Publicidad
29 Mar 2022 - 1:57 p. m.

Él creó una marca de moda con hilos de tradición y diseños artesanales

Esta idea de negocio explora saberes ancestrales, artesanales y artísticos de Colombia, que se fusionan en proyectos creativos de moda, reconociendo y visibilizando artistas y comunidades que son orientados hacia un ecosistema sostenible.
Él es Jorge Guzmán el emprendedor que se abrió paso en el mercado sostenible con 'Guzo Atelier', una marca de moda que rescata tradiciones de país.
Él es Jorge Guzmán el emprendedor que se abrió paso en el mercado sostenible con 'Guzo Atelier', una marca de moda que rescata tradiciones de país.
Foto: Cortesía

GUZO ATELIER nace a finales del año 2019, con un capital de 10 millones de pesos, producto de ahorros personales y aportes familiares que se sumaron a este sueño. Esto se dió en el municipio de Sahagún departamento de Córdoba, región más conocida por su actividad agrícola y ganadera, que por las industrias creativas. Es importante resaltar que se creó partiendo del amor por el diseño, la moda y con el ánimo de buscar, explorar, descubrir, rescatar artes, saberes y oficios de la comunidad y que pudieran ser aplicables en bellos productos de moda. En dos años pasamos de ser una sola persona, a ser siete trabajando de manera directa, generando también varios empleos indirectos. Hemos ido creciendo en ventas paulatinamente, pasamos de vender 14 millones el año de la pandemia (2020), a 24 millones el último año (2021). Para 2022, nos planteamos algunas metas ambiciosas en las cuales nos encontramos trabajando”, así lo va contando Jorge Guzmán en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos. Hablamos con él, hicimos un repaso por su historia de vida y rescatamos en este texto como su hobbie se convirtió en su mayor pasión:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

37 años.

Diseño y Mercadeo de Moda: Escuela de Diseño & Mercadeo de Moda Arturo Tejada Cano, 2020.

Profesional en Mercadeo, Publicidad y Ventas: Fundación Universitaria del Área Andina, 2008.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Desde niño siempre sentí cierta pasión por la moda, sin embargo en el transcurso de mi vida y por ideas erróneas y miedos relacionadas con ese mundo, terminé estudiando otras carreras como Ingeniería Mecánica la cual no culminé. Posteriormente me encaminé en Mercadeo y Publicidad, terminé y ejercí durante años. Finalmente cuando adquirí madurez y de alguna manera valentía para sobrepasar estereotipos relacionados con el universo de la moda, decidí estudiarla, prepararme y finalizando esta carrera dejé de lado todo lo que hacía en mi vida hasta ese momento, renuncié al trabajo que tenía y empecé a crear prendas y accesorios. Después de un tiempo caí en cuenta que lo que creaba gustaba y decidí hacerlo formal. Es cuando nació GUZO ATELIER a finales del año 2019.

Mi emprendimiento nace en Sahagún, municipio del departamento de Córdoba, de donde soy oriundo, nuestra región es conocida normalmente por ser ganadera y agrícola, pero con un gran potencial creativo y cultural, que nos gustaría que empiece a ser conocido. GUZO, nombre de la marca como tal, nace como un homenaje a mis padres, como un reconocimiento a su herencia y la intención de trascender todos aquellos valores, creatividad y talentos que he recibido de ellos y sus generaciones anteriores, es decir mis ancestros, y que mejor que resaltarlos con una síntesis de mis apellidos heredados Guzmán Oyola.

En GUZO somos mezcla de tendencia con tradición, creamos prendas y accesorios que transmiten el concepto de “trascendencia”, creaciones con un sentimiento de identidad, estilo, exclusividad y sofisticación atemporales, una estética en la cual pequeños detalles de diseño artesanales hacen la diferencia. Tenemos como misión explorar saberes ancestrales artesanales y artísticos de nuestro país Colombia, y vincularlos en proyectos creativos de moda. Nuestros proyectos buscan el rescate de saberes y oficios, reconocimiento y visibilidad de artistas y comunidades, y en orientación hacia un ecosistema sostenible.

Somos “Economía Naranja” según resolución 1713 de 2020 del Ministerio de Cultura de Colombia, hacemos parte de las industrias creativas del país, generando productos catalogados como creaciones funcionales, enmarcados como resultados de las actividades especializadas de diseño, nuestro enfoque es la creación, producción y comercialización de bienes y servicios basados en contenidos intangibles de carácter cultural, y/o aquellos que generen protección en el marco de los derechos de autor.

En el ejercicio de nuestra labor y desarrollo de marca fomentamos el rescate de valores, saberes y oficios ancestrales, y se convierten en pilares para la recuperación económica y crecimiento inclusivo, un proyecto que, a través de la vinculación de personas y comunidades de una región con sus saberes artísticos y culturales, todos tienen cabida y le hacen frente a las repercusiones económicas de la crisis financiera global que amenaza con desmejorar el nivel de vida de los hogares, ahondando la brecha social, también potenciando una crisis de justicia social.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Arriesgándome, lanzándome al agua, capacitándome, no hay una fórmula exacta. He ido aprendiendo en el camino, siendo humilde y recibiendo ayuda y mentorías de los que ya tienen experiencia y tocando puertas de entidades gubernamentales como las cámaras de comercio y otras con sus diferentes programas. Hay que ser disciplinado, paciente y cumplir con las metas propuestas. También es crucial hacerse de un buen equipo de trabajo, que todos los colaboradores se enamoren del proyecto y se sientan bien recompensados por su labor y aportes.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Ahorros personales y el apoyo de la familia. Nuestros familiares y amigos cercanos son nuestro primer círculo de apoyo y primeros inversionistas; si no logramos enrolar a quienes nos rodean constantemente y son de nuestra confianza entonces ¿cómo pensar que lo lograremos con desconocidos?, contar con la familia y amigos es importante. El dinero se ha estado pagando con productos, servicios y con los resultados de las ventas.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

En GUZO tenemos esta premisa: “No necesitamos una prenda más en el mercado si ésta no cuenta una historia”. Por lo que no creamos prendas de moda por consumismo, sino que detrás de ella hay una misión y un fin, creemos firmemente en que con nuestra labor logramos:

Apoyo a la cultura y las tradiciones con la exaltación, documentación, exposición y reconocimiento de artes, oficios y saberes de nuestra región y país.

Generación de empleos directos e indirectos, en su mayoría para mujeres, reduciendo la desigualdad. ingresos para sus familias que se traduce en bienestar.

Impulso del Departamento de Córdoba y región como potencia artística y creativa a nivel nacional e internacional.

Fomento de los principios de sostenibilidad, es posible crear una moda consciente, responsable ambiental, económica, social, cultural, patrimonial y emocional.

6. ¿Soy feliz?

Muy feliz, cada mañana escojo enfrentar los retos que conlleva emprender, nadie me está obligando, lo hago por puro gusto y porque me apasiona lo que hago, estoy enamorado de mi trabajo y de mi marca, cuando esto sucede el dinero pasa a segundo plano, aunque éste último llega como un resultado por todo lo que haces.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Si, lo hago todos los días, la vendo a cada persona que me encuentro en mi camino, la vendo a mis clientes y cada vez que adquieren una prenda nuestra se llevan una parte de nuestra empresa, ellos son nuestros principales socios y accionistas. Paralelo a esto, entiendo que las grandes empresas del mundo en llegado momento para crecer han tenido que vender, y teniendo en cuenta esto, pienso que GUZO cada vez, es más independiente de mí, y que dejando los egos y apegos a un lado no soy nadie para impedir que otra persona se haga acreedora con tal de verla crecer.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Emprender en nuestro país no es nada fácil, pero no es una labor imposible, todo radica en la manera en cómo se asuman los retos; si se hace con disciplina y poniéndole mucho amor es un camino que se disfruta. Estoy lleno de optimismo, entonces no siento que haya sido duro pese a no ser un camino sencillo, hay momentos en que se quiere “tirar la toalla”, ahí es donde se debe parar, respirar profundamente, pensar en aquello que nos brinda motivación y reenfocarnos.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Todos los días hay un sueño diferente, se renueva cada mañana, cuando dejamos de soñar es porque estamos muertos, ahora, creo que la clave está en bajar los sueños y convertirlos en metas, nosotros estamos trabajando en ellas. Quizá podríamos enumerar un listado grande de cosas materiales que nos hacen falta como capital para crecer, distribuidores para nuestra marca, puntos propios, un taller más grande y más capital humano para producir, pero confiando en Dios, es cuestión de tiempo.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Nos encontramos tocando puertas, dándonos a conocer, seguimos trabajando con disciplina y amor, seguimos buscando tiendas multimarca que les interesen nuestros productos, buscando nuevos compradores y distribuidores a nivel nacional e internacional. Fuimos seleccionados como una de las marcas del Bogotá Fashion Week 2022 y estamos trabajando fuertemente para la ocasión, puesto que es una gran oportunidad para la marca y la misión que tenemos.

También puede leer: Creó una plataforma digital de canje empresarial para pymes y profesionales

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si, GUZO y su misión gozan de transferibilidad, nuestro proyecto es replicable, la idea se puede implementar en otras ciudades, y así mismo escalar de micro a macro.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Si. Consideramos que no somos dueños totales de nada, sólo somos un puente para cumplir sueños y los sueños de otros también tienen cabida, estamos abiertos al cambio si es para bien.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Nada, todo lo hecho hasta hoy me ha permitido estar en el lugar en el que me encuentro, los errores nos han hecho aprender, mejorar y crecer.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspira y motiva mi familia, en especial mi madre, que sin tanta educación formal y de manera inconsciente me da lecciones de vida cuando quiero renunciar con expresiones como “¿Bueno y eso no fue lo que elegiste hacer?, porque nadie te está obligando” o “¿Qué esperas para hacerlo realidad? ¿morirte?.

Me inspira un también un mundo mejor, poder dejar un legado a las futuras generaciones, a mis sobrinos por ejemplo Abraham y Sara, crear conciencia a través de la moda. En el mundo de los negocios me llega Elon Musk, por su versatilidad y capacidad de visión y de adelantarse al futuro, en el mundo del Diseño de Moda siempre me ha encantado la francesa Isabel Marant, y si nos remitimos al campo local admiro al diseñador Jorge Duque, cuando lo conocí, en un backstage del Bogotá Fashion Week, siendo un estudiante y sirviendo de vestuarista, y percibí esa humildad con todos los que estábamos ahí y esa energía y emoción por lo que hacía, me dije a mi mismo que ese sería el tipo de diseñador que me gustaría ser.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Si claro, no somos infalibles y nos hemos equivocado muchas veces en el camino, lo vivimos a menudo cuando creamos una colección, algunos diseños, después de ver la prueba podemos decir que fracasaron, algunos no ven la luz, y nos cuestionamos en esos momentos. Además, como seres humanos nuestro estado de ánimo es cambiante, no siempre estamos optimistas, entonces entiendo que es momento de desconectarse de todo y tomar un espacio para sí mismo, ya luego se nos pasa (risas), finalmente nadie dijo que fuera fácil. Se trata de escoger tu sueño, inspirarte y motivarte cada día, hay que buscar algo que nos mueva y nos haga vibrar, que nos haga sobrepasar esos miedos e inseguridades que todos tenemos, hacerlo así sea con miedo, sino empezamos fracasados antes de empezar.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No tengo una comunidad propiamente dicha, hago parte del movimiento de moda sostenible de Latinoamérica MOLA HUG y actualmente estoy en el colectivo de moda masculina MANLY WEEK que junto con la Escuela de Diseño y Mercadeo de Moda Arturo Tejada Cano, me han abierto algunas puertas y me han brindado acompañamiento en algunos procesos. También ha sido importante sumarme a los programas gratis de entes como las Cámaras de Comercio, Bancoldex, Innpulsa, Procolombia, Ministerio de Cultura, SENA, Inexmoda, entre otros. En Colombia existen muchas ofertas de capacitación y acompañamiento que obviamos y dejamos pasar por desconocimiento, por eso es importante estar pendiente de sus convocatorias.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Si, lo que hacemos busca resarcir un poco eso de que la moda es hueca y efímera, estamos enfocados en generar moda con sentido, siempre procuramos contar una historia con nuestras prendas, así como la historia de todo lo que está detrás de ésta, creemos en el “slow fashion” y la moda como elemento de comunicación. Así mismo, siempre buscamos que nuestras creaciones tengan algún detalle de diseño, por lo general hecho a mano, de manera artesanal, que habla y rescata algún arte, saber, oficio o talento de alguna parte de nuestro territorio, generando la visibilización de éste, permitiendo que no sea olvidado y si apreciado. Creemos en la moda inclusiva y sostenible por lo que consideramos que nuestra misión impacta de manera positiva a nuestra generación y a las venideras.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años yo personalmente me veo creando, diseñando, he aprendido a hacerlo como un hobbie, yo siento que no trabajo, sino que ejerzo mi pasatiempo. En cuanto a GUZO ATELIER, mi empresa, la veo consolidada, conquistando mercados a nivel mundial, siendo referente a nivel local e internacional de moda colombiana, generando bienestar a todos nuestros colaboradores y a nuestra sociedad, propiciando cadenas de valor, ecosistemas sostenibles, inspirando y apoyando nuevos emprendedores en nuestro país.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia y amigos han sido mi primer círculo de apoyo, juegan el papel de motivadores, coaches, confidentes y primeros inversores. Ellos te pueden impulsar y sumar, tanto así como restar, por eso es importante contar con ellos y rodearte con personas con tus mismas buenas vibras, sueños y objetivos.

Le puede interesar: La historia de cómo ellos crearon una plataforma gratuita para buscar empleo

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Totalmente, creo que el camino habría sido más fácil si hubiese contado con algún mentor, así mismo la mejor manera de trascender es compartir las experiencias y conocimientos aprendidos.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo juega un papel muy importante, ellas, nuestras integrantes han sido, son y serán pilares en la construcción de la empresa y la marca, cierta vez escuché una frase: “Una sola golondrina no hace verano” y lo aplico constantemente, GUZO ATELIER no soy sólo yo, somos muchas personas que hacen posible que tu puedas tener uno de nuestros productos, cada uno aporta desde su saber y labor, una parte para que sea posible un producto y un buen servicio para ti.

En GUZO ATELIER generamos 7 empleos directos y muchos indirectos, nuestro núcleo o equipo de trabajo directo está conformado en su gran mayoría por mujeres cabezas de familia, una es sobreviviente de cáncer, otras son señoras mayores, cuyas oportunidades les han sido negadas por su edad pero que aún se encuentran en etapa productiva. Nuestro equipo corresponde a una confeccionista, tres artesanas, una abogada, una contadora y yo, quien coordino y hago engranaje, puesto que la gran mayoría de ellas trabajan desde su hogar.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Una propuesta valor enmarcada en el concepto de “trascendencia”, productos desarrollados bajo este ADN corresponden a lo que definimos como: una mezcla de tendencia con tradición, piezas de diseño que siguen los lineamientos de moda mundial con sutiles detalles artesanales propios de nuestro país, y todo producido bajo principios de sostenibilidad. El resultado, piezas con una estética reconocible que cuando las miras puedas identificarte con ellas porque poseen un detalle especial: piezas contemporáneas que pueden distinguirse en nuestro país y en el exterior como ejemplo de moda colombiana.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Emprender me ha enseñado muchas lecciones de vida, por las cuales estoy agradecido y que aquí puedo mencionar:

Comienza donde estás, ten presente y marca tu punto de partida.

Visualiza, visiona y sueña siempre en grande.

Comprometerse siempre con el plan “A”, haz lo que sea necesario.

La familia va primero.

Haz lo que te apasione.

Decide ser el mejor, y mejorar cada día.

Valórate, así te valorarán los demás.

Mantén a tu equipo motivado, esto se volverá recíproco, ellos te motivarán cuando quieras tirar la toalla.

Disfrutarse el camino, no el resultado.

El cambio es necesario, hay que ser flexibles, y tener una actitud positiva ante ello.

Los pasos pequeños cuentan, la suma de estos te hará llegar lejos.

La suma de pequeños detalles crean grandes diferencias.

El éxito es el resultado de la suma de preparación, trabajo y actitud.

Ser mi palabra, cumplir con lo que prometemos, así mismo hay que ser coherentes con lo que se dice, piensa y siente, ser honestos y transparentes.

Mantener siempre la humildad, cada experiencia, aprendizaje, meta u éxito, siempre nos lleve a ser mejores seres humanos.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.