Publicidad
11 Apr 2022 - 3:00 p. m.

Crearon una firma de consultoría diseñada para emprendimientos en la era digital

Esta idea de negocio busca asesorar y acompañar a emprendimientos Latinoamericanos, para hacerlos escalables para inversionistas y aceleradoras. Además, controlan el riesgo derivado de iniciar una empresa a través de su experiencia en asuntos legales, financieros y contables.
Ellos son Fabián y Daniel Acosta, los dos socios y hermanos que crearon una firma consultora para emprendedores, empresarios e inversionistas, diseñada para la era digital.
Ellos son Fabián y Daniel Acosta, los dos socios y hermanos que crearon una firma consultora para emprendedores, empresarios e inversionistas, diseñada para la era digital.
Foto: Cortesía Legalnova

Los emprendimientos necesitan asesoría profesional en diferentes aspectos, pero el mercado no ha sido capaz de ofrecerles una solución integral, que hable su lenguaje y que entienda sus necesidades y dolores en cada etapa. Esto incrementa su riesgo de fallar. Lo que a su vez es un problema para los inversionistas, pues invierten en ellos sin que tengan una estructura legal, contable y financiera apropiada. Legalnova nace como una respuesta a este vacío en el mercado.

Nuestra propuesta de valor gira en torno a tres puntos esenciales: preparar y sofisticar emprendimientos de alto impacto en etapas tempranas para recibir inversión y escalar; reducir su riesgo legal, contable y financiero y conectar a estos emprendedores con los inversionistas para que tengan la tranquilidad de invertir en la startup, que además está verificada con Legalnova.” así lo narra Daniel Acosta, uno de los emprendedores que encontró la forma de convertir su empresa en un trampolín para ayudar a otros a estructurar sus negocios. Hablamos con él en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y esto fue lo que nos contó:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

31 años, Soy MSc en Gerencia de Innovación y Emprendimiento de la Universidad de Manchester, del Reino Unido. También soy Abogado Especialista en Legislación Financiera de la Universidad de los Andes.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

A partir de mi experiencia profesional como abogado en una de las grandes empresas del país, me di cuenta que muchas prácticas legales carecían de sentido y no estaban enfocadas en solucionar problemas de usuarios o hacer más fácil el entendimiento de nuestra profesión. Por ello siempre he creído que la innovación es el mejor camino que existe para poder cambiar, de una forma metodológica, las tradiciones y los formalismos del derecho. Por esa razón, renuncié y fui a Manchester a estudiar. Allí, tuve la oportunidad de conocer de primera mano, cómo se estaba consolidando un ecosistema de innovación y tecnología alrededor de los servicios legales en ese país. Entonces entendí que quería regresar a Colombia para aportar a la construcción de una profesión legal diferente. Lejos de las prácticas tradicionales y cercana al mundo del emprendimiento.

Entonces con mi hermano, quien tiene un LLM en Operaciones Internacionales, nos dimos cuenta que teníamos una posibilidad gigantesca de crear un proyecto diferente. Una firma de consultoría diseñada para emprendimientos en la era digital. Los servicios legales y contables están desconectados de la realidad emprendedora del país. Por eso, nos preocupamos por integrar a nuestra propuesta de valor, innovación y tecnología. También nos preocupamos por escuchar y entender las necesidades de ese sector económico.

Así, Legalnova nació en plena pandemia, en junio de 2020, buscando asesorar y acompañar a emprendimientos Latinoamericanos, para hacerlos escalables para inversionistas y aceleradoras. Nuestra idea nació de la creciente necesidad por parte de estos emprendimientos de buscar asesores profesionales que hablen su idioma y que entiendan sus necesidades. Por ejemplo, la consecución de inversión y el interés de terceros por invertir sus recursos en nuevas ideas y negocios que permitan tener unos retornos que no pueden conseguirse en las empresas tradicionales. Con nuestra asesoría, controlamos el riesgo derivado de iniciar un emprendimiento, a través de nuestra experiencia en asuntos legales, financieros y contables.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Legalnova inició como una firma de consultoría digital en asuntos legales. Con mi hermano la fundamos con una visión de transformar para siempre los servicios jurídicos. Pero con la experiencia, nos dimos cuenta que nuestros clientes también pedían otros servicios: financieros, contables, internacionales y de apoyo de negocio. Así, tomamos la decisión de evolucionar. Nuestra propuesta de valor se convirtió en brindar servicios 360 a emprendimientos locales, incluyendo su acceso al mercado de Estados Unidos. El siguiente paso, fue incorporarnos en Florida para seguir brindando soluciones reales a nuestros clientes.

Luego, comenzamos a atraer capital humano, por medio del cual nos enfocarnos en diferentes áreas, buscando abarcar varios aspectos de consultoría, y poco a poco esto nos llevó a consolidar una firma que hoy en día presta servicios en diferentes áreas, incluyendo planeación tributaria y legal de emprendimientos a nivel local e internacional, legal design, contabilidad en Colombia y Estados Unidos y gestión de controversias.

Ahora contamos con cerca de 400 clientes, entre inversionistas y emprendedores, que tienen una finalidad en común: reducir los riesgos de su operación o inversión y escalar de forma rápida pero segura. En Legalnova ayudamos a construir ese sueño y ese ecosistema en Colombia, brindando calidad y seguridad a las partes, con servicios ajustados a sus necesidades.

De esta forma, creamos nuestra propuesta de valor que tiene dos frentes: preparar startups para levantar recursos de inversionistas internacionales y nacionales y presentar a inversionistas y aceleradoras emprendimientos que cumplan desde el punto de vista financiero, contable y legal con las regulaciones de los países donde van a operar. Entonces, reducimos riesgos en los esquemas de financiación.

Para todo eso, consolidamos un equipo joven, pero talentoso, profesional y multidisciplinario, que conoce las necesidades de los emprendimientos, y que piensa de manera diferente. Colaboradores propositivos, con soluciones y dispuestos a arriesgarse para cambiar y acompañar el proceso de crecimiento de los emprendedores. Somos conscientes que los negocios innovadores, requieren soluciones innovadoras. Y eso es Legalnova.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Legalnova es un emprendimiento de bootstrapping. Hasta ahora, ha crecido y se ha apalancado con la operación, la experiencia de mi hermano como sole practitiones desde 2017, el apoyo familiar, de los colaboradores y de la mano de clientes que han crecido a nuestro lado: Platzi, trii, Nowports, Sureti, Remoti, EnMedio, Amazónico, entre otros.

Hemos crecido a pasos agigantados en el tiempo que llevamos. El trabajo de todos estos años ha sido la forma como nos hemos financiado y lo cual nos ha llevado a prestar los servicios que hoy en día ofrecemos a los emprendedores e inversionistas.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos fortaleciendo el ecosistema emprendedor y de inversionistas, siendo un enlace para que emprendedores escalen su negocio y los inversionistas tengan la tranquilidad que su dinero se encuentra invertido en negocios que cumplen con las regulaciones contables, financieras y legales de los países en que estas operan.

También hemos logrado mostrar a emprendedores que los servicios legales no tienen que ser el palo en la rueda de los negocios. Con metodologías como legal design, podemos apoyar el crecimiento de los negocios emergentes y sobre todo, mostrarles una nueva forma de trabajo, ajustada a sus necesidades.

Así mismo, con nuestra experiencia hemos podido llevar a nuestros clientes a los mercados norteamericanos y europeos, generando en la cadena de valor esquemas óptimos para la recepción y retorno de las inversiones.

Nosotros conocemos las necesidades financieras, contables y legales de nuestros clientes, por lo que nuestra promesa de valor es que los emprendimientos que vienen a nosotros logran rápidamente conseguir inversión y entrar en una red global en la que pueden conseguir las soluciones que estos requieren en una escala global.

En la última revista de Forbes en Colombia, fueron nominados cinco de nuestros clientes dentro de las 30 promesas de emprendimiento de nuestro país, esto es el 17% de las compañías que serán más exitosas en nuestro país en los próximos 5 años.

6. ¿Soy feliz?

Sí. Contrario a lo que la mayoría de la gente cree, emprender implica mucho estrés y trabajo. Tomar decisiones difíciles, hacer sacrificios y a veces renunciar a un camino tal vez más sencillo. Sin embargo, es gratificante ver cómo lo que sueñas se va haciendo realidad, cómo aportas a construir el futuro económico del país, generas empleo y demuestras que la innovación, la consultoría y el emprendimiento pueden ir de la mano.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Nuestro interés en este momento es crecer, y concentrarnos en seguir acompañando a emprendedores e inversionistas a tomar decisiones correctas en el mundo de las startups. Aún no hemos planteado esa opción, pero sí proyectamos buscar inversión y personas clave en un futuro cercano para seguir creando nuevas soluciones, innovar en nuestros procesos, evolucionar nuestros servicios y llegar a más público objetivo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Emprender no es fácil. Desde que tomas la decisión de hacerlo y sales de tu zona de confort, comienza un proceso de aprendizaje constante. Es un camino lleno de incertidumbre, de riesgos y errores. No es sencillo emprender. Pero si fuera fácil, todo el mundo lo haría. Tampoco digo que sea imposible. Porque acá estamos luego de casi dos años de operación, con cerca de 25 colaboradores, con presencia en Colombia y Estados Unidos, con clientes top y mucha gente que confía y cree en nuestro proyecto.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Diría que lo estoy cumpliendo. Afortunadamente y gracias al esfuerzo de un equipo increíble, hemos logrado escalar en medio de una pandemia. Donde la mayoría de negocios en el país se estancó. Pero aún falta mucho por lograr.

Lo que nos hemos planteado con mi hermano, lo que en verdad queremos lograr, es ser el puente seguro para que se conecten inversionistas (nacionales e internacionales) con emprendimientos de alto impacto del país. Acompañando a ambas partes en el cumplimiento financiero, tributario y legal. Hasta ahora estamos dando los primeros pasos de este gran camino.

También puede leer: La pareja que digitalizó el comercio de ganado a través de un ‘marketplace’

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Legalnova tiene que ser el aliado referente del ecosistema del emprendimiento en Latam. Donde inversionistas y emprendedores pueden encontrar una solución a sus necesidades de capital, escalamiento y operativas. Nuestra intención es llevar nuestra empresa a otros países de la región para conectar más actores, crear más posibilidades de inversión y apoyar su proceso de crecimiento.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí. El segmento de mercado al que apuntamos es un océano azul, en donde los actores hasta ahora están comenzando a crecer y posicionarse. Eso genera que haya una oferta baja y una demanda cada vez mayor de consultorías integrales, que no solo aborden una parte de la problemática de las startups y sus inversionistas, sino que sean integrales, ágiles, innovadoras, multidisciplinarias y globales. Estamos convencidos que el emprendimiento de alto impacto es el futuro económico de países como Colombia. Y allí están todas las oportunidades de crecimiento.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Por supuesto que sí. La inversión es algo fundamental para crecer y estamos en un punto de nuestra historia en donde los proyectos de escalabilidad nos demandan más recursos. Entendemos cómo funciona esta dinámica de inversión y estamos dispuestos a ceder acciones a quienes nos puedan dar capital inteligente para materializar nuestras metas en el corto y mediano plazo.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Demorarme en tomar decisiones por el miedo a equivocarme. Al inicio, perdimos oportunidades por miedo o sentir que no estábamos listos para cumplir con lo que nos habíamos propuesto. También por pensar que las cosas tienen que tener más planeación y menos acción. Emprender se trata de asumir riesgos, de actuar y aprender rápido a partir de los errores. En nuestra filosofía, no vemos las equivocaciones como un problema sino como oportunidades para aprender. Lo malo no es equivocarse, sino no aprender de los errores. Hoy en día, este es un tema en el que somos muy enfáticos en Legalnova. Tenemos que aprender en el camino, y saber tomar riesgos. Esto nos reta como profesionales y como personas y nos lleva a prestar un mejor servicio.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Creo que el camino que uno va construyendo, tiene siempre una influencia de personas que lo marcan en la vida. Particularmente, el apoyo de nuestros padres siempre ha sido incondicional. Han sido un ejemplo de disciplina, esfuerzo y valores. Y eso creo que pesa mucho en la vida de un emprendedor. Mi hermano también es una fuente de inspiración inagotable. Creo que parte de nuestro éxito, es tener una excelente relación, respetarnos y apoyarnos en las decisiones y trabajar en equipo. Disfrutar de los éxitos juntos pero también superar los problemas de la misma forma.

También es cierto que personas como David Vélez o Simón Borrero, marcaron un hito para Colombia. En el mundo del emprendimiento, son referentes para probar que ser diferente y generar nuevas propuestas de valor, aún cuando sea arriesgado, vale la pena.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Yo no hablaría de fracaso. Que nos hemos equivocado, por supuesto que sí. El estrés que genera un emprendimiento, te hace pensar si vale o no la pena buscar alternativas, como irse a Estados Unidos o Europa. Pero Colombia, a pesar de sus problemas, es un país que tiene todo por construir, tiene muchas oportunidades para crecer y eso es un motor fuerte para la innovación. Esto es un incentivo para nosotros, porque podemos aprovechar esas oportunidades para seguir construyendo nuestro modelo de negocio y seguir aportando a la construcción del país que soñamos. Esta satisfacción es más fuerte que los pensamientos negativos. Emprender también es un tema de salud mental y te forja carácter para afrontar retos y dificultades.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Soy miembro fundador de la Asociación Colombiana de Legaltech (Alt+co) y pertenecí a su Junta Directiva por dos años consecutivos. Alt+co es un esfuerzo colectivo para construir el ecosistema emprendedor en la industria legal y ha sido un apoyo importante en nuestro crecimiento. También, el hecho de ser Profesor de la Maestría de Derecho Digital y Legaltech de la Universidad Sergio Arboleda y del Pregrado de la Facultad de Ciencias de la Computación (en donde se forman los programadores del país), ha sido un paso importante para consolidar conocimientos diversos.

Hemos podido participar en actividades con otras universidades, con los Andes, la Javeriana y el Bosque, siendo invitados a exponer nuestro modelo de negocio y a participar en la creación de talleres de innovación legal. También en escenarios internacionales como la Asociación Latinoamericana de Innovación Legal (ALIL) y en revistas internacionales como The Impact Lawyers, The Legal Technologist y Legal Business World.

Hace poco, recibimos la noticia de que fuimos aceptados en la Cámara de Emprendimiento y Aceleración de la Andi. Estamos seguros que también será una oportunidad interesante.

Aparte de ello, inversionistas como Santiago Tamayo, quien participa en Bictia, 500 Startups, entre otras, ha sido un apoyo fundamental para nosotros.

Es imposible decir que todo lo hemos logrado solos. Hemos contado con el apoyo, no solo de colaboradores, sino de emprendedores que han confiado en nosotros para escalar su negocio y de inversionistas como Santiago Tamayo, quien participa en Bictia y 500 Startups, y que han creído en nuestro proyecto desde el momento cero.

Es gracias a todas estas personas, nuestro equipo humano, nuestros clientes que hemos llegado a donde estamos en este momento y que esperamos siga creciendo de la misma manera.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Claro que sí. Tiene un doble impacto. Primero, en futuros abogados, contadores, entre otros. Nuestra conexión con la academia nos permite transformar de raíz las habilidades y capacidades que requieren los profesionales en Colombia, para adecuarse al mundo del emprendimiento. Les mostramos que la innovación es parte del ADN de los negocios, no solo un discurso de moda. Cada vez más, las nuevas generaciones se acercan a nosotros buscando oportunidades para trabajar en Legalnova.

En segundo lugar, en el ecosistema emprendedor. En Legalnova tenemos un modelo disruptivo que nos permite preparar y sofisticar a las startups para rondas de inversión y para escalar de forma eficiente. Además, los conectamos con inversionistas que pueden aprovechar invertir con una tasa de riesgo menor. Es algo que nadie está haciendo en el país y que seguro abrirá más puertas a personas que están buscando oportunidades.

Lo que estamos haciendo nos permite crecer pero también lo vemos como una forma de contribuir al país. Estamos convencidos que el emprendimiento de alto impacto es el camino para transformar y sofisticar nuestra economía.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Llevamos año y medio funcionando y sin ningún tipo de inversión, generamos 25 empleos directos y otros tantos indirectos. Estamos incorporados en Colombia y Estados Unidos. Tenemos clientes acá, en Estados Unidos, Ecuador, Panamá y Europa. Si en tan poco tiempo hemos logrado tanto, en 10 años nos vemos como un referente para el país y Latinoamérica en materia de emprendimiento. Queremos ser un centro de confluencia entre inversionistas y emprendedores, aportando sofisticación a estos últimos y mitigando o disminuyendo riesgos que disminuyan la tasa de mortalidad. Vamos a revolucionar la forma en cómo se invierte en el ecosistema.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

La familia para nosotros lo es todo. No solo desde un punto de vista sentimental, sino también con respecto a las capacidades y valores que hacen parte del día a día en nuestra vida. Somos un emprendimiento familiar, no por el hecho de ser hermanos, sino porque confiamos plenamente en las capacidades del otro. Nos hemos preparado, hemos estudiado y hemos construido a Legalnova con esfuerzo y dedicación.

Por el lado de los amigos, creo que es un rol de ejemplo y admiración. Son exitosos en lo que hacen, algunos de ellos emprendedores. Para nosotros es un orgullo poder apoyar su proceso de crecimiento y consolidación. Por ejemplo, Amazóniko, a quien acompañamos incluso antes de Legalnova y hoy en día está posicionado como uno de los emprendimientos más prometedores de Colombia, según la última edición de la revista Forbes.

Le puede interesar: Los hermanos que transforman el chocolate en piezas de diseño que promueven arte

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, de eso se trata Legalnova, de ayudar a otros emprendedores a crecer, a escalar, a salir del país, a buscar mercados, a cumplir con las normas locales, a ser eficientes contable y financieramente, a solucionar sus problemas de operación. Nuestra propuesta de valor es permitir a los emprendedores hacer lo que saben hacer, de lo demás, nos encargamos nosotros.

Creemos fervientemente que el futuro económico del país estará en manos del emprendimiento y por eso contribuimos a impulsar el emprendimiento en Colombia y ayudar a un gran número de emprendedores a crecer de la manera que han crecido unos pocos.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Afortunadamente nuestro equipo de trabajo ha contado y cuenta con una calidad de personas y profesionales increíbles. Con algunas personas venimos trabajando desde el momento cero. Actualmente, contamos con más de 20 colaboradores que están detrás del éxito de este proyecto. Que nos creen, y nos apuestan con su dedicación y esfuerzo indiscutible. Un equipo multidisciplinario de abogados, contadores, administradores, publicistas, y diseñadores, que entienden y apuestan por el cambio, por la innovación y por ser radicalmente diferentes a los demás. Todo esto se ve reflejado en los servicios que prestamos a nuestros clientes y en el crecimiento exponencial de Legalnova.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Desafiar paradigmas. Pensar y actuar diferente generalmente tiene mayores y mejores impactos. Desde renunciar a la seguridad de un trabajo estable a la decisión de estudiar innovación y emprendimiento siendo abogado para venir al país a construir un modelo de negocio disruptivo. Un abogado que piensa en innovación, que hace innovación y que entiende que detrás del éxito de un emprendimiento está la gestión gerencial definitivamente tiene un diferencial con la generalidad.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido la importancia de asumir riesgos de forma inteligente. A no tener miedo de cumplir sueños y metas y a tomar decisiones que a primera vista, no parecen las más lógicas. Porque van en contravía de lo que la gente normalmente piensa.

También aprendimos a ver los errores como un método de aprendizaje y la importancia de actuar rápido pero ser conscientes que los resultados pueden tomar más tiempo. Entendimos que para recoger los frutos de un proyecto, se requiere mucho esfuerzo y dedicación.

A pesar de no ser un camino fácil, es un camino altamente gratificante. Es una manera de sembrar nuestra semilla para el desarrollo del país. Esto es a donde debe crecer la economía colombiana y hemos comprobado que, en efecto, el campo de acción es enorme y hay espacio para todos.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias