Publicidad
11 Mar 2022 - 9:33 p. m.

Ella genera oportunidades de crédito para la gente que los bancos no mira

Es una de las 10 mujeres empresarias más inspiradoras de 2021 y sabe que unas 2 mil millones de personas se encuentran excluidas del sistema financiero.
Verónica Crisafulli de MO Technologies.
Verónica Crisafulli de MO Technologies.
Foto: Cortesía Endeavor

Cuando preguntamos por Verónica Crisafulli, nos contaron lo siguiente: “Verónica trabajó como consultora estratégica durante más de 15 años para importantes empresas de consultoría dedicadas a TMT y servicios financieros como Bain & Company, Delta Partners y Mastercard Advisor, donde lideró proyectos en Sudáfrica, Argentina, Reino Unido, Brasil, Turquía, República Checa, España y Colombia”. Su perfil resultaba interesante y llamaba más la atención cuando nos confirmaron que era la creadora de MO Technologies, “una fintech que desarrolló una tecnología de patente pendiente de scoring crediticio, basada en machine learning e inteligencia artificial en la nube. Esto con el sueño de democratizar el acceso al crédito en todo el mundo. Desde 2020 es cofundadora de KEO World: una fintech en el espacio de préstamos”. Pedimos un poco más de información y esto fue lo que nos detallaron: “Ha sido nombrada como una de las 10 empresarias más exitosas a seguir 2020, por CIOlook (10 Most Successful Businesswoman To Watch 2020), y recientemente destacada como una de las 10 Mujeres empresarias más inspiradoras que marcan la diferencia, 2021 (10 Most Inspiring Business Women Making a Difference, 2021). Beyond Exclamation también la nombró una de las 10 Mujeres más exitosas que renuevan el futuro en tecnología, 2021 (The 10 Most Successful Women Revamping The Future in Technology, 2021). Así que la invitamos a que contestara nuestras 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y esto fue lo que resultó:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 38 años. Estudié Administración de empresas en la Universidad Bocconi en Milán. Obtuve mi Maestría en Gestión Internacional en la escuela de negocios ESADE de Barcelona y en la Business School de Copenhagen. Además, estudié unos semestres en la Universidad de la Habana en Cuba y en la Universidad Carlos III de Madrid, España.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Años después de comenzar mi vida profesional, aterricé en Mastercard, y fue allí donde descubrí mi amor por los medios de pago y la digitalización, además de la importancia de la inclusión financiera. También entendí que para lograr la inclusión financiera podía combinar mis dos pasiones: la tecnología y las finanzas. Ahí empezó a crecer la idea de crear tecnología complementaria al sector financiero tradicional. Ese fue el inicio de MO en el 2016. MO nació para hacer frente a una problemática a nivel mundial, en donde alrededor de 2 mil millones de personas se encuentran excluidas del sistema financiero y no logran acceder a productos crediticios. Cinco años después puedo decir que hemos evolucionado hasta convertirnos en un habilitador tecnológico para todas las fintechs/emisores que quieran ofrecer productos de crédito a sus propios usuarios. De todos modos, seguimos direccionándonos hacia la inclusión financiera.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Para hacer mi idea realidad la determinación fue muy importante. Logré que mi emprendimiento fuera realidad primero que todo con determinación. Primero, definimos la misión y la visión y desarrollamos un modelo de negocios. Después, estudiamos el mercado y probamos la idea. ¡Nos preparamos! Llegamos con tecnología revolucionaria a empoderar/incluir a las personas financieramente, probamos nuestra idea con el voz-a-voz, posicionamos a MO como una alternativa ‘fintech’ innovadora y global con modelo CaaS (Credit as a Service), y como no todo sucede según lo planeado, perdimos dinero al principio. La resiliencia y adaptabilidad fueron necesarias en la primera etapa. Fuimos aprendiendo, cambiando y adaptándonos a las necesidades del mercado, y para esto tuvimos 5 pilares fundamentales: tecnología, alianzas, infraestructura, financiamiento y equipo.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Al principio arranqué con todos mis ahorros que junté desde que empecé a trabajar, pero creer en mi fue fundamental. Además, conté con la inversión de lo que llamo Friends & family, inversionistas ángeles que me conocían y estaban dispuestos a apostar en mi idea.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Creo que con nuestra tecnología estamos generando oportunidades de crédito para un segmento que no está siendo atendido actualmente por la banca tradicional. Nos encontramos cubriendo las nuevas necesidades de los consumidores de crédito a través de experiencias 100% digitales, en tiempo real, digital intuitiva y con la flexibilidad de nuestros productos. Nuestro objetivo es la inclusión financiera de la población mundial actualmente excluida de los sistemas financieros de crédito tradicionales o formales, la cual representa a más de 2 mil millones de personas, según datos del Banco Mundial. En MO somos los partners adecuados para las fintech, ya que ofrecemos nuestra tecnología de crédito como servicio que cubre la gestión del ciclo de vida del crédito E2E, incluida la originación, el servicio y el cobro. Nuestra plataforma permite el lanzamiento de nuevos productos hiperpersonalizados, totalmente digital e integrado a la perfección con las plataformas de nuestros clientes. Con más de 30 proyectos live, presencia en Colombia, Estados Unidos, y en más de 12 países a nivel América Latina, Caribe y México, en MO nos destacamos por nuestra innovación tecnológica, por nuestra capacidad para adaptarnos a las necesidades cambiantes del mercado y por contar con el mejor talento multidisciplinario de la región. Con mi idea estamos cambiando la forma en la que incluimos crediticiamente a los millones de personas que se encuentran actualmente excluidos de los sistemas tradicionales y lo estamos logrando a través de tecnología e innovación.

6. ¿Soy feliz?

Definitivamente me considero una mujer feliz. No lo digo desde el sentido trivial de la definición de felicidad, sino porque lo siento cuando me levanto y sé que tengo al mejor equipo trabajando codo a codo conmigo, y no solo en el trabajo sino en mi vida personal estoy rodeada de personas que me soportan y me apoyan. Normalmente me levanto con una sonrisa, sé que cada día hago lo mejor que pude. Además, pronto seré mamá.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Es una pregunta que me hago mucho, pero sin duda nunca la vendería a un precio que no considere adecuado o a un comprador que no comparta la visión actual de MO.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Fue un proceso muy bonito, no considero que haya sido tan duro, pero seguramente difícil y no siempre como lo esperado. Durante años fui construyendo relaciones con personas que habían emprendido antes y con ellos pude hacerlo de una manera más orgánica.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Puedo decir que sí: emprender a partir de mi sueño, una empresa en la que creo totalmente y en la que veo un valor infinito me llena de orgullo. Ahora sigue llevar MO, mi emprendimiento, al siguiente nivel.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Ahora, ¡a escalar! Buscamos en MO la escalabilidad a través de un plan de negocios. Escalar en la región, posicionarnos en nuevos mercados como Brasil. También llegar a ser líderes siendo habilitadores de tecnología de crédito de la región.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí, estamos planeando seguir nuestra expansión en Latam llegando a mercados como el brasilero, y más adelante incursionar en mercados emergentes en Europa del este y África.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Como emprendedora, siempre estoy atenta a nuevos inversionistas, pero solo después de una propia due diligence y siempre y cuando haya la misma visión de la empresa, tomo la decisiones.

Una historia que le puede ayudar: Él creó una plataforma de verificación de antecedentes y estudios de seguridad

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Algo que hice mucho al principio, tal vez por temor, fue decirle que sí a todos los clientes que querían los servicios de MO. Sentía que no podía decirle que no a nadie. Por eso aceptábamos clientes con requerimientos muchas veces diferentes de nuestro core business. Nos abrimos con targets diferentes, pero esto al comienzo no supimos manejarlo. Hoy en día estamos en otra fase, no tengo este miedo de decir no cuando esto se sale de lo que es nuestra verdadera misión.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Desde pequeña quería hacer algo mío y algo por el bien de la sociedad. Durante mis años en consultoría pude conocer la inclusión financiera de cerca, y la necesidad de crédito. Aquí pude analizar la oportunidad, porque la vi con mis propios ojos. Esto de la mano de mi red de soporte que confió en mí y me empujó, fueron los factores que me inspiraron desde siempre. He vivido en muchos países en los últimos 15 años antes de llegar a Colombia en 2014, desde Argentina a Sur África, desde United Kingdom a Republica Checa y la verdad esto me ha servido para abrirme a nuevas culturas y a entender las necesidades en el mundo.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Fracasar es necesario para aprender y volver a intentar las cosas haciéndolas mejor, sin el fracaso no creo que estuviera liderando una empresa de tecnología como lo estoy haciendo hoy en día. Hubo momentos retadores, ciertamente en el principio cuando necesitaba inversión me vi enfrentada a hombres con mentalidades un poco machistas que no consideraban hacer negocios con mujeres. Pude superar esos obstáculos pensando en el bien del negocio, poniéndome por encima de la situación y en su momento recibiendo soporte de mi cofundador para que firmara y pudiéramos beneficiar de inversiones decisivas para MO. Claramente he tenido muchos más momentos de fracaso, o que por lo menos yo vivía como tales, como cómo no ser capaz de concretar algunas oportunidades comerciales o que una persona del equipo se fuera de la empresa. Creo que esto es parte del camino del emprendedor y que lo más importante es cómo se reacciona y siempre tratar de seguir mejorando.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Endeavor.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Espero que sí y todos los días trabajo para que sea así. Estoy enfocada en crear algo mejor del hoy y a largo plazo. Me gusta hablar con los jóvenes para apoyarlos en el mundo emprendedor. Para mí se trata de impactar en la gente. Ver el potencial de la gente, empujarlos para que crezcan. Por esto me involucro en muchas charlas que motivan a mujeres, sobre todo. También pongo en práctica incluir a la gente en las decisiones de la empresa.

Siento que lo que hago puede impactar en las nuevas generaciones, porque estamos transformando la forma de hacer las cosas para tener impacto, alcance y que sea sostenible en el tiempo.

Le puede interesar: Buena noticia para emprendedores en Huila: iNNpulsa abre un CEmprende en Neiva

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

MO definitivamente será un actor importante en la industria fintech. La presencia de MO no solo se limitará a América, sino que planeamos crecer en mercados emergentes. Seguiremos creciendo, no solo con un talento excepcional, sino con nuevas tecnologías y soluciones que darán respuesta a las necesidades de crédito en este entorno tan variable y dinámico. Nos convertiremos en un habilitador tecnológico en LAC para todas las fintechs/emisores que quieran ofrecer productos de crédito a sus propios usuarios.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Han sido el soporte que todo emprendedor necesita. Confiar en uno mismo es importante, pero tener una red de apoyo a tu alrededor hace que todo valga la pena.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Me encantaría ser un referente para muchos otros emprendedores y sobre todo emprendedoras mujeres. Estoy profundamente involucrada en el empoderamiento de la mujer porque ser mujer emprendedora significa también empoderar a otras mujeres para que emprendan. Por eso, he sido speaker en eventos de mujeres como “Campaña de mujeres fundadoras de Mastercard Start Path”, “Mujeres en Tecnología” de Grupo Santander, “Inspire Day Talks” con Endeavor Entrepreneurs, “TodasConectadas”, entre muchos otros.

Una gran historia: Él inventó un modelo de salud de bajo costo para quien no accede a prepagada

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

El equipo es la pieza clave del éxito de MO. Siempre he buscado rodearme de los mejores talentos. El ADN innovador es transversal a nuestra organización. Al ser un grupo diverso y multidisciplinario se fomenta una cultura creativa para proponer ideas disruptivas de alto impacto. Actualmente somos 132 MOvers de los cuales >65% pertenecen a los equipos de datos e ingeniería, lo que reafirma nuestro núcleo tecnológico e innovador. El equipo también está compuesto por un 16% de profesionales de producto/TPM, un 15% de Soporte y un 7% de BD & Estrategia. Nuestro equipo ‘C Level’ es una combinación de experiencia corporativa tradicional y espíritu emprendedor con una amplia experiencia en tecnología y datos. Como siempre digo a todo mi equipo: ¡sin ellos no podría vivir! Me involucro mucho en los procesos de People & Culture y creo que esta cercanía con el equipo ha ayudado a ser unidos y pasar tanto los momentos muy buenos como los menos buenos.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Soy una mujer que está lista para el desafío. No le tengo miedo a enfrentarme a los retos que trae el día a día y, aunque pueda parecer extraño, eso me motiva y se convierte en un motor.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que el camino no es fácil, pero es muy gratificante. Que para emprender hay que estar preparados para perder dinero también. En el mundo de los startups me costó entender que la incertidumbre iba a ser una constante, pero creo que luego de haber comprendido esto, todo ha significado progreso.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Para conocer más de las experiencias de los Emprendedores Endeavor, ingrese a https://www.endeavorcampus.com/

Síguenos en Google Noticias