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No. Bia ha llevado y continuará llevando a cabo procesos formales de rondas de inversión. Hoy nuestros inversionistas son VC muy sofisticados de EEUU, Europa y Latinoamérica, que no sólo agregan capital sino también múltiples valores agregados, y así queremos continuar manteniendo nuestro cap table a futuro.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Cuando se crece una compañía rápidamente es común contratar a la misma velocidad. Creo que el aprendizaje sería tener la certeza de que las personas que estás contratado respiran tus mismos valores, esto es vital, y si ese proceso se demora un poquito no es el fin del mundo, y es mucho mejor que el costo de oportunidad de no tener al mejor equipo por querer contratar rápido.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Matías Muchnick de Notco, Mati le enseñó al mundo que pueden generarse productos de consumo masivo que tradicionalmente provienen de los animales, pero sin la necesidad de tener animales en la ecuación, todo mediante AI y Machine Learning, con un propósito espectacular. Y por supuesto a mis mentores Simón Borrero y Felipe Villamarín de Rappi. Grandes amigos y personas increíbles de las que aún hoy continúo aprendiendo.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

No siento que he fracasado en el sentido tradicional de la palabra. Sin duda he cometido muchos errores, pero he aprendido de ellos. El fracaso es tan grande como la poca capacidad que tengas de aprender de eso, si tienes esa capacidad entonces realmente no se fracasa, por el contrario se aprende y sales fortalecido.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Durante mi carrera he tenido la oportunidad de construir una base muy especial de aliados y mentores, fondos de inversión que hoy son amigos, y una red de personas que son expertas en cada una de sus funciones. Todos ellos hoy forman parte de una red de apoyo que hoy es fundamental para mi y de la que permanentemente me apoyo para revisar ideas, evaluar proyectos y en muchos casos juntar visiones antes de tomar decisiones importantes.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sin duda. El futuro energético estará en manos de las compañías que logren entender la relación del usuario con la energía, y que puedan construir tecnología para soportar esta relación.

El futuro sin duda es prometedor para las empresas que estén construyendo soluciones de largo plazo a problemas gigantes por medio de la tecnología, pero sobre todo a quienes estén resolviendo problemas en industrias como la energía, industria que sólo va a crecer y que sólo va a seguir trayendo oportunidades.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Creo que no dejaré de estar buscando soluciones a problemas gigantes. Es lo que más disfruto hacer y seguramente lo que seguiré haciendo.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Creo genuinamente que es imposible aventurarse a cualquier proyecto de cualquier tipo sin una red de apoyo. Creo que eventualmente te sentirás ahogado y vas a perder de vista el propósito, la motivación va a ser difícil de mantener, y terminarás lidiando sólo con un montón de preguntas y problemas y sin nadie para apoyarte.

Desde el inicio de Bia logré construir una red de mentores y amigos que han estado ahí permanentemente. Algunos de forma oficial y otros siempre dispuestos a escucharme y darme un consejo. La familia por otro lado es un sentido de responsabilidad diferente, mucho más especial, mucho más profundo, y con un propósito mucho más importante, mi familia sin duda ha sido fundamental en este camino.

Le puede interesar: Una compañía especializada en producción de billeteras y morrales en cuero

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Hay una frase que me encanta, y es “así no seas profesor, sé profesor”, y creo que tiene toda la razón. Cuando has tenido la fortuna de estar expuesto a aprendizajes valiosos, a experiencias enriquecedoras, y haber enfrentado y resuelto problemas grandes, no sólo te pone en condiciones de tener algo valioso qué compartir, sino que te ponen en la obligación de hacerlo.

El apoyo debe ser genuino y disfruto haciéndolo. Hoy en día tengo un fondo de inversión llamado Opera Ventures, donde invertimos dinero y apoyamos con experiencias, contactos y aprendizajes, a emprendedores y StartUps en etapas tempranas.

21. ¿Qué papel juega mi equipo? ¿Quién es?

Logramos construir un equipo de cracks que se enamoraron del potencial de Bia y que desde sus roles están aportando un valor increíble para alcanzar esa visión. Puedo decir que tenemos una mezcla única entre líderes intraemprendedores de compañías tecnológicas de alto impacto y alto crecimiento, y altos directivos de compañías del sector energético, que están trabajando juntas y complementándose. Yo lo llamo “la tormenta perfecta”, una mezcla única de lo mejor de tech con lo mejor de la energía.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Considero que una de mis grandes fortalezas es la claridad de propósito. Esto significa que tengo muy claro qué es lo que estamos buscando alcanzar y lo que necesitamos hacer todos los días para lograrlo.

Logro impactar de forma positiva y permanente a un equipo que está conectado con la visión y que tiene muy clara su contribución. Todo esto mientras logramos mantenernos motivados, pese a que estamos dedicando horas importantes de mucha presión y mucho trabajo duro.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Qué es lo que más disfruto hacer por encima de cualquier cosa. Veo esto como el legado que quisiera dejar. Esto le agrega un sentido de pertenencia y misión muy especial a mi vida.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.