Publicidad
5 May 2022 - 7:00 p. m.

Crearon un negocio gastronómico que resalta el legado más dulce de su familia

Inspirados en las recetas de su mamá, tres hermanos se dieron a la tarea de conquistar los paladares de sus comensales, con propuestas gastronómicas que recogen lo mejor de la panadería y la repostería. Con un restaurante que transmite juventud, buena vibra, buen ambiente, comida deliciosa y altos estándares de calidad, estos sanadresanos lograron abrirse paso en uno de los mercados más difíciles de impactar.
Carlos, Daniela y Javier Sosa son los hermanos que le dieron vida a este negocio gastronómico que nació de las recetas de su madre.
Carlos, Daniela y Javier Sosa son los hermanos que le dieron vida a este negocio gastronómico que nació de las recetas de su madre.
Foto: Cortesía

SOSAS, es una marca que hemos transformado con los años para que adquiriera esa personalidad joven, audaz, emprendedora, alegre y novedosa y que las personas la puedan ver no solo como un restaurante, una panadería o repostería, sino como un concepto en general diferente.

En la actualidad, abrimos nuestro restaurante físico hace 2 meses, en donde hemos podido ampliar nuestra oferta de productos. Tenemos panadería artesanal con panes esenciales y gourmet, repostería con productos como cheesecake, tortas personalizas en diseño y postres para eventos como matrimonios. En el restaurante, nuestra carta nace a partir de la panadería que hacemos diariamente: ofrece panes, sándwiches, hamburguesas y tenemos nuestro plato insignia que son las Focaccias Rellenas, no obstante, también contamos con platos fuertes como ensaladas, lomo y salmón, entre otros. La carta tiene alrededor de 40 platos para todos los momentos del día, desayuno, brunch, almuerzo y cena”, en entrevista para nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, hablamos con Carlos, Javier y Daniela Sosa, los creadores de una idea de negocio que deleita con sus productos a aquellos amantes del buen comer.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Somos 3 hermanos de San Andrés Islas.

Carlos Sosa ,34 años, estudió inicialmente Finanzas y Comercio Internacional en la Universidad el Rosario y luego decidió estudiar Gastronomía en la Escuela Mariano Moreno.

Javier Sosa, 32 años, Administración de Empresas en la Universidad de los Andes.

Daniela Sosa, 28 años, Hotelería en Les Roches en Marbella y complementó con cursos en pastelería en la Escuela Mariano Moreno y otras adicionales.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea de negocio nació en 2017 a partir de la receta de cheesecake de nuestra mamá. Como forma recursiva y con ganas de conseguir recursos adicionales mientras estudiaba, Daniela comenzó a llevar a donde amigos y conocidos esta receta y otras como la torta de amapola. En ese momento se dio cuenta que siempre le pedían más y nunca podía faltar, por lo cual empezó a vender desde el horno de la casa en Bogotá.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

SOSAS es una empresa que ha llevado mucho trabajo e inversión. Pasar de conceptualizar un proyecto y llevarlo a la realidad por medio de una creación de marca es un proceso difícil. Tomó tiempo ajustar las recetas, dinero, pérdida de productos, errores y mucha paciencia. Algo importante para recalcar es que el hecho de que dos de nosotros tengamos conocimientos técnicos en panadería y repostería nos hace tener un activo muy grande que permitió poder aterrizar muchas de las recetas sin tanta pérdida de insumos, ni tiempo. Ahora, debemos decir que los panes con los que empezamos en casa son muy muy lejanos en presentación, sabor y calidad a los que tenemos actualmente. La práctica hace al maestro.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La plata para poner a andar el proyecto es de recursos propios. Básicamente hemos tenido una familia que ha creído en nosotros y ha sido nuestra mayor inversionista. No la hemos pagado aun porque hemos ido invirtiendo cada año en hacer crecer el proyecto, pero confiamos en que pronto podremos devolver esa inversión inicial.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea? ¿cuáles son los servicios que ofrece?

Con SOSAS estamos logrando crear una nueva propuesta de lo que consideramos un buen ambiente y una buena comida. Es una marca que hemos transformado con los años para que adquiriera esa personalidad joven, audaz, emprendedora, alegre y novedosa y que las personas la puedan ver no solo como un restaurante, una panadería o repostería sino como un concepto en general diferente.

En la actualidad, abrimos nuestro restaurante físico hace 2 meses, en donde hemos podido ampliar nuestra oferta de productos. Tenemos panadería artesanal con panes esenciales y gourmet, repostería con productos como cheesecake, tortas personalizas en diseño y postres para eventos como matrimonios. En el restaurante, nuestra carta nace a partir de la panadería que hacemos diariamente: ofrece panes, sándwiches, hamburguesas y tenemos nuestro plato insignia que son las Focaccias rellenas, no obstante, también contamos con platos fuertes como ensaladas, lomo, y salmón, entre otros. La carta tiene alrededor de 40 platos para todos los momentos del día, desayuno, brunch, almuerzo y cena.

6. ¿Soy feliz?

Somos felices con lo que hemos logrado hasta el momento. Consideramos que nuestro proyecto ha crecido de tal forma que estamos también creciendo nosotros como personas, jefes y generadores de empleo. Aun nos falta mucho campo por recorrer, pero sí, definitivamente somos felices con los logros obtenidos a la fecha. Fácil no ha sido, muchos retos y desafíos hemos pasado, pero estos nos han ayudado en este crecimiento personal como profesional.

7. ¿Vendería mi empresa?

Creo que es una opción que podría considerarse dependiendo del momento de la vida en que nos encontremos. Actualmente diríamos que no, pero no sabemos en un futuro que pueda pasar.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Emprender es duro, porque significa para muchos dejar un trabajo estable y aventurarse en un proyecto que normalmente no te da resultados en el corto plazo. Dejamos de tener un ingreso constante a pasar a depender de este sueño que en muchas ocasiones no nos alcanzaba para pagarnos a nosotros mismos. En muchos momentos pensamos como “¿En realidad esto que estamos haciendo es lo correcto?”; muchas situaciones nos generaron muchas dudas y el hecho de no poder hacer que se vuelva rentable en corto plazo nos hizo reflexionar si tomamos la decisión acertada.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Consideramos que aún no hemos cumplido este sueño. Nos falta mucho camino por recorrer, por posicionar nuestra marca. Nos encantaría poder tener sedes en varias partes del país y que las personas reconozcan este proyecto como algo novedoso, con muy buena vibra, ambiente y una comida espectacular.

También puede leer: Ella crea espacios formativos para mujeres a partir de la técnica crochet

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Tenemos un trabajo difícil por delante, que consiste en posicionar nuestro nuevo restaurante y el nuevo concepto. Seguimos estandarizando, conformando nuestro equipo con personas que creen en el proyecto y que quieren crecer con nosotros.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Creemos que es un proyecto escalable porque tenemos 3 líneas de negocio:

La primera, es la línea enfocada en restaurante que corresponde al local aperturado hace aproximadamente 2 meses. La infraestructura y el diseño arquitectónico se realizó de tal forma que pudiera adaptarse a otros espacios y otras ciudades.

La segunda, es la línea enfocada en panadería institucional, esta comprende todos los panes que enviamos a hotelerías en Bogotá y en San Andrés, así como a tiendas de conveniencia, supermercados y especializadas.

La tercera, es nuestra línea enfocada en catering, en este punto aprovechamos todo nuestro conocimiento para ofrecer a nuestros clientes eventos hechos a la medida, repostería y comida de autor acorde con las solicitudes, montaje de desayunos, almuerzos, cenas, coffee breaks, entre otros.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Estamos abiertos a asociarnos y recibir inversión si de esta dependiera la capacidad de crecer el negocio, abrir un punto nuevo, aumentar la capacidad instalada o brindar nuevo conocimiento para mercados en los cuales no tenemos presencia. Con base a lo anterior, si pensaríamos en ceder un porcentaje de nuestra empresa.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Definitivamente no volveríamos a abrir puntos o crecer sin un plan estratégico estructurado que nos muestre el camino a corto, mediano y largo plazo. En años anteriores a la pandemia, quisimos abrir locales en varios puntos de Bogotá por impulso o por la creencia de que iban a funcionar, y con el tiempo nos dimos cuenta que no analizamos bien la ubicación, no tuvimos en cuenta los valores de los arriendos ni el price ticket de nuestros productos, no revisamos la inversión inicial y el análisis para punto de equilibro de cada uno y básicamente no estudiamos bien el mercado, esto hizo que tuviéramos resultados negativos.

Muchas veces vemos empresas o colegas que crecen muy rápido y creemos que eso es lo que todos debemos hacer, pero ¿Sí debemos hacerlo así? ¿Ya recuperamos la inversión del punto anterior y estamos generando ganancias? Esto es algo de lo que en realidad sabemos mucho ahora, gracias a esos golpes del pasado.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Nuestra inspiración más grande y nuestra fortaleza siempre ha sido nuestro papá. Él es el que nos ha inspirado a crear, emprender, seguir adelante a pesar de las dificultades y sobre todo a ser resilientes. Nos gustaría seguir el ejemplo de cadenas tan colombianas como lo puede ser un Crepes & Waffles que muestran cómo sí es posible hacer sueños con gastronomía.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Si fracaso se refiere a cerrar puntos y perder dinero, efectivamente hemos fracasado. Si ¿hemos pensado en tirar la toalla?, también después de cada caída está el pensamiento de si en realidad si vamos por el camino correcto. Pero como somos tres hermanos cuando uno ha estado en esa situación caótica- depresiva de querer abortar, siempre hay uno que piensa que algo bueno va a pasar y que debemos seguir adelante. La motivación y el impulso son poderosas fuentes de energía.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No, no hacemos parte de ninguna comunidad.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Consideramos que lo más importante de nuestro ejercicio Y experiencia, es poder inspirar a otras personas a creer en sus sueños, habilidades y a crear empresas. La bendición de que una empresa pueda ser considerada como familia y pueda generar fuentes de empleo de donde viven familias, es algo tan reconfortante y nos lleva a ser muy agradecidos con Dios y con la vida

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento?

En 10 años nos vemos con varios puntos en diferentes partes de Bogotá, en otras ciudades y fuera del país. Vemos a la empresa claramente establecida con diferentes ingresos en sus tres líneas de negocio y donde la panadería institucional ya se pueda adquirir en grandes superficies y almacenes de cadena tanto a nivel nacional como internacional. Por ahora, nos concentramos en este proyecto que acaba de abrir las puertas, pero siempre pensando en crecer, crecer y crecer.

Lea también: Ella visibiliza insectos endémicos de Colombia a través de la ilustración

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Nuestra familia y allegados han sido los más grandes believers de nuestro proyecto. Sencillamente, sin su apoyo, acompañamiento, consejos y críticas no estaríamos donde estamos en estos momentos. Muchas veces la crítica constructiva es la que nos impulsa a mejor y a seguir adelante.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Aún no hemos logrado lo que queremos o hacia donde queremos llegar. Si nos encantaría poder ayudar a otros a que su camino sea mucho más sencillo y más práctico, dando catedra de nuestras propias experiencias. Muchos errores cometidos no se hubieran hecho si de pronto hubiéramos contado con ese acompañamiento de algún par mucho más avanzado en su desarrollo.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Nuestro equipo de trabajo lo es todo. Tenemos personas que han creído en este proyecto desde el principio y los hemos visto crecer de tal forma que hasta nosotros mismos nos asombramos de lo empoderados que son actualmente. SOSAS ha sido una empresa que le ha tendido la mano a los varios venezolanos que han llegado a Bogotá, esto nos hace sentir orgullosos porque hemos podido hacer que estas personas tengan un sustento, puedan comenzar de nuevo en un país que no es el de ellos. Nuestra planta actualmente cuenta con más de 25 colaboradores.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

SOSAS es una marca que transmite juventud, buena vibra, un buen ambiente, comida deliciosa y altos estándares de calidad. Queremos que la música y la comida confluyan en un punto creando una atmosfera agradable para todas las personas. Eso lo puedes ver desde nuestro branding, en nuestra comida y en nuestra infraestructura.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido a que debemos seguir nuestros sueños, a seguir adelante a pesar de las circunstancias. A pesar de venir afectados por toda la emergencia del Covid -19, esto nos ha mostrado que podemos reinventarnos y organizarnos de tal forma que podamos seguir con nuestro proyecto de vida. Lo importante acá en realidad es creer, leer el mercado, ser constantes y buscar oportunidades. Estas últimas llegan porque nosotros mismos somos los que las buscamos, por ello, si son emprendedores no se queden esperando de forma pasiva sino por el contrario, denle con toda para crecer.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias