Publicidad
8 Apr 2022 - 4:44 p. m.

La pareja que digitalizó el comercio de ganado a través de un ‘marketplace’

Ya tienen más de 12.000 ganaderos a nivel nacional y más de 35.000 animales ofertados. Dicen que son como el “Tinder del ganado”.
Luis Miguel Celis y Juliana Ambrad son dos de los fundadores de SEV Mercado Ganadero.
Luis Miguel Celis y Juliana Ambrad son dos de los fundadores de SEV Mercado Ganadero.
Foto: SEV Mercado ganadero

“Edwin, tengo unos colombianos que crearon, en medio de la pandemia, una plataforma que permite a los ganaderos comprar y vender sus animales en tiempo real, los 7 días de la semana, desde la comodidad de sus fincas, según su ubicación e intereses. Esto ha permitido también que los ganaderos ahorren dinero y esfuerzo en trasladar ganado”. Así llegó la historia de SEV a Emprendimiento y liderazgo de El Espectador. Conversamos varias veces para entender el modelo de negocio y terminamos entrevistando a Juliana Ambrad, una de sus fundadoras, en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos. Esto fue lo que nos contó sobre la naciente empresa en el negocio ganadero.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

30 años, estudié administración de empresas.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Digitalizamos el comercio de ganado a través de un marketplace que permite a los compradores y vendedores conectarse las 24 horas del día, los 7 días de la semana desde cualquier lugar, ahorrando tiempo y dinero en sus negocios, al mismo tiempo que reducen su huella de carbono. A través de la georreferenciación y un algoritmo de matchmaking, algo así como el “Tinder del ganado”, conectamos a los usuarios que buscan negociar el mismo tipo de animal, raza y cantidad, dentro de los kilómetros de distancia alrededor de sus fincas que les sea más conveniente. A la fecha contamos con más de 12.000 ganaderos a nivel nacional y más de 35.000 animales ofertados. SEV nace luego de trabajar durante el confinamiento, junto con uno de mis actuales socios, Luis Miguel Celis y Alejandro Ambrad, en el desarrollo de una herramienta para digitalizar las subastas ganaderas. Luis llevaba varios años trabajando en proyectos de tecnología en este sector, y fue así como se nos presentó la oportunidad. Este proyecto nos permitió ver la rápida adopción de la tecnología en el mercado, e identificar que era el timming perfecto para crear una solución de comercio digital que no solo se limitara a las subastas sino a todo el mercado ganadero.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Ha sido un proceso muy retador, pero al mismo tiempo muy gratificante al ver el apoyo de los ganaderos que se han sumado a esta transformación. Inicialmente, lanzamos un producto mínimo viable que nos permitió captar a nuestros primeros usuarios y con ellos, fuimos probando y adaptando nuestra solución hasta llegar al market fit. El feedback e involucramiento de los ganaderos en el proceso ha sido clave para poder ofrecer una app que les genere valor.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Inicialmente con dinero de los fundadores y primeros clientes. Al cabo de unos meses, tuvimos varios ángeles inversionistas que nos han apoyado y ahora estamos lanzando nuestra primera ronda de inversión.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Actualmente, la desconexión y poca trazabilidad en el comercio dificulta el acceso a la información y la conexión eficiente de la oferta y demanda disponible en el mercado. A través de SEV estamos digitalizando el mercado ganadero, logrando así reducir costos y tiempo en el proceso de comercio y facilitando las conexiones entre los pequeños, medianos y grandes productores. De esta manera promovemos un comercio más rentable, más eficiente y más amigable con el medio ambiente.

6. ¿Soy feliz?

¡Si, claro! Me motivan los retos y poder generar un impacto positivo en uno de los principales sectores económicos del país.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En este momento el objetivo es crecer y seguir aportando valor al sector. Si se presenta una oportunidad para la venta, se evaluará en ese momento.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Si fuese fácil, todos lo estaríamos haciendo. Antes de crear SEV, llevaba varios años trabajando en otros emprendimientos y no te voy a negar que en este y los otros casos no ha sido duro porque lo es. Lo bueno es que con el tiempo y múltiples intentos lo vas aprendiendo a gestionar y se va haciendo menos difícil que la última vez.

También puede leer: Él creó un Airbnb que conecta el campo con la ciudad para apoyar la agricultura

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

He cumplido muchos y aún me quedan varios, eso es lo que me motiva cada día. Al fin y al cabo, ¿se puede pensar una vida sin sueños?

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Aún queda mucho por recorrer, aprender y crecer SEV, no solo en Colombia sino en Latam.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Totalmente escalable. Nos han contactado de otros países interesados en nuestra solución y ya estamos trabajando en eso.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Actualmente, estamos recibiendo inversión en SEV. Sin embargo, para nosotros es importante tener en cuenta el valor que aporta el inversionista más allá del dinero. Recibir inversión acelera el crecimiento, aunque es claro que no es el único medio ni necesariamente es el mejor camino para todas las empresas.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No recuerdo nada en especial porque al final de todo se aprende. Bueno, no arriesgarme por algo que quise podría ser la respuesta.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Mi inspiración la he construido a partir de múltiples personas que he tenido la oportunidad de conocer en la vida y en los libros. Al final, nutrirnos de experiencias, personas y conocimiento diverso nos permite inspirarnos con más facilidad y crear nuestro propio camino.

Le puede interesar: Ellos crearon una empresa que busca transformar el turismo con arte e innovación

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

El fracaso es el gran maestro de los emprendedores porque nos indica qué caminos no funcionan. Que si pensé en tirar la toalla... ¡Muchas veces! Pero aquí seguimos porque nuestra pasión es más grande que cualquier frustración. Como lo dice el libro del cual soy coautora El Secreto de la Innovación: “A la hora de innovar, el fracaso no es más que un paso.”

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Por ahora no, pero si he conocido excelentes empresarios que me han apoyado en el camino.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

¡Sin duda! Las nuevas y futuras generaciones del sector serán jóvenes que desde que nacen tienen contacto con la tecnología y buscan a través de esta facilitar sus procesos, tener más opciones y ahorrar tiempo y dinero. Es decir, nuestra solución encaja perfecto.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En el emprendimiento cambian las cosas tan rápidamente que me encantaría tener una bola de cristal para contestarte esta pregunta. Sin embargo, en los próximos años, veo a SEV como la ‘SuperApp’ del mercado ganadero a nivel Latinoamérica, entrando a países como Brasil, México, Uruguay y Bolivia.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

¡Son la clave! Desde mi primer emprendimiento he contado con su apoyo y esta es una gran ventaja. Son quienes me escuchan y me dan esa extra motivación para seguir adelante tanto en los buenos como en los no tan buenos momentos.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

¡Claro que sí! A nosotros nos han ayudado muchas personas que han emprendido y la mejor forma de agradecerles es hacer lo mismo nosotros con otros.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

El equipo lo es todo, escogerlo es una de las mayores habilidades como emprendedor y cuando se van o los tienes que dejar ir por cualquier razón es un momento difícil. Al final el equipo se convierte en familia, los ves y hablas con ellos más que con cualquiera. Somos 3 fundadores muy diferentes pero complementarios, que habíamos trabajado antes en otros negocios juntos. Hemos ido creciendo junto a un equipo de personas que comparten nuestras ganas de aprender y marcar la diferencia con lo que hacemos.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

La creatividad aplicada al mundo de los negocios, desde la comunicación hasta la estrategia y el marketing.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Entre más tradicional es un sector, mayor es el margen para innovar; y a pesar de que muchos te dirán que es imposible, sí es posible.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias