Publicidad
9 Jun 2022 - 2:38 p. m.

Ella teje proyectos sociales para niños y niñas de Altos de Cazuca en Soacha

Verdaderos Héroes es un proyecto social que realiza talleres de valores con población infantil, donde los niños crean personajes que luchan contra las desigualdades que los rodean y que se visibilizan a través de muñecos tejidos elaborados por madres adolescentes y cabezas de hogar.
Ella es Yuli Morales, directora de la Fundación Verdaderos Héroes.
Ella es Yuli Morales, directora de la Fundación Verdaderos Héroes.
Foto: Cortesía Verdaderos Héroes

“Al principio la idea era realizar talleres de valores con población infantil como emprendimiento, pero la idea se fue transformando en un proyecto social para niñas y niños de Altos de Cazuca en Soacha, debido a que en el año 2011 conocí el barrio y todas las necesidades que tenían. Así nació la Fundación Verdaderos Héroes, un espacio donde se han creado diversos personajes como Super Boy, Super Happy, Recycler y nuestro ya muy afamado Super Empanada, un superhéroe que lucha contra el hambre y la pobreza, todo esto a partir de la vision de los niños y su entorno.

Desde el año 2018 ampliamos el proyecto a madres adolescentes y cabeza de hogar por medio de un taller de tejido y costura, ellas son capacitadas en tejido a crochet, allí tejemos las creaciones de nuestros niños beneficiarios, le damos vida propia o tejida a los superhéroes y también realizamos homenajes a la cultura Colombiana”, así lo va contando Yuli Morales la directora de la Fundación Verdaderos Héroes. Hablamos con ella en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos. acerca del proyecto que nació en diciembre de 2012, y que hoy en día es su motivación diaria.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Mi nombre es Yuli Morales Lara, tengo 39 años, soy fundadora y directora de Fundación Verdaderos Héroes. Un proyecto que nació en diciembre del 2012, y que hoy en día es mi motivación diaria.

Soy profesional en Comercio Internacional, trabajé muy poco tiempo en mi profesión y me dediqué al sector de ventas de servicios y relaciones públicas, paralelamente inicié con Verdaderos Héroes en el año 2012, dedicaba mis fines de semana a realizar labor social en Altos de Cazuca- Soacha y desde el año 2018 estoy a tiempo completo con el proyecto de madres y niños.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Al principio la idea era realizar talleres de valores con población infantil como emprendimiento, pero la idea se fue transformando en un proyecto social para niñas y niños de Altos de Cazuca en Soacha, debido a que en el año 2011 conocí el barrio y todas las necesidades que tenían. Así nació la Fundación Verdaderos Héroes, un proyecto social que realiza talleres de valores con población infantil, donde ellos crean “superhéroes reales” que luchan contra las desigualdades que los rodean, en este espacio se han creado diversos personajes como Super Boy, Super Happy, Recycler entre otros, y nuestro ya muy afamado Super Empanada un superhéroe que lucha contra el hambre y la pobreza.

Desde el año 2018 ampliamos el proyecto a madres adolescentes y cabeza de hogar por medio de un taller de tejido y costura, ellas son capacitadas en tejido a crochet, en este espacio tejemos las creaciones de nuestros niños beneficiarios, aquí le damos vida propia o tejida a los superhéroes reales, también realizamos homenajes a la cultura Colombiana como son las Chapoleras del eje cafetero y las Palenqueras de Cartagena y encargos corporativos y para congresos (médicos, ingenieros, abogados, etc..).

Mujeres sin oportunidades encuentran en el tejido un camino de empoderamiento, aprendizaje y mejora en su calidad de vida.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

En el año 2017 inicia mi camino de aprendizaje de tejido a crochet y para el año 2018 creo el programa “Tejiendo Sueños” con madres adolescentes y cabeza de hogar de donde soy su mentora.

En 6 años de labor me di cuenta que nuestros beneficiarios se estaban convirtiendo en madres y padres a temprana edad, debido a esta situación creo el programa Tejiendo Sueños para capacitar a madres sin oportunidades, para empoderarlas y que perciban un recurso para sus hogares.

Durante estos años he capacitado a varios grupos de madres y niñas y niños en la elaboración y creación de muñecos tejidos a mano en la técnica de amigurumis.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

El primer evento que realicé fue en la iglesia con 200 niñas y niños del barrio, los aportes llegaron de parte de amigos, familiares y empresarios. A lo largo de estos años, hemos sido beneficiarios de premios por nuestra labor, donaciones de particulares, empresas y también entendimos que debíamos ser una organización autosostenible; por lo que tenemos ingresos por la venta de muñecos tejidos a mano. Las ventas de los muñecos tejidos a mano han cruzado fronteras, en nuestro primer año realizamos una exportación de 200 doctores hacia Madrid- España. También hemos enviado nuestras creaciones a Estados Unidos, México, Chile, Panamá y Brasil.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Inspiramos a nuestros beneficiarios a soñar con un mejor país, ofrecemos oportunidades, estoy convencida que si tenemos madres felices, tenemos a niños felices y que el trabajo en equipo es una sinergia maravillosa para ellos. Hoy en día contamos con una sede propia que beneficia a más de 70 niñas y niños y a 11 madres adolescentes y cabeza de hogar.

6. ¿Soy feliz?

Verdaderos Héroes me hace muy feliz, es un proyecto que hecho con todo el corazón, de forma incansable he trabajado desde hace 10 años, se ha convertido en mi motivación diaria, mi familia también hace parte de este maravilloso camino y quisiera que mi hija de 4 años siga de la mano conmigo la ruta de los Verdaderos Héroes con la labor social y ayuda a los menos favorecidos.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Me gustaría que más barrios de Bogotá y Soacha contaran con un espacio como el de Verdaderos Héroes para población infantil y madres adolescentes y cabeza de hogar.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Empezar un proyecto social en Colombia es complejo por la falta de confianza de las personas y empresas sobre las organizaciones sociales. Desde el comienzo nos formalizamos como fundación ante los organismos competentes, hemos recibido un premio por compromiso con la rendición de cuentas. Entendemos que la transparencia en la gestión de la fundación es clave para tener un proyecto que genere confianza, tanto para los donantes como para los beneficiarios.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

En este momento siento que he cumplido varias de las metas propuestas, pero aun tenemos pendientes muchas, terminar nuestra sede, ampliar nuestro numero de beneficiarios, desarrollar programas para seguir brindado oportunidades a poblaciones vulnerables.

Continúe leyendo: La startup ecuatoriana Kushki se convirtió en unicornio

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Tenemos muchos proyectos en espera, queremos abrir un jardín infantil para los hijos de madres adolescentes, que ellas puedan continuar con sus estudios y que cumplan todos sus sueños. Convertir nuestra casa en un centro cultural para el barrio, ampliar nuestra base de beneficiarios y seguir construyendo país entre todos, es posible.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Definitivamente sí es posible que nuestro proyecto se realice en cualquier rincón del país. Es posible además, ofrecer la formación en tejido como terapia ocupacional, no limitando el alcance de la fundación exclusivamente a población vulnerable.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Hacemos parte del régimen tributario especial, todas nuestras cuentas son claras y públicas, son bienvenidos todos los voluntarios y donantes que quieran hacer parte de Verdaderos Héroes.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Todo el camino recorrido ha sido una gran experiencia, este año cumplimos una década de labor y cada paso que he dado ha sido un gran aprendizaje, repetiría todo.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Los niños y niñas de Altos de Cazuca han sido mi constante inspiración, sin ellos este proyecto no existiría y por supuesto las madres que ha lo largo del tiempo se han convertido en un pilar fundamental del mismo.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Si, varias veces he sentido que hasta aquí llegué, pero ha sido más fuerte la conexión con la comunidad y las ganas de seguir adelante. Como en todo hay épocas grises donde no se ve el camino y otras épocas donde la línea es muy clara, simplemente no pierdo el norte, trato de pensar que lo que viene será mejor.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hacemos parte de varios colectivos que en ocasiones se unen para apoyar nuestra labor, también de grupos de fundaciones que se encuentra en la misma ruta social, estoy en constante formación administrativa, social y artesanal.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Definitivamente transformamos vidas e impactamos comunidades, nuestros primeros beneficiarios actualmente son padres, otros son estudiantes, algunos otros se fueron por otros destinos y se encuentran pagando condenas, pero siempre recibimos de estos niños, que hoy en día son adultos, mensajes de agradecimiento, nos recuerdan lo lindo que fue para ellos haber estado en Verdaderos Héroes en su momento, ellos nos llevan en sus mentes y yo en mi corazón.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años queremos ser uno de los proyectos sociales mas importantes del país, impactando comunidades y ofreciendo oportunidades a mujeres, transformando realidades a partir de la creatividad de nuestros niños que son creativos naturales. Apoyando a madres cabeza de hogar espero que en 10 años no contemos con beneficiarias adolescentes que esta problemática social allá terminado por completo y que las niñas que hoy en día son madres sean las mujeres que siempre quisieron ser. Con nuestra casa cultural en marcha y con el arte del tejido por todos los pasillos de nuestro proyecto.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha sido muy importante en este camino, ellos me han apoyado de todas las formas posibles y lo continúan haciendo. Se sienten orgullosos de todos los logros que he alcanzado a lo largo de todo el proyecto.

Sígale el rastro a esta historia: Ella es la editora que hace realidad los sueños de los aficionados a la escritura

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Por supuesto, en este momento me encuentro desarrollando un manual de recaudación de fondos en conjunto con voluntarios para que más fundaciones puedan realizar sus recaudaciones de forma mas efectiva. Conozco muchos proyectos sociales con unas ideas increíbles, pero con falta de recursos y de gestión.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo de trabajo son nuestros beneficiarios, sin los niños y sin el esfuerzo de las madres del barrio que llevan la labor productiva, no existiría nuestro proyecto. El esfuerzo suyo ha sido tanto físico como intelectual, se esfuerzan en conocer las técnicas y trabajar con calidad. Sin ellos, no seríamos reconocidos en los países donde han viajado nuestros muñecos. También los voluntarios y los donantes, todos ellos han puesto su grano de arena a lo largo de estos años.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

La fundación como tal se percibe como una labor positiva ante beneficiarios y donantes, tenemos un proyecto que integra madres e hijos como beneficiarios y para los donantes, especialmente los corporativos ya que pueden contar con un detalle personalizado como son nuestros muñecos tejidos a mano. Todos los diseños son únicos, originales e ideales como regalo de empresa solidario. También está abierta la posibilidad de donaciones directas para quien quiera visitarnos y abrimos las puertas de la fundación para talleres formativos por terceros.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Durante este tiempo siempre pensé que el ayudar a las personas de Altos de Cazuca era mi pasión y me di cuenta que ayudar es mi vocación, sin embargo, mi real pasión es tejer y enseñar, quiero ser la mejor en el área para continuar capacitando y empoderando a mujeres sin oportunidades y de paso por qué no recargar mi propia alma.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.