Publicidad
25 Nov 2022 - 7:52 p. m.

La emprendedora que ayuda a los colombianos a terminar el bachillerato

Las personas desescolarizadas pueden estudiar desde su teléfono celular y con clases personalizadas.
Edwin Bohorquez Aya

Edwin Bohorquez Aya

Economía, Negocios, Emprendimiento, Liderazgo, Tecnología.
Lesly Johana Pérez Silva se presenta como emprendedora social y digital.
Lesly Johana Pérez Silva se presenta como emprendedora social y digital.
Foto: Cortesía

“Mi nombre es Lesly Johana Pérez Silva, soy emprendedora social y digital, lideró la app DALTA, una comunidad virtual que a través de nuestra apliocación contribuye al cierre de brechas de desescolarización en Colombia. Actualmente tenemos 650 usuarios logrando ser bachiller, desde su celular, al alcance de su mano con clases personalizadas”, decía el mensaje que nos llegó al correo electrónico. Como sucede siempre, pedimos más información. “DALTA nació en el semillero de emprendimiento de Apps.co de Mintic, fue el mejor negocio digital en la convocatoria de descubrimiento de negocios digitales en el 2019 y nombrado en el 2020 dentro de los 10 mejores emprendimientos del Departamento del Tolima por la Cámara de Comercio de Ibagué e Innpulsa Colombia. Igualmente participamos de Aldea en Innpulsa Colombia y somos uno de las 32 Startups de Colombia elegidas para lo convocatoria C-Nube de Huawei, también estuvimos en la convocatoria de Laboratorio Startup de Apps.co”.

Así que había que conocer la historia de Lesly y también, por supuesto, de su emprendimiento, en nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos. Aquí va:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

37 años, soy profesional en procesos judiciales, especializada en Gerencia de proyectos.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea fue buscar una herramienta que buscara cerrar las brechas de desescolarización en Colombia. Nace en el año 2019 en el semillero de emprendimiento de Apps.co, para la época se llamaba descubrimiento de negocios digitales, pero se lanza al mercado en el año 2020 y lo que creamos fue una startup Edtech, una app móvil para que jóvenes en extra edad y adultos puedan terminar el bachillerato académico desde su celular. Un servicio 24/7 con clases personalizadas donde estudian de manera flexible a su propio ritmo en su propio tiempo.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

En el año 2010 funde una ONG llamada “Fundación para el restablecimiento de los derechos de la juventud e inclusión social Educando”, donde empecé un proyecto de investigación del problema de ”la desescolarización”. Entender el nicho de mercado al viajar por todo el departamento del Tolima y también de Caldas, hacer encuestas y trabajar de la mano de colegios nos permitió poder diseñar una solución centrada en las necesidades reales de los usuarios. Nos presentamos en la convocatoria de descubrimiento de negocios digitales de Apps.co del Mintic y nos permitió en diciembre de 2019 contar con nuestro MVP.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

En el 2019 fue a través de Friends, Family and Fouls, como primer recurso una inversión de US$5000 de parte de mi sobrina Jessica Montero y mi hermana Maribel Pérez. Luego una inversión de US$1500 por parte de mi mejor amiga, Paula Cuéllar, siempre apoyando mis ideas de negocio y proyectos sociales. La pagué al año de operación con recursos propios de la startup.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Con DALTA se está logrando cerrar las brechas de desescolarización en Colombia, en un país como el nuestro que ha sido fracturado por la violencia, el desplazamiento forzado, con tan poca inversión en años anteriores en educación, lo cual no ha permitido una cobertura plena en modelos de educación flexible para adultos. Datos del Ministerio de Educación dice que 1′857.000 personas están desescolarizadas y con el Covid 19 aumentó. Cambiamos el concepto de modelos tradicionales flexibles donde las personas asisten en modalidad nocturna o sabatina fines de semana a un colegio, de llegar a tener esta modalidad de estudio en su territorio, ahora llevan el colegio en su bolsillo, desde su celular encuentran toda una comunidad virtual compuesta por colegios aliados, socios, facilitadores de contenido (profesores), un servicio 24/7 para estudiar desde cualquier lugar de Colombia en el horario que más les convenga. Esa es una transformación del modelo flexible de educación, es toda una revolución educativa.

Puede leer también: Emprendieron para simplificar cobros de pensiones en colegios y entrega de notas

Read more!

6. ¿Soy feliz?

Demasiado, siento en mi corazón la satisfacción de poder llevar la educación a millones de personas a un solo click de distancia, de ayudar a otros a cumplir sus sueños de salir adelante, de mejorar la calidad de vida a través de la educación, de poder hacer una sociedad más incluyente y lo más importante: enseñarle a mi hija, a través del ejemplo, que venimos al mundo a servir. Somos servidoras con nuestro talento y eso es gran motivo para ser feliz.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Sí, las empresas son como hijos, otro tipo de hijos y en algún momento se van de nuestras manos, si DALTA precisa ser liderada por otros para crecer y llegar a donde yo sueño que llegue y venderla es la única opción, lo haría.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Si emprender es duro, emprender en emprendimiento social lo es aún más. Colombia al igual que cualquier país de Latam tiene muchos problemas sociales de todo tipo, fueron 9 años de investigación de mercado de manera real, literalmente viajé a los territorios, hablé con las comunidades, entendí las necesidades, hicimos ‘match’ con colegios públicos y privados, con profesores, padres de familia, con las comunidades educativas y toda esa época fue con recursos propios. Cuando ya teníamos un proyecto de solución real con una propuesta de valor diferencial, empezamos a recibir apoyo del estado colombiano a partir de Mintic, luego Innpulsa Colombia, cámaras de comercio, empresa privada y hoy fondos de venture capital, pero los primeros 9 años fue muy duro, lejos de mi familia mucho tiempo, viviendo todas las necesidades que se puede vivir en una aventura.

No se pierda esta inspiradora historia: Él ayuda al medio ambiente: desarrolla sistemas de empaques “altamente” ecológicos

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Tengo claro que merezco todo lo que sueño y DALTA es uno de mis sueños mas preciados y se esta cumpliendo, me hace falta expansión, llegar a todo el territorio nacional, pero lo estamos logrando día a día, sueño con estar presente en Latam y no dudo que pase.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Estamos siendo fondeados dentro de las 34 startups Latinoamericanas elegidas por cube venture, una de las aceleradoras mas prestigiosas del continente, buscando ‘fundraising’ para la expansión en América Latina y el Caribe. ¿Qué sigue? DALTA en cada país de Latam.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si las ventajas de las startup es que son de base tecnológica y eso hace a DALTA escalable, primero porque tiene prácticamente el 80% de sus procesos automatizados, trabajamos con talento remoto y es replicable en cualquier país.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí, obviamente para crecer en estos modelos de negocios escalables se precisa de inversión en su mayoría extranjera, no exactamente desconocidos. En nuestro caso nos presentamos a incubadoras y aceleradoras de emprendimiento que ya entran a fondearnos con venture capital y obviamente a través de diferentes vehículos de inversión, vamos cediendo parte de la empresa; pero es necesario recibir inversión a la hora de querer cumplir con los objetivos propuestos para escalar el modelo de negocio.

Esta es la historia de una emprendedora que es ejemplo a seguir:La emprendedora que logró que la gente se preste plata gracias a un buen “karma”

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Desorganizada con mi empresa.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspira mucho Platzi, Fredy Vega, un unicornio en la industria Edtech y lo mejor, colombiano que desde muy joven entendió el futuro de la educación y de los modelos de enseñanza, y ha logrado marcarnos el camino a las futuras generaciones de startup Edtech.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Sí, ya fracasé, y lo mejor es que fue en la investigación de mercado. No había ni empezado DALTA y me quebré, me vi muy mal, una empresa en rojos. Llegué llorando donde mi hermana y le dije: mis sueños se derrumban. Son 9 años de mi vida. Ayúdame, por favor, no quiero dejar nada inconcluso, pero no pensé en tirar la toalla, ella era mi plan A, ya tenía B, C y menos mal funcionó ese apalancamiento financiero con el plan A.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Sí, claro, nadie crece solo, la comunidad virtual DALTA con un team compuesto por CMO-CFO-CTO, partner, aliados, facilitadores de contenido, colegios aliados, los mismos usuarios de DALTA. Igualmente hacemos parte de comunidades de emprendimiento en Colombia como c-emprende, Aceleradora Cube Venture, Fondo emprender, Atípicos de Innpulsa Colombia, Centro de Transformación Digital de las cámaras de comercio del Tolima.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sí, es trascendental, la educación y la tecnología haciendo ‘match’ es un universo de transformación que va más allá de una idea de negocio, porque es transformadora de personas, de sociedades enteras; la educación es la base del progreso de una sociedad y la tecnología del crecimiento. Impactará a las nuevas generaciones porque verán que la tecnología, más que evolución desde las maquinas o entretenimiento, es la forma en que podemos llegar a cambiar el mundo en cualquier área.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Liderando la industria Edtech en Colombia y estando presente en cada país de América latina, el futuro de DALTA es ofertar servicios de educación superior haciendo la educación más democrática e incluyente.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

El papel de mi familia es clave, han creído en mí desde niña. En el caso de mis papás, que se afiliaron a círculo de lectores con tal de poder adquirir un libro mensual, soy lectora activa desde los 4 años y soy emprendedora desde los 20 años. Cada negocio que tuve, en él mi familia invirtió, mis hermanas y mi hermano me ayudaron para poder estudiar la universidad, mis sobrinos a partir de sus conocimientos me ayudan con procesos o consultas rápidas, somos una unidad y esto me ha ayudado mucho emocionalmente y ni qué decir económicamente.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Lo estoy logrando, y sí ayudo a otros emprendedores hoy en día a que lo logren, asesoro a mis amigos que me cuentan ideas de negocio, a otros empresarios de la educación también asesoro en temas de formulación de proyectos educativos. Ayudar es algo que me sirve mucho para reafirmar mi conocimiento, siento que enseñando y apoyando aprendo mucho.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

El Team DALTA es mágico, trabajamos 100% remoto desde diferentes ciudades. Está compuesto por Estefanía Betancur, ella es la CMO, es una emprendedora junto con su esposo César Gómez, quien es nuestro CTO. Tienen una empresa que apoya en procesos de transformación digital. Ella es Administradora de Negocios Internacionales y expecializada en Investigación de mercados, y él es Ingeniero Electrónico, especializado en gerencia de proyectos. Tenemos a Nelson Calderón, CFO, es contador público especializado en Revisoría Fiscal, y Jéssica Montero, ella es diseñadora de Modas y Administradora de Empresas en formación, es la encargada de la imagen corporativa y en que yo, como CEO, sea embajadora de la marca DALTA en todo mi outfit, transmitiendo mi ser en cada prenda que ella diseña.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal es que soy una persona introspectiva, la utopía de un mundo mejor a través del amor me ha impulsado a creer y crear todo lo que es DALTA, a partir del talento dado para poder crear soluciones a problemas sociales. La perseverancia y la disciplina me han llevado lejos, al punto de sentir que toco mis sueños con las manos.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que con disciplina, talento, equipo, organización y perseverancia cumplimos nuestros sueños y ayudamos a los demás a cumplir los suyos.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.