Publicidad
24 Feb 2022 - 7:00 p. m.

Ella creó una empresa de granolas artesanales conscientes con la salud

Catalina Puerta Padilla ideó un negocio que además de ofrecer productos saludables, veganos, naturales, frescos y sin azúcar, hace pedagogía promoviendo consciencia sobre la forma en que los seres humanos consumen alimentos. Su iniciativa va más allá de las ventas, sus clientes reciben descuentos al retornar los envases en los que comercializa sus artículos, generando un sistema circular donde no exista residuos de basura, contribuyendo a la conservación del planeta.
Ella es Catalina Puerta Padilla, una emprendedora colombiana que es artista y que le dio vida a un negocio de alimentos saludables y ecofriendly.
Ella es Catalina Puerta Padilla, una emprendedora colombiana que es artista y que le dio vida a un negocio de alimentos saludables y ecofriendly.
Foto: Cortesía Nola Granola Artesanal

“El momento que más me marca y recuerdo fue el día que llegó un super horno, estábamos instalándolo y había que subirlo por unas escaleras, yo decidí meterme a levantar y empujarlo, eran 300 kilos y de un momento a otro me cayó encima y tuve una amputación parcial del dedo meñique de la mano, lo peor no fue eso, sino tener que cocinar las granolas con yeso los siguientes días luego de salir de la operación, tenía que hacer entregas y no había suficiente dinero en el momento para contratar a alguien más. Solo lloraba mientras hacia las granolas para entregarlas”, así lo va recordando Catalina Puerta en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos cuando hace un balance de los momentos que la hicieron dudar pero jamás bajar la guardia a la hora de crear empresa.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

27 años, Artes Visuales con énfasis gráfico y plástico en la Universidad Javeriana.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea de Nano Granola nació al enfrentarme con la realidad de saber que graduarme de artista y conseguir un trabajo como pintora e ilustradora, no iba a ser tan fácil. Pensé en un emprendimiento que me apoyara. Todas las ideas que salían tenían relación con los antojos que me daban de comer algo delicioso pero que no fuera dañino para mi salud, algo que pudiera consumirse sin miedo ni restricciones y que fuera como el arte, que sirviera para el cuerpo y la mente. Así nació Nola Granola Artesanal, ofreciendo alimentos saludables, también veganos, totalmente naturales, frescos y sin azúcar.

Quise hacer un emprendimiento que nos diera más consciencia sobre lo que somos, lo que comemos, como pensamos y como además no somos seres únicos sino que nuestras acciones afectan todo el mundo, por eso Nola Granola es eco-friendly.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Primero comencé investigando sobre el tema en el 2016 y viendo cómo podía hacerlo ya que mi talento no era la cocina, sino el arte. En el 2017 me lancé y comencé quemando bastantes granolas en la cocina de la casa de mi mamá, con un hornito casero. Con la ayuda y el apoyo de varias personas todo comenzó a mejorar en la cocina. Me encantaba la parte de diseño, colores, fotografía y ventas, así que eso fluyó en el camino.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Primero comencé poniendo de mis ahorros, compraba todo al ras, bajo pedido. Duré más o menos de 1 a 2 años en pérdidas. Tardé mucho en recuperar mi dinero y fue hasta que llegó la pandemia que las cosas mejoraron, la gente empezó a entender que comer saludable era realmente importante para tener nuestras defensas altas y mantener una buena salud, luego aparecimos en el 2020 en “Salvemos a los emprendedores de Caracol” y eso nos ayudó a comprar nuestro horno industrial.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Definitivamente se ha visto un cambio previo y posterior a la pandemia, mi meta siempre fue tener una empresa que nos aportara con salud, no solo de alimento sino también mentalmente y para el planeta. Ya cumpliendo 5 años, para el 2022 he visto el progreso y cambio en mis clientes, muchos me han agradecido por enseñarles a pensar en su alimentación, su salud mental y el medio ambiente, pues ha sido un impacto en sus vidas y en su forma de ver y consumir alimentos.

6. ¿Soy feliz?

Para ser sincera mi felicidad no se basa en tener una empresa, se basa en la satisfacción que veo en mis clientes, en los retos a los que me enfrento y supero día a día, en ver el crecimiento que he tenido y en tener un impacto en la comunidad y en el planeta. Soy feliz de ver todos los logros y cosas que se han creado en estos años, pero mentiría si digo que soy feliz todos los días, pues aunque es muchas veces lo que quisiéramos leer en estas historias, la realidad es que no es nada fácil, y nunca lo ha sido, pero me hace feliz poder generar una reflexión en todos aquellos que se topen con mi emprendimiento y vean la importancia de vivir plenos y conscientes, con todas nuestras acciones para vivir cada día en un estado de plenitud que solo cada uno por sí mismo puede lograr.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Lo he pensado infinidades de veces, también en inversiones de capital, pero mi persistencia y disciplina es lo que ha hecho que Nola Granola siga viva, que siga activa. Para responder la pregunta, nunca tengo las puertas cerradas, las posibilidades de crecer son infinitas y muy grandes. He aprendido a ver todas las posibilidades y no decir que no antes de analizar las cosas, si la vendo es para que llegue a todos los países posibles y sea una empresa extraordinaria y monumental. Así como lo soñé antes de tenerla y como todos los emprendedores hemos soñado con nuestros negocios. Mis puertas están abiertas así que bienvenidos si quieren hacer crecer Nola Granola al nivel más top que pueda llegar.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Durísimo, no es fácil emprender y así haya mucho apoyo entre emprendedores y herramientas para aprender, llegar a tener todo ese conocimiento es un proceso y emprender no es de un día para otro, entonces no será un camino fácil. Cada día salen nuevos retos y se construye la empresa desde diferentes perspectivas, claro siempre está el “tú puedes todo”, “si no tienes tu propia empresa estás trabajando para otro” y no sé... todo este tipo de frases románticas que dan del emprendimiento, pero fácil no es, el trabajo es constante y de mucha paciencia.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Si miro 5 años para atrás, cuando comencé en el 2017, sí estoy cumpliendo mi sueño. Ahora también soy artista profesional, me dedico a pintar, a hacer ilustraciones y a vivir de mi arte gracias a que hubo un emprendimiento que me apoyo durante el camino de diferentes formas. Me hacen falta muchas cosas pero como todo en el emprendimiento, paciencia, persistencia y constancia que las cosas llegarán en su debido momento.

Le puede interesar: ‘Si el emprendimiento no resuelve un problema, la probabilidad de éxito es poca’

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Ahora seguiré trabajando en mi carrera artística como profesional junto con mi trabajo de Nola Granola, sigue el paso de encontrar en mi camino de vida lo que pueda hacer escalar más mi empresa, llenarme de gente que siempre me haga crecer al igual que a Nola Granola, conocer nuevas mentes y formas de ver la vida que me aporten para seguir creciendo.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sin duda lo es, ha escalado desde el día uno y lo sigue haciendo cada día más y más.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Siempre estoy dispuesta a crecer y ver nuevas opciones, quiero ver a Nola cada vez más estable y grande, cada vez llegar a más gente que pueda reflexionar y abrir su mente en su estilo de vida y si aparece en mi camino esa persona que tantos emprendedores esperan para recibir una inversión por supuesto que aceptaría.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Hay muchos tropiezos que nos hacen crecer, pero lo que más me dolió fue cuando mi socia se fue de Nola, fue con ella con quien empecé de ceros el emprendimiento. A veces mezclar relaciones personales con los negocios no es una decisión muy sana.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspiraron mi amiga Tatiana y mi amigo Simón. Los dos son personas muy sabias e inteligentes, por un lado Tatiana es quien quiere aportarle a la naturaleza desde lo que ella misma nos da. Y Simón es otro gran sabio de los números y de siempre querer crecer e investigar. Otras de mis inspiraciones en el camino han sido personas conectadas con la naturaleza y la mente consciente. Durante pandemia tuvimos muchos lives por Instagram donde aprendimos mucho de otras personas y todos fueron inspiración, todos desde diferentes profesiones aportaron lo que hoy en día es Nola Granola.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Por supuesto que sí, varias veces, difícil que algún emprendedor diga que todo le ha salido a la perfección. Cuando he querido tirar la toalla, pienso mucho en todo lo que puede crecer Nola Granola y todo el potencial que tiene. Llegar hasta donde estoy ha sido sudado y trabajado cada segundo, nadie me dio esto gratis ni explicado en pedacitos. He generado trabajo a los 5 cocineros que tengo en la planta en una cocina oculta, mi mensajero en bici es lo mejor que me pudo haber pasado,conozco cada uno de los puestos porque estuve en ellos, he conocido gente increíble que me ha enseñado cosas que si solo fuera artista no hubiera aprendido nunca.

El momento que más me marca y recuerdo fue el día que llegó un super horno, estábamos instalándolo y había que subirlo por unas escaleras, yo decidí meterme a levantar y empujarlo, eran 300 kilos y de un momento a otro me cayó encima y tuve una amputación parcial del dedo meñique de la mano, lo peor no fue eso, sino tener que cocinar las granolas con yeso los siguientes días luego de salir de la operación, tenía que hacer entregas y no había suficiente dinero en el momento para contratar a alguien más. Solo lloraba mientras hacia las granolas para entregarlas.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Sí, he estado en varios grupos de emprendedores donde nos damos cuenta que todos tenemos retos que superar cada día. Ha habido apoyo desde diferentes perspectivas, desde dónde conseguir insumos, hasta emergencias de último minuto que siempre pasan o planes de acción y cursos para entender mejor el camino de emprender. También he hecho cursos, talleres virtuales y he escuchado podcasts para emprendedores donde te ayudan a crecer y a entender muchas cosas que nunca nadie nos ha enseñado cómo se hacen, cuándo llegan... es más que ni sabíamos que iban a llegar, solo llegan.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

No lo dudo, es un sí seguro, imaginarme que la generación de mi abuela fue la que tuvo que luchar por muchos cambios que hoy en día tenemos, no me imagino el impacto que puede tener mi emprendimiento. Si aprendemos a comer saludable disfrutándolo, entendiendo además que nuestra salud mental es un complemento y que así ayudamos al planeta para adquirir más beneficios en nuestra vida diaria, sería increíble.

Me imagino a los que nacen hoy, con todas las herramientas y conocimientos que hemos enseñado y que yo misma he aprendido con Nola Granola.... sin duda les quedará un camino divino y lleno de sabiduría.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años tendré 37 años, aún muy joven y activa. Me pondré siempre nuevas metas para crecer y en el camino las iré cumpliendo a medida que el universo y las energías me ayuden. Sin duda Nola Granola será más grande y me gustaría que llegara con mensajes poderosos que no solo fueran de consumir una granola increíble, sino de educar a los niños y demostrarles que si somos conscientes de todo lo que somos y hacemos podemos llegar muy lejos, tener un salud total, en mente, cuerpo, alma y naturaleza.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

El apoyo más grande ha sido mi familia, amigos y núcleo cercano para crecer y persistir. Mi mamá hacía granolas conmigo hasta las 2 a. m., hacíamos viajes de horas para conseguir que todos los clientes estuvieran satisfechos y felices; me apoyó como CEO cuando tuve un viaje fuera del país y necesitaba a alguien que pudiera dirigir Nola Granola. Mi hermana fue el apoyo más grande que tuve cuando mi socia salió de la empresa, podría decir que gracias a ella el emprendimiento ha crecido mucho.

Fue con ella con quien empecé el negocio, fue mi apoyo incondicional y emocional para arrancar, su familia fue también nuestra red de apoyo. Y todos esos amigos que me dieron ideas y me apoyaron, compraron y enviaron regalos de Nola Granola a sus seres queridos cuando el negocio más lo necesitaba.

Le puede interesar: Un emprendimiento de decoración de interiores con legado familiar

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Si ayudaría, siempre he sido una mujer con personalidad de emprender, de ser líder y de que mis historias lleguen a otros. Creo firmemente en que el apoyo de comunidad es muy poderoso y se llega más lejos cuando ves otros horizontes en el camino. También soy una artista multifacética y gracias a Nola Granola mi arte también emprende.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Yo soy la CEO, pase de ser la todera a ser la encargada de la parte visual, lo que siempre quise y me gustó hacer. Aunque todavía soy la encargada de las ventas, me encantaría tener un apoyo de este lado, pero cada cosa llega en su debido momento.

Mi equipo esta conformado por 5 cocineros que hacen la producción, mi mensajero Nico (también tenemos a Diego cuando sube la marea) que para echarle flores es uno de los mejores ciclistas que pueda conocer en Colombia, su pasión ha llevado a Nola Granola a otro nivel. Mi hermana que es administradora con maestría en mercadeo digital, mi otra hermana que es comunicadora social, cada una aportando desde su conocimiento. Mi mamá que es administradora y como toda mamá ,de todera, diría que es una pata de la mesa que sostiene Nola Granola, sin ella hubiera sido muy difícil haber llegado a donde estamos. Y sin duda metería a mis amigos y círculos cercanos que me apoyan en esos días en que las cosas no son tan fáciles, ese apoyo es incondicional y lo nombraría como equipo emocional.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Somos una empresa de productos saludables, naturales y frescos que salen del horno directo a la mesa, sin aditivos, ni conservantes y sin azúcar. Son granolas que no logras encontrar en el mercado ya que muchas de ellas tienen azucares agregados o no son veganas (vegano quiere decir que no tiene nada que venga de producto animal), y se comercializan a través de combos, regalos, promociones y muchas otras estrategias de mercadeo.

Utilizamos la información de trabajar a favor de nuestra salud mental, con iniciativas como hacer ejercicio, tomar el sol, disfrutar de la naturaleza, hacer tu hobbies favoritos, entre otros, para tener un salud totalmente alineada entre cuerpo y mente. Nuestros clientes reciben descuentos al retornar sus envases y poder generar un sistema circular donde no haya residuos de basura, ayudando al medio ambiente y creando consciencia medioambiental.

Nuestra mensajería en Bogotá es en bicicleta para no generar contaminación, también hacemos envíos nacionales y hemos llegado del Amazonas a la Guajira (literalmente tenemos pedidos a ambos lugares).

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que la vida tiene altibajos, momentos muy lindos y también difíciles, pero que lo más importante es el proceso y disfrutar el día a día, que no es la meta sino como la vas llevando a cabo cada día.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias