Publicidad

Ellos convierten residuos en recursos que favorecen al medio ambiente

Una idea de negocio que desarrolla productos y procesos para la gestión, tratamiento, valoración de lodos y biosólidos de las plantas de tratamiento de aguas residuales y de residuos industriales, domésticos y marinos, con la finalidad de conservar y preservar el medio ambiente.

28 de diciembre de 2021 - 10:00 p. m.
León Darío, Carlos Julio y Santiago Silva son los emprendedores que le dieron vida a Reconversión Circular, una idea de negocio que transforma residuos en recursos que favorecen el medio ambiente.
León Darío, Carlos Julio y Santiago Silva son los emprendedores que le dieron vida a Reconversión Circular, una idea de negocio que transforma residuos en recursos que favorecen el medio ambiente.
Foto: Cortesía Carlos Julio Silva

“Somos motivación para personas, investigadores y profesionales que se nos han unido y nos acompañan, ellos multiplican nuestros desarrollos, los mismos que impactan positivamente el medio ambiente al prescindir de los rellenos sanitarios y la quema de los residuos, ese es nuestro legado para las nuevas generaciones” así lo cuentan en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos los emprendedores que crearon una idea de negocio de Reconversión Circular que aporta positivamente al cuidado del planeta.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

62 años, estudié hasta 9 grado.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea fue convertir un problema importante en un negocio interesante. Nació de la recomendación de una psicóloga para ocupar a mi hermano León Darío en condición de Autismo Asperger en I+D+I.

Creamos soluciones prácticas para convertir los residuos en materia prima industrial para diferentes tipos de industrias, gremios productivos y empresas prestadoras de servicios. Hemos creado alternativas diferentes para el tratamiento de residuos que reemplazan su incineración o su disposición final en vertederos o rellenos sanitarios. Para la Economía Circular hemos desarrollado lo siguiente:

1) El quita olor RC-300.

Aplicando este producto eliminamos los malos olores en residuos, lodos, biosólidos y aguas residuales de tipo industrial o domésticas.

Se aplica en diferentes residuos para inertizar la fracción orgánica que se encuentre en descomposición o próxima a descomponerse.

Los residuos pueden estar en mal estado o tal cual como llegan en los carros recolectores de la basura.

Luego, los residuos son convertidos en una masa homogénea.

2) El desengrasante RC-2021

Este producto lo usamos para hacer algunas limpiezas.

3) El aglomerante base agua RC-10.

Este aglomerante lo aplicamos a la masa homogénea y, la convertimos en otras masas o polvos, que sirven como materia prima para elaborar diferentes productos.

Los productos quedan inertes, fusionados, encapsulados, limpios y sin olor.

4) Diferentes procesos para convertir residuos en recursos: Con nuestros productos y procesos hemos desarrollado prototipos de:

a) Tableros como los paneles superboard, ladrillos, pisos, enchapes, tejas y cielo rasos.

b) Papel de colgadura, enchapes, telas aislantes e impermeabilizantes.

c) Láminas de cueros, llantas, sintéticos y telas

d) El ACP (alternative crops product) como un sustituto de la tierra y/o abono para cultivos.

e) Un promotor de adhesividad asfáltico base agua.

El promotor está hecho a partir del reciclado y paletizado de llantas, los guantes quirúrgicos y un adherente. Este promotor se mezcla con el asfalto de un 5% a un 18%.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Comenzamos aquí en Pereira con un proceso artesanal con un pegante. Ganamos un premio por la cantidad de empleo que generamos a madres cabeza de familia trabajando desde sus casas.

Sucedió en el programa CED (Center Entrepreneur Development). Fue entre el 2004 y el 2006. Lo manejó la Corporación Carana a través de la Cámara de Comercio de Dosquebradas con recursos de USAID bajo el plan Colombia, para apoyar a empresarios a generar empleo a población vulnerable, desplazados, reintegrados y víctimas de la violencia.

Luego con un aglutinante desarrollamos otros procesos, fue a partir del buen desempeño de este, que comenzamos a explorar residuos industriales. Con nuestros productos y procesos hemos logrado transformar en materia prima industrial, residuos que son catalogados como no valorizables de varios tipos de plásticos, vegetales, textiles, caucho, cueros, sintéticos, eva, lonas, etiquetas adhesivas, vinilos, poliéster, papel siliconado y látex entre otros.

En 2020, en una convocatoria de Ecopetrol, realizamos pruebas con fracciones pesadas residuales del petróleo, transformamos y convertimos este subproducto en materia prima para elaboración de materiales y productos para la construcción y otras industrias.

Los residuos que transformamos pueden estar limpios, sucios, mezclados, en mal estado, con adhesivo y hasta con el revestimiento de silicona y los convertimos juntos o por separado en láminas inertes, impermeabilizadas, rígidas, semirrígidas o flexibles desde un milímetro (1mm) de espesor.

Para lograr la transformación de los residuos, en la mayoría de los casos es necesario eliminar los olores, para eso desarrollamos el “quita olor” RC-300, su desempeño se ha extendido al control de malos olores en redes de alcantarillado y plantas de tratamiento de aguas residuales municipales.

Durante el periodo de cuarentena, nos propusimos sacar adelante estas dos soluciones ambientales:

1) Transformar y revalorizar los Biosólidos generados en las plantas de tratamiento de las aguas residuales municipales (PTAR).

2) Transformar y revalorizar los residuos sólidos domésticos no aprovechables.

Logramos convertir los residuos y/o los biosólidos en una masa uniforme que contiene todos los materiales que conformaban su origen, incluida la fracción orgánica. Después de este esfuerzo continuo de tanto tiempo, este año hemos tenido la oportunidad de trabajar en pruebas para la recuperación y valorización de residuos diferentes a los biosólidos generados en plantas de tratamiento de aguas residuales.

Hemos transformado los micro plásticos y los lodos en materiales para la industria plástica, la construcción y la agricultura.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Recursos propios, de mis hermanos, mi familia, amigos y hasta del estado, aún no se ha terminado de pagarles.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento?¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos logrando convertir un problema importante en un negocio interesante que genera empleo alternativo y grandes mejoras para el medio ambiente.

Estamos cambiando el impacto ambiental negativo generado con los residuos. Cambiamos pasivos ambientales por activos valiosos.

6. ¿Soy feliz?

Recorrer caminos tan difíciles, nos llevará a destinos maravillosos. Son muchos los momentos de alegría y felicidad a medida que lo vamos logrando. Lo que hemos logrado y visualizar a dónde queremos llegar nos entusiasma y nos hace felices.

El bien social que generamos y el sueño de convertir los residuos en viviendas nos llena de felicidad.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Una parte sí, necesitamos aliados. Este emprendimiento está diseñado para que muchos participemos.

Una empresa es como un hijo que queremos acompañar, mantenerlo junto a nosotros y verlo crecer, con un esfuerzo en conjunto.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

“El emprendimiento comienza con un desprendimiento”. Hay que desprenderse de la comodidad, salir de la zona de confort, de los ingresos permanentes e incluso, a veces, uno se distancia de los amigos y las familias.

Emprender cuando se hace en un área poco explorada, ha sido muy complicado. Para obtener resultados son muchos los ensayos, el tiempo y los recursos que se invierten.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

No, aun nos faltan muchas cosas por descubrir y desarrollar. El sueño se va tejiendo en el paso a paso de cada día. Nos falta llevar a Reconversión Circular a la magnitud y a la dimensión que le hemos planeado.

Nos falta normalizar, formalizar, escalar, producir y comercializar. Nos falta hacer este emprendimiento grande, sostenible, rentable y trascendental. Necesitamos que las empresas donde estamos haciendo pruebas, ensayos y verificaciones nos aprueben y nos divulguen. Necesitamos una simbiosis industrial y comercial para que juntos y unidos logremos nuevos productos y procesos.

Puede interesarle este emprendimiento: Él creó una billetera móvil para todos los colombianos no bancarizados

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

a) Sigue hacer alianzas estratégicas, colaborativas y de cooperación que nos conduzcan a la implementación, crecimiento, fortalecimiento y rentabilidad de la empresa.

b) Sigue crear sinergias con los generadores de desperdicios.

c) Sigue conseguir la experiencia, talentos, recursos y la infraestructura que nos hacen falta para mejorar y avanzar de manera trascendental.

d) Desarrollar creatividad que genere acciones efectivas y rentables.

e) Acelerar el crecimiento en armonía, alineando personas, procesos y tecnologías.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si, esta propuesta es escalable y de alcance global, necesitamos unir voluntades para lograrlo.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Un aliado o inversionista para nosotros es una bendición. Quien quiera pertenecer, cooperar, ser parte o le interese nuestro proyecto es bienvenido, así que sí, estamos dispuestos a ceder parte de la empresa.

Deseamos acercarnos a personas idóneas, visionarias, que nos generen valor y, además, que compartamos riesgos y conocimientos. Necesitamos aliados, que nos ayuden a generar rentabilidad, crecimiento y permanencia en el tiempo.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No hay que esperar a que un producto sea muy bueno para lanzarlo al mercado, hay que lanzarlo al mercado para que sea muy bueno.

14. ¿Quién me inspiró?¿A quién me gustaría seguir?

Me inspira el que triunfa, el que llega y dice que se puede, que los sueños si se cumplen. Siempre hemos seguido nuestros sueños, el placer de sentir que, a pesar de todo, ha valido la pena.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Si el propósito es trascendental, no se fracasa. A eso... a eso de sentirte impotente, de fijarte una meta y tener que seguir otra, de huir de una prueba y tener que encararla, de planear un vuelo y tener que recortarlo, de aspirar y no poder, de querer y no saber, de avanzar y no llegar, a eso no le llames fracaso, llámale ENSEÑANZA.

Jamás pensamos tirara a toalla a pesar de la soledad y las derrotas que en investigación son constantes, crueles, repetitivas y dolorosas. El constante esfuerzo, la fe y la esperanza nos motivan a seguir avanzando y nos mantienen de pie.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hacemos parte de comunidades de Economía Circular y del Medio Ambiente.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Si trasciende y mucho. Somos motivación para personas, investigadores y profesionales que se nos han unido y nos acompañan, ellos multiplican nuestros desarrollos, los mismos que impactan positivamente el medio ambiente al prescindir de los rellenos sanitarios y la quema de los residuos, ese es nuestro legado para las nuevas generaciones.

No deje de leer: Emprendieron con un exitoso modelo para cambiar vidas por medio de la educación

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años vemos a nuestro emprendimiento de reconversión circular consolidado como empresa, con franquicias y diferentes marcas de productos en el mercado.

Eliminaremos los rellenos sanitarios y en su lugar se instalarán biofactorías para transformar los residuos de la siguiente manera:

1) Instalar biodigestores para producir gas metano desde los residuos orgánicos.

2) Convertir los residuos, en materia prima, incluso los lodos obtenidos de la digestión de la materia orgánica.

3) Transformar la materia prima en productos aprovechando el gas metano y evitando la contaminación del aire.

4) Los productos serán para las industrias de la construcción, agricultura, textil, marroquinera, caucho, energía y asfalteras.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Nuestra familia es un pilar fundamental, algunos amigos han sido colaboradores desinteresados que incondicionalmente nos brindan apoyo técnico, económico y moral.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Ya hemos logrado mucho, y aún nos faltan varias cosas por lograr. Los pasos que hemos dado, no nos han llevado al lugar donde queremos estar, pero ya salimos de donde estábamos.

Este emprendimiento de Reconversión Circular está diseñado para que personas, empresas, instituciones y comunidades lo acojan como un modelo a seguir. Para apoyar otros emprendimientos y generar empleo vamos a enseñar el proceso artesanal con los pegantes por YouTube, compartiremos tutoriales para hacer muebles, ropa, delantales, calzado, tenis, sandalias, bolsos, morrales, apliques o accesorios con los residuos sobrantes del corte en la industria textil y marroquinera.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Nuestro equipo para los residuos juega un papel muy importante, cuenta con los profesionales ambientales Jorge Montoya y Adolfo García, ambos con experiencia en manejo de aguas residuales y lodos, con ellos, desde Envigado (Antioquia), trabajamos unidos a través de la virtualidad en el desarrollo de procesos.

Nos estamos uniendo con otros expertos interesados en hacer alianzas con nuestros desarrollos y tenemos la fortuna de intercambiar conceptos, recibir aportes y planear negocios. Son muchas las personas que nos han apoyado y a quienes debemos agradecer, quisiéramos poder nombrarlos a todos.

22. ¿Cuál es mi sello personal?¿Qué me diferencia del resto?

Ser pioneros en la transformación y valorización de residuos, lodos y biosólidos considerados no valorizables. Mi hermano y yo nos diferenciamos por ver lo que otros no ven para desarrollar productos y procesos simples, útiles y necesarios.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido que “la vida con desprendimiento, es el mejor emprendimiento”, también que hay que tener paciencia y aceptar que todo aquello que deseamos hacer de la noche a la mañana, tomará mínimo 5 años, de ahí que la vida sea un camino de decisiones, no una carrera. Hoy en día conocemos, comprendemos y aceptamos que las personas tienen diferentes pensamientos, culturas y dinámicas sociales.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Temas recomendados:

 

Edison(95126)29 de diciembre de 2021 - 12:39 p. m.
MARAVILLOSA iniciativa, felicidades.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar