Publicidad
14 Mar 2022 - 3:41 p. m.

Dos colombianos usan gamificación para que la gente aprenda, jugando, en línea

Hacen desde “deportes hasta cultura ciudadana, pasando por la gamificación de capacitaciones y entrenamientos para empresas”.
Álvaro Cuéllar y Roberto Juan Miranda están detrás de Champ Productions.
Álvaro Cuéllar y Roberto Juan Miranda están detrás de Champ Productions.
Foto: Cortesía Champ Productions

“Hacer juegos en los que no se pierda el tiempo, sino que se gane conocimiento es la premisa de Champ Productions, un joven emprendimiento colombiano que ofrece a sus clientes desarrollos de gamificación a la medida de sus necesidades, así como videojuegos que miden los conocimientos del público en general. Su primer desarrollo se llama Penalty Trivia Crack, y es una trivia futbolera —apenas para el año del mundial de Catar— que ya está disponible en las tiendas de Android y Apple, y que pone a prueba a los hinchas del deporte más popular del mundo con más de 2.500 preguntas en distintas categorías”. Así presenta Álvaro Cuéllar el emprendimiento que junto con su socio, Roberto Juan Miranda, busca la atención no solo de quienes consumen juegos en línea sino de aquellos que viven a diario la pasión del fútbol. Esta es su historia contada a través de nuestra sección 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Somos Roberto Juan Miranda, de 41 años, y profesional en Relaciones Internacionales. Y Álvaro Cuéllar, 42 años, periodista.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea nació a mediados de 2021, después de revisar muchas trivias de fútbol y darnos cuenta de la necesidad de crear un juego con preguntas de calidad y que se asemejara a la realidad del fútbol. Ese es el germen de Penalty Trivia Crack, nuestro primer desarrollo digital para celulares, que ya está disponible en las tiendas de Android y Apple.

De ahí evolucionamos a ofrecer juegos de conocimientos en múltiples campos de acción: desde deportes hasta cultura ciudadana, pasando por la gamificación de capacitaciones y entrenamientos para empresas. Ahí nació, en septiembre del año pasado, Champ Productions, la empresa que fundamos para ofrecer nuestros productos.

Nuestros juegos no solo transmiten conocimientos, sino que miden la interacción con los usuarios, lo que nos permite entregar a nuestros clientes información valiosa para aumentar sus productividades y conocer mejor a su fuerza laboral.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Aplicamos el modelo de Lean Start Up, en el que lo principal es sacar un Producto Mínimo Viable (MVP), por su sigla en inglés, de una forma muy rápida y sin grandes inversiones, para validar si nuestros supuestos de mercado eran correctos. Para esto tuvimos varias iteraciones en cuanto al equipo de tecnología. Al final, dimos con unos cracks en Argentina que son el equipo actual de Champ Productions. Una vez conformado el equipo, y con una clara visión, logramos sacar nuestro MVP.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

De nuestros ahorros. Lo interesante es que en menos de un año hemos llegado a nuestro punto de quiebre, validando nuestros supuestos y expandiendo los casos de uso a varias industrias y campos de acción. Es decir, pasamos de un juego de trivia futbolera a ofrecer un amplio menú de alternativas para las empresas y sus marcas.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Queremos que la gente aprenda jugando. El aprendizaje mediante el juego (edutainment) fomenta habilidades sociales, la resolución de conflictos y, además, es divertido.

6. ¿Soy feliz?

Ser emprendedor tiene muchos retos, pero trabajar por nuestros sueños tiene un grado de satisfacción muy grande. ¿Lo podríamos llamar felicidad? Creemos que sí.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Siempre hay lo que llaman una ‘estrategia de exit’, pero por ahora somos unos bebés y pensar en vender la empresa en esta etapa no tiene mucho sentido. Pero claro, cuando se dé el momento y si llega una oferta adecuada, lo haríamos. Desde ya escuchamos ofertas.

Una buena historia que le puede interesar: Ella genera oportunidades de crédito para la gente que los bancos no mira

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Es duro, pero ¿qué es fácil en esta vida? Por supuesto, tiene muchos retos -varios de los cuales no los imaginábamos- pero esos mismos obstáculos nos sirven para aprender y mejorar como profesionales.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Llevar a Champ Productions a ser una compañía de talla mundial. Por supuesto, todavía nos falta mucho para llegar a ese sueño, por ejemplo, lanzar más juegos en nuevas líneas de negocio y robustecer mucho más los juegos que tenemos andando. Sinceramente hay mucho camino por andar, pero eso nos emociona y nos reta a hacerlo cada vez mejor.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Estamos explorando nuevas líneas de negocio, como por ejemplo la gamificación de las capacitaciones y entrenamientos. También vamos a expandir nuestros juegos a más idiomas y desarrollar nuevas funcionalidades que nos sirvan para viralizar aún más nuestros juegos. En este punto es importante contar con suficiente músculo financiero, por lo que estamos desde ya tanteando opciones de inversionistas que se quieran sumar al sueño de Champ Productions.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí, en el sentido de que las oportunidades son inmensas: está la línea B2C, en la que se pueden desarrollar juegos según las necesidades de cada cliente; y en la línea B2B, las empresas cada vez exploran más cómo transmitir conocimientos, creando recordación de sus marcas y cercanía con sus clientes. En esa línea B2B vemos una oportunidad gigante para crecer de forma exponencial, sobre todo ahora que vivimos en una cultura corporativa nómada, donde es necesario contar con nuevas herramientas para transmitir conocimientos.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí, claro. Creemos que sumar a inversionistas que crean en nosotros hará más poderoso nuestro sueño y nuestra capacidad de ampliar nuestros mercados.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No volveríamos a confiar ciegamente en proveedores de tecnología, sin antes tener antecedentes muy claros de su trabajo y experiencias previas.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

El ecosistema de emprendimiento en Colombia está creciendo de una forma muy rápida, de ese ecosistema pueden sacarse ejemplos de personas inspiradoras. A mí (Roberto) personalmente me gusta un emprendedor que se llama Steven Barllet, que aunque no es colombiano es una excelente fuente de conocimientos. A mí (Álvaro) me llama mucho la atención Máximo Cavazzani, el CEO de etermax, una firma argentina que es el principal jugador mundial en la categoría de juegos de trivia.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Como todas las personas, hemos fracasado -y muchas veces-, pero nunca hemos pensado en tirar la toalla. Sabemos que el fracaso es parte del éxito.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Seguimos de cerca comunidades como Rockstart y Endeavor, pero no somos todavía parte de ninguna.

Esta entrevista le puede servir: Él creó una plataforma de verificación de antecedentes y estudios de seguridad

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Por supuesto. ¿A quién no le gusta jugar? Imaginemos entonces un mundo donde los juegos digitales sirvan para todo: para entrenar bomberos, policías, médicos, etcétera. Qué delicia jugar juegos que diviertan y enseñen a la vez.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Jugadores de talla mundial con clientes en múltiples industrias. Queremos liderar la construcción de conocimientos y habilidades a través del juego.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Muy importantes. Ellos son los primeros en probar y evaluar nuestras ideas y desarrollos. Nos nutrimos de su retroalimentación para mejorar y sacar adelante nuestras ideas.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, creemos que el ecosistema se construye ayudando. Es más, lo vemos como un deber de todo emprendedor.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Sin equipo no hay compañía. Además de nosotros dos, contamos con un equipo de primerísima calidad de desarrolladores argentinos que dan vida a Champ Productions. Ellos son los que ejecutan en gran parte lo que hacemos, cada uno es un experto en su materia y nos complementamos muy bien.

Una historia interesante: La pareja que se inventó una plataforma para vender productos saludables

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Somos amantes de los juegos. Eso puede sonar extraño para muchas personas porque lo asocian con el ocio y la pérdida de tiempo, pero, al contrario, lo que significa es que tenemos la capacidad de divertirnos y entretenernos con todo lo que hacemos. Eso es lo que queremos transmitir: jugar nuestros juegos no es perder el tiempo, sino ganar conocimiento.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

El solo hecho de crear una empresa ya es un aprendizaje muy valioso que, creemos, debería hacer parte de nuestro ADN. Sentimos que en muchas ocasiones nos educan para ser empleados y no para crear empresas.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias