Publicidad

Creó productos en fibra de vidrio que impactan positivamente al medio ambiente

Además de elaborar productos amigables con el planeta, esta empresa trata aguas residuales que contaminan lagos, ríos y grandes cantidades de terreno buscando mejorar la calidad de vida de muchas familias y disminuyendo enfermedades respiratorias, entre otras.

03 de enero de 2022 - 03:42 p. m.
Gabriel O´Byrne es el fundador de Fibratech, una empresa que trabaja en pro del medio ambiente.
Gabriel O´Byrne es el fundador de Fibratech, una empresa que trabaja en pro del medio ambiente.
Foto: Cortesía Gabriel O´Byrne - Fibratech

“Los sueños van cambiando y se van transformando. El sueño que teníamos lo hemos logrado, hemos ido creciendo y también se ha ido modificando. Aún falta mucho para dejar alcanzarnos por la meta”, así lo va contando Gabriel O´Byrne, el emprendedor que creó Fibratech cuando revisa detalle a detalle su proceso para crear empresa en Colombia.

En nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos Gabriel habla de su idea, de cómo esta ha impactado diferentes comunidades y los planes que tiene para empezar a exportar sus productos.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

32 años, Administración de Empresas

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea fue crear productos en fibra de vidrio que impactaran positivamente el medio ambiente y la parte social. Creamos puertas en fibra de vidrio con textura de madera, imitación que no se podría diferenciar cuál es madera y cuál fibra. Este producto lo tenemos patentado, además de otras dos patentes, una de un tanque séptico apilable para llegar a los lugares más remotos llevando calidad de vida, salud y agua limpia.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Empezamos 7 socios, luego quedamos 2. Pero comenzamos a los 22 y 23 años creando el proyecto en Uninorte emprende.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Nos ganamos un concurso que nos dio unos iPad y los vendimos para seguir haciendo las pruebas y diseños. Luego nos ganamos el concurso Venture en 2013, que nos dio recursos en efectivo y recursos en especie para sacar una patente. Luego nos ganamos un premio en ACOPI Atlántico, nos dieron 20 millones en herramientas, Y pusimos plata nosotros, lo que podíamos, o teníamos.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos cambiando la vida de comunidades y miles de familias, como también impactamos de manera rotunda y eficiente al medio ambiente de forma positiva. Estamos tratando aguas residuales que contaminaban lagos, ríos y grandes cantidades de terreno, además mejoramos la calidad de vida de las familias, ya que estas aguas les causaban enfermedades respiratorias, de vista, problemas para estudiar y concentrarse, era una tortura para estas comunidades vivir rodeados de sus aguas sucias. Más del 50% de los municipios de Colombia tienen este problema.

6. ¿Soy feliz?

Soy sumamente feliz. Me encanta lo que hago. Aunque hay momentos de estrés y preocupación. Por ejemplo: en esta época de pandemia las cosas no han estado fáciles y el paro nos ha golpeado fuertemente, pero la felicidad no depende de lo externo sino de nuestro desarrollo interior.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Si, la vendería. Tengo muchas ideas que quisiera seguir desarrollando.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Sigue siendo muy duro. Hemos estado a punto de quebrar más de 3 ó 4 veces en estos 8 años.

Puede interesarle este emprendimiento: Ellos convierten residuos en recursos que favorecen al medio ambiente

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Los sueños van cambiando y se van transformando. El sueño que teníamos lo hemos logrado, hemos ido creciendo y también se ha ido modificando. Aún falta mucho para dejar alcanzarnos por la meta.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Poder crecer más fuerte en Colombia, pero empezar a crecer en Suramérica y Centroamérica.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Es sostenible, con impacto ambiental y social y sumamente escalable. Con capacidad de exportación y mucho crecimiento.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí lo haría.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Endeudarme tanto y contratar personas que no se ajustan al cargo, e intentar ajustar el cargo a las mismas.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Tecnoglass siempre ha sido nuestro modelo.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchas veces, más de 4 veces estuvimos cerca a cerrar.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Endeavor, Uninorte y el grupo de inversión al que pertenecemos.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Claro que sí trasciende porque generamos un impacto real y medible. Además, estamos generando productos e ideas que eduquen a las personas en el cuidado del agua.

No deje de leer: Una empresa de ingeniería integral en el sector industrial y la construcción

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Nos vemos en todo Suramérica y con una empresa que genere gran número de empleos y un gran impacto ambiental y social.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

El apoyo de ellos siempre ha sido importante. El de mi esposa ha sido clave.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sí, claro, siempre estamos apoyando al que lo necesite.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Todos han jugado un papel importante, algunos ya no están con nosotros y otros apenas están entrando, pero siempre el equipo es lo más importante.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Nuestra capacidad de diseñar, trabajar a la medida y necesidad del cliente, y que estamos siempre innovando y generando soluciones tangibles.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que la vida es más que trabajar, es más que solo estar buscando dinero, que la vida es el tiempo que le dedicas todos los días a lo que haces. El poquito tiempo que le dedica uno a sus hijos y a su esposa es perfecto y hermoso. He aprendido a que el tiempo no existe, el aquí y el ahora siempre debe disfrutarse.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar