Publicidad

Con productos didácticos ellos contribuyen a la conservación del medio ambiente

Palolo y Pilolo es un emprendimiento que crea, diseña, produce y comercializa libros y blocs lógicos que estimulan la comprensión lectora, creatividad, inventiva e imaginación de los más pequeños de la casa, con una actividad de tradición: recortar y pegar.

Tatiana Gómez Fuentes
15 de noviembre de 2022 - 11:00 a. m.
Ella es Judy Alvarado, la emprendedora detrás de "Palolo y Pilolo".
Ella es Judy Alvarado, la emprendedora detrás de "Palolo y Pilolo".
Foto: Cortesía

“Con Palolo y Pilolo, enseñamos un nuevo método de aprendizaje a través de secuencias, hábitos, rutinas, métodos, procesos y procedimientos, llevando a los niños, jóvenes y abuelitos a estimular su memoria, comprensión lectora; a contar cuentos e historias con sentido y pensamiento lógico. En definitiva, es navegar en papel, sacamos a los niños pequeños de internet, un mundo que aún no está pensado para ellos, sin la compañía de un adulto responsable.

Con nuestro producto invitamos a nuestros clientes a no encender un computador para imprimir tareas de recortar y pegar, buscando la reducción de los recursos forestales, ahorro de energía, pero sobre todo, estamos llevando calidad de vida a nuestras familias a la hora de hacer este tipo de tareas.”, de esta manera Judy Alvarado, empieza a narrar cómo nació su idea de negocio en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos. Hablamos con ella y esta es su historia:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

56 años, Publicidad y Comercialización

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi primera idea fue crear un libro con todas las tareas de recortar y pegar que le mandan a los niños para hacer en casa con ayuda de papá, mamá y abuelitos, junto con un bloc de lógicos y actividades para estimular la comprensión lectora, creatividad, inventiva, imaginación, y la exploración de sus talentos como escritores. Próximamente tendremos la colección de cuentos infantiles ilustrados Kalisa, la hormiga amiga, el medioambiente y el adiós a nuestras especies. Amigables con el medio ambiente en un 92%..

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Con el apoyo de mi familia y amigos que creyeron en mí y en el proyecto.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Con el apoyo económico de mi familia, amigos y ahorros personales. Compromisos que todavía están cumpliéndose.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos cambiando vidas, cuidando el medio ambiente. Con nuestro producto invitamos a nuestros clientes a no encender un computador para imprimir tareas de recortar y pegar, buscando la reducción de los recursos forestales, ahorro de energía, pero sobre todo, estamos llevando calidad de vida a nuestras familias a la hora de hacer este tipo de tareas. No tienen que buscar en periódicos, revistas, ni internet, contamos con el contenido de 5 años de tareas en un solo libro, facilitándole la vida al niño y enseñándole a ser responsable a la hora de cumplir con sus deberes, reforzando los temas vistos en clase, bajo la premisa: niños felices, docentes felices.

Además, aportamos a su área cognitiva con la mejora de “pinza digital”, ya que cada ilustración debe ser recortada por un borde punteado que sigue su forma, donde también ayudamos a que refuercen el inglés permitiéndoles asociar las palabras con imágenes, lo que facilita su aprendizaje.

Con Palolo y Pilolo, enseñamos un nuevo método de aprendizaje a través de secuencias, hábitos, rutinas, métodos, procesos y procedimientos, llevando a los niños, jóvenes y abuelitos a estimular su memoria, comprensión lectora; a contar cuentos e historias con sentido y pensamiento lógico. En definitiva, es navegar en papel, sacamos a los niños pequeños de internet, un mundo que aún no está pensado para ellos, sin la compañía de un adulto responsable.

Con nuestro futuro producto, que son los cuentos ilustrados Kalisa la hormiga amiga, buscamos generar conciencia ecológica, reducir la huella de carbono y la huella hídrica. Buscamos empatía y amor por nuestro medio ambiente, entendiendo que el calentamiento global es la resta de lo poco que cuidamos el planeta y la suma de quienes no lo respetan.

6. ¿Soy feliz?

¡Sí! ¡Muchooooooooo!

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Fue y ha sido duro por la falta de apoyo a nivel financiero. Hay tanto por hacer, tantos productos que piden vía para nacer, muchas necesidades por satisfacer, pero muchas veces no es factible llevarlos a cabo.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Hemos cumplido parte de nuestro sueño, falta mucho por hacer, al conocer tanta necesidad que hay en el mercado de productos como los que hemos creado, se siente impotencia de no poder hacer más por una población tan necesitada de ayudas didácticas.

Le puede interesar: Ella cuenta historias a través de accesorios que resaltan la esencia femenina

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir, seguir, no paramos, somos optimistas de que las cosas se pueden hacer, se pueden logar y que alcanzar esas metas está en nuestro propio esfuerzo. Seguimos en la búsqueda de capitalizar para darle vida a nuestras ideas.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Por supuesto que sí, total. No solo a nivel nacional sino internacional. Hemos contado con el apoyo de ruedas de negocios y con un alto porcentaje de aceptabilidad. Deseamos que Kalisa la hormiga amiga, pueda nacer en Colombia antes de llegar a otros países. Solo esperamos el apoyo, como este que ustedes nos están brindando.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Estamos abiertos a nuevas posibilidades, crear alianzas, inversionistas, así que la respuesta es sí.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Tomar decisiones sin consultar con expertos, ser prudente, la prudencia nos evita dolores de cabeza. Pedir mucha sabiduría para generar mejores oportunidades de negocio.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspiraron mi padre, mis hijos y un sobrino. Admiro a Alexander Torrenegra.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Sí. No es fácil, en el camino suceden eventos que te llevan a pensar en dejarlo todo, la falta de apoyo por parte del estado y a nivel privado, desaniman mucho. Son muchas las puertas que se cierran sin existir un motivo, algunas veces son temas de egos, personas que te bloquean... tenemos que ser más empáticos, generar cadenas de valor, y saber escuchar e impulsar el emprendimiento de pequeñas empresas que son la base de la economía.

Educar en modelos de negocio, formar emprendedores solidarios, crear programas corporativos que abran puertas, muchas veces somos parte de la cadena de valor de otras compañías, pero llegar allá es hacer un lobby, es desgastantes administrativamente para los empresarios que muchas veces son rentables, pero no existe oportunidad de presentar proyectos.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No, lamentablemente después de la pandemia muchas oportunidades se cerraron.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

¡Por supuesto que sí! El impacto de Palolo y Pilolo ya se ha visto reflejado, muchos niños que compraron el libro hace 10 años hoy lo ven y dicen: “Mira ma, el libro que usaba en el colegio”, luego ves a los papás que dicen: “nos facilitaron tanto la vida”... Creo que ahí te das cuenta que estás dejando huella.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Nos vemos como líderes en medio ambiente educativo-práctico-social, vamos a poner un punto alto en la historia que revolucionará el sentir y generará consciencia ecológica, creando cadenas de valor en varios ecosistemas que terminarán reaccionando hacía el cuidado y preservación del planeta.

Somos más hogares en el mundo que industrias y empresas. Desde nuestras casas podemos poner un 80% de reducción de emisiones de gases de efecto con educación. Esta acción realizada como corresponde, impactará a la industria, que con su aporte y compromiso completará el 20% restante de esta manera, así, habremos llevado a miles de hogares pensando en economía circular, generando bienestar al planeta, empresa, empleo y una economía robusta.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Un papel fundamental, extraordinario, sin ellos, sin su apoyo no estaríamos donde estamos.

Le puede interesar: Él ayuda al medio ambiente: desarrolla sistemas de empaques “altamente” ecológicos

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Pero por supuesto, de hecho ya lo hacemos en la medida de nuestras posibilidades. Es fascinante ver que nuestro emprendimiento es modelo para otros, y poderlos apoyar como tal vez hubiéramos deseado nos hubieran apoyado a nosotros, precisamente para no cometer ciertos errores.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo son personas muy valiosas, de hecho, muchas veces no son valorados económicamente como quisiéramos, por factores financieros. Son personas colaboradoras, con iniciativa, comprometidas, cumplidas, responsables, con sentido de pertenencia, toman la iniciativa, personas que aprenden muy fácil y nos enseñan también muy fácil a entendernos. Un ejemplo de esto es nuestro ilustrador Mauricio Rodríguez, un ilustrador fenomenal que ha estado desde el inicio con nosotros y que ha dado su talento para que nuestros productos sean diferentes. Normalmente Palolo y Pilolo trabaja con personas de la tercera edad, como jóvenes que aman nuestras propuestas.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Hemos impactado el desarrollo cognitivo de los niños desde cosas tan simples como el recortar. Buscamos que los niños no solo hagan tareas, sino que aprendan y estimulen su parte cognitiva, algo que va a quedar para siempre porque ese desarrollo va a mejorar en su vida temas como la caligrafía, la pinza digital, su equilibrio, habla, memoria, concentración y su proceso de aprendizaje (hablando de la parte de inglés por asociación de imagen – palabra)

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido que una cosa es querer hacer y otra muy diferente, poderlo hacerlo. Que soñar es fácil pero el camino hacia ese sueño no suele serlo, pero que vale la pena cuando los clientes con quienes muchas veces tenemos contacto, nos agradecen, nos felicitan… es ahí donde sabemos que estamos haciendo la cosas bien y sabemos que estamos en miles de hogares cambiándole la vida a alguien.

Varias generaciones han crecido con nosotros y nos llevan en su corazón con cariño, dejamos huella. Con el tiempo los clientes nos siguieren, nos llevan de regalo, nuestro mercado es cada vez más amplio. Gracias por esta iniciativa que contribuye a estimular nuestro trabajo y a creer que lo que hacemos deja huella.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar