Publicidad
12 Jan 2022 - 7:00 p. m.

Conectan agronegocios para maximizar oportunidades comerciales

Un emprendimiento que descubre, colabora y gerencia proveedores localizados en cualquier parte del mundo, centralizando todas las transacciones y los procesos logísticos en un solo lugar.
Un emprendimiento digital innovador para actividades eficientes de adquisición y comercio de productos básicos agrícolas.
Un emprendimiento digital innovador para actividades eficientes de adquisición y comercio de productos básicos agrícolas.
Foto: Tomada de Bloomspal.com

“Nuestro objetivo es volver el comercio mundial de productos agrícolas más resilientes, reduciendo el desperdicio y el desabastecimiento a nivel mundial. Generando ingresos para agricultores en todas partes del mundo y creando nuevas oportunidades de negocios en la industria”, así lo cuenta uno de los emprendedores que le dio vida a esta plataforma digital.

En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos contó qué hace esta empresa, cuáles son sus proyecciones y cuáles son los avances que han conseguido con su idea de negocio enfocada en la industria agrícola.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

31 años, Administración de empresas en el CESA.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La agricultura es una de las industrias más frágiles. Una temporada de lluvias en América del Sur o una sequía en el sudeste asiático pueden afectar a millones de personas con escasez en todo el mundo. Los consumidores finales en la gran mayoría de países ubicados en los hemisferios norte y sur, no se dan cuenta de que la comida que comen o las flores que compran, en su mayoría, no provienen de una finca local; proviene de productores de todo el mundo que dependen de las cadenas de suministro globales para satisfacer a sus clientes.

Los compradores agrícolas, por otro lado, luchan todos los días para encontrar proveedores confiables en todo el mundo y poder administrarlos para obtener lo que necesitan para operar su negocio. Eso es algo que nosotros, como fundadores de Bloomspal, experimentamos más de una vez y después de COVID-19 solo empeoró. Nosotros, como equipo, tenemos más de 25 años en el comercio mundial de flores y poder encontrar y tratar con nuevos proveedores en regiones / países donde el comercio no se vio afectado se convirtió en la prioridad. La fragilidad del comercio agrícola nos afectó mucho.

Después de esta experiencia, comenzamos a optimizar nuestra estrategia de abastecimiento y adquisiciones para mejorar y agilizar nuestros procesos. Una vez que entendimos cómo podemos resolver los puntos débiles a través de la ingeniería de software, desarrollamos BloomsPal Network, resolviendo los problemas reales que los líderes de compras tienen todos los días dentro de esta industria. El enfoque de nuestro software fue construirlo en la nube, diseñado estratégicamente para centralizar toda la operación de abastecimiento y logística para una de las cadenas de suministro más rápidas y de alto riesgo que hay.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Renuncié a mi trabajo en Microsoft, me devolví de Costa Rica a Colombia y contraté a Camilo Bayona, quien actualmente es Cofundador y el CTO de la compañía, para iniciar a desarrollar un software que solucionara la problemática mundial que estábamos viendo.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Inversiones personales, familiares y ángeles inversionistas.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

1/3 de los productos agrícolas mundiales se botan o se pierden, eso son 1.3 trillones de toneladas de commodities agrícolas desperdiciados y aporta el 11% de los gases invernaderos en el mundo, afectando directamente las producciones agrícolas. Por otro lado, la población llegará antes del 2050 a 9 billones de personas, y esto será un reto pues se estima que vamos a tener que producir la misma cantidad de productos agrícolas que hemos sembrado en los últimos 8000 mil años.

Debemos abordar como prioridad el desperdicio y desabastecimiento de productos agrícolas ya. Ese es precisamente el problema que soluciona BloomsPal.

6. ¿Soy feliz?

Sí.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Me gustaría llevar a BloomsPal a convertirse en una empresa pública.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

No es la primera vez que emprendo, pero siempre es un reto empezar de nuevo y pues los miedos y la incertidumbre son pan de cada día.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

He cumplido muchos sueños en mi vida y me faltan muchos otros por cumplir. Sin embargo, para mi lo importante es ponerme metas y no sueños, pues las metas tienen una brecha de tiempo para ser alcanzadas. Darlo todo de mi es lo único que está en mi control, con eso no genero remordimientos en el futuro.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir trabajando fuerte e inteligentemente para alcanzar los objetivos de BloomsPal.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Es escalable, sí.

Puede interesarle este emprendimiento: Un puerto electrónico que conecta a América Latina con el mundo

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No de cualquier persona, pero sí de alguien que nos pueda brindar mucho valor.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Repetir errores que me han costado plata y lágrimas.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Hay muchas personas que me inspiran diariamente, tengo bastantes referentes profesionales, pero la inspiración principal es mi familia.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Pues ha habido momentos muy difíciles, pero nunca he considerado tirar la toalla.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

La comunidad de mi universidad, el CESA, es muy fuerte en emprendimiento y me ha apoyado varias veces. Es una comunidad muy fuerte.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Nuestro objetivo es volver el comercio mundial de productos agrícolas más resilientes, reduciendo el desperdicio y el desabastecimiento a nivel mundial, generando ingresos para agricultores en todas partes del mundo y ofreciendo nuevas oportunidades de negocios en la industria.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Veo a BloomsPal en 10 años como una empresa líder a nivel mundial, un referente en el AGTECH y generando un impacto muy positivo para la humanidad.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha tenido un papel fundamental en todo este proceso. Entre otras cosas porque mi madre es cofundadora, pues ella lleva en la industria de comercio exterior agrícola mas de 25 años y mi esposa es mi apoyo diario, pues es una persona y una profesional a quien admiro mucho.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, me encanta ayudar a las personas que me rodean, pues aprendo mucho. Actualmente soy mentor en Protalento (un emprendimiento social que busca capacitar en programación y desarrollo de software a jóvenes talentosos por todo Colombia) y en el CESA, apoyando jóvenes a potencializar sus talentos.

No deje de leer: Una empresa de apliques de pedrería que exalta la industria textil de Colombia

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Todo, sin el equipo no habría pasado nada, ellos son los artífices de BloomsPal. Tenemos una cultura de trabajo muy amena donde no hay ideas ni opiniones incorrectas, todos opinan y pueden ver sus ideas volverse realidad.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Me gusta siempre ponerme en los zapatos de las personas con las que interactúo. Considero que la empatía es una de las herramientas más importantes que hay para lograr cualquier objetivo en esta vida.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido a que a veces en la vida, lo que no pasa en años, pasa todo en un día. Por eso hay que ser persistente y resiliente, pues cuando uno escucha a sus clientes y se está obsesionado por resolver un problema y cambiar la vida de millones, tarde que temprano las cosas comienzan a darse. Lo que se ve, siempre es un 1% del trabajo que se le mete a las cosas.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias