Publicidad
30 Jun 2022 - 1:00 p. m.

Ellos crearon un “paraíso de arcilla” que promueve el turismo en Ráquira

Esta opción de glampimg ubicada en Boyacá, recibe un promedio de 300 visitantes los fines de semana y se ha convertido en un atractivo enfocado en parejas, que invita a sus huéspedes a desconectarse, descansar y disfrutar de los paisajes y la tradición artesanal que identifica a la región.
Ellos son los fundadores de Paraíso de arcilla, una idea de negocio que promueve el turismo en Ráquira.
Ellos son los fundadores de Paraíso de arcilla, una idea de negocio que promueve el turismo en Ráquira.
Foto: Cortesía

“Somos un sueño hecho realidad que busca mostrar la belleza de la tierra boyacense y promover la economía local del bello municipio de Ráquira. Este proyecto cuenta con espacios exclusivos y rodeados de naturaleza, tiene 2 alojamientos (estamos próximos a abrir el tercero) y un área turística que tiene un mirador al valle. Las habitaciones son tipo suite y domo y gran parte de sus diseños están elaborados con piezas en arcilla, están anclados en las montañas arcillosas del municipio de Ráquira, muy cerca al monasterio de la Candelaria y de Villa de Leyva, lo que deja ver el contraste de colores del barro (arcilla por la que es famosa esta región) y el bosque nativo que se alimenta de nuestros nacimientos de agua. En el área turística está “El mirador mano del artesano” que por ahora tiene una escultura gigante de una mano, decorada con piezas en barro y que hace un homenaje a las manos trabajadoras de la región que crean las artesanías por las que es reconocida esta región”. Estas son las palabras de Guillermo Suárez, uno de los emprendedores detrás de una idea de negocio que contribuye con el turismo en Boyacá. Hablamos con él en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y así nos relató su historia:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 43 años y estudié Ingeniería de Sistemas

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea fue crear un atractivo turístico aprovechando la finca de mi abuelo, en la cual nací, aprovechando la vista tan majestuosa que tiene la misma. El proyecto lo concebimos con mi esposa y mi hija y queríamos crear unos glamping donde se pudiera resaltar la arcilla y darle una identidad a Ráquira, haciendo algo nuevo para la zona. Adicionalmente queríamos aprovechar el mirador con el que cuenta la finca haciendo un homenaje a las manos de obra de artesanos, así nació la idea de plasmar la mano del artesano.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Comenzamos con la construcción de un glamping, este primer espacio lo llamamos Suite Terracota, en esta queríamos resaltar la arcilla o barro, recordemos que la arcilla es un material por el que es reconocida esta región. Al ver que esto tuvo bastante acogida por los visitantes, decidimos construir un segundo glamping en forma de domo (domo alfarero) y en la actualidad estamos en proceso de adecuación del tercer espacio que se llamará Suite Rocalla.

El alquiler de estos glamping se hace con antelación, teniendo en cuenta que vienen muchas personas de Colombia y de otras partes del mundo. En nuestra segunda fase empezamos a desarrollar la zona turística, por lo que seguimos con el mirador para poder atraer el turismo que llega a diario al municipio de Ráquira y comenzamos con la construcción de la mano del artesano, que también ha tenido bastante acogida en quienes nos visitan. La idea es llegar a construir el pueblito de barro, hemos iniciado con una segunda obra: el marrano más grande del mundo, haciéndole honores a esa alcancía inflatable en los hogares colombianos.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Nuestro proceso de crecimiento ha sido escalonado, iniciamos con nuestros ahorros y con un crédito. En la actualidad todos los ingresos del proyecto se están reinvirtiendo y seguimos invirtiendo capital propio.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estoy logrando impulsar el turismo de la región, dándole una identidad a Ráquira con este tipo de emprendimiento, ofreciendo un atractivo para que los turistas tengan otra actividad que hacer en el pueblo.

6. ¿Soy feliz?

Mi hija, mi esposa y yo estamos orgullosos del crecimiento que hemos tenido, ver la acogida y reconocimiento que Paraíso de Arcilla ha tenido es muy gratificante, ha sido mayor a la que esperábamos en el corto tiempo.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En realidad no lo venderíamos, ya que para nosotros es un orgullo poder posicionar en la región un atractivo turístico con un concepto totalmente diferente, que nos permite tener un ingreso económico.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Inicialmente daba temor, la incertidumbre de la acogida, la situación global de salud provocada por la pandemia, nos preguntábamos qué hacer si no funcionaba el proyecto, pues lo construido no es algo que uno pueda vender. De otro lado está la parte económica, sabemos que para culminar el proyecto se necesita mucho dinero y no está disponible al mismo ritmo que requiere el crecimiento del proyecto. Sin embargo, esto no fue impedimento para iniciar con el piloto de la Suite Terracota y seguir creciendo poco a poco.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Lo estamos cumpliendo porque la idea es lograr tener al menos 5 glamping y el pueblito de barro plasmado en el mirador.

Esta historia le puede interesar: La diseñadora textil que crea móviles decorativos con material reciclado

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Estamos iniciando la construcción del marrano más grande del mundo, el cual va a medir 8 metros de alto por 9 de largo, junto con una cafetería que le permita llegar al visitante y encontrar un lugar para refrescarse y tomar un descanso disfrutando de la vista con la que cuenta el lugar. Seguiremos con la construcción de un restaurante, el montaje de la escultura gigante de una carguera en escultura de 5 metros en homenaje a mi abuela y una iglesia de barro para que vaya conformando el pueblito de barro y por último 2 glamping más para completar 5.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Claro que sí, venimos haciendo el crecimiento por etapas, como lo mencioné anteriormente.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No estoy seguro, tendríamos que ver las condiciones para no perder el control del proyecto, quisiéramos cuidar mucho la identidad que estamos dándole a Paraíso de Arcilla y que esta no se pierda.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

La ventaja de irlo haciendo uno a uno, es que por el contrario vamos mejorando con cada obra que venimos haciendo. Lo único que no hemos podido controlar es el estado de las vías que tiene el municipio para llegar a nuestro proyecto, las cuales están bastante deterioradas y más aun con esta época de invierno.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Realmente es un proyecto que lo pensamos con mi esposa y mi hija teniendo en cuenta que la mayoría de mi familia es artesana, así fue como ideamos este emprendimiento.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Sí, llegan momentos en que los costos de los materiales, el retraso de las obras, el desfase en el presupuesto que se tiene por cuenta de paros, situaciones de invierno, etc, hacen que uno quiera desfallecer. Pero al ver los excelentes resultados en tan corto tiempo, la gran acogida y reconocimiento para nosotros, son motivadores para seguir adelante.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No por ahora. Estamos revisando el proceso para pertenecer a asociaciones de Boyacá.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Consideramos que sí, generar un atractivo en reconocimiento a la labor ancestral de la artesanía en Arcilla, hará que las nuevas generaciones conozcan de este oficio que ha sido ejercido por generaciones en esta tierra boyacense.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años veo el proyecto terminado con un reconocimiento no solo local sino mundial, dejando una huella de las artesanías y la arcilla para futuras generaciones.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

La familia ha sido un gran apoyo, de hecho, ha sido el eje y éxito del proyecto, al igual que amigos que han dado apoyo e ideas.

Continúe leyendo: Las hermanas que rescataron una receta de tradición familiar con sabor a merengue

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, de hecho, hay amigos y turistas que nos piden que los asesoremos o que les demos una línea de visión, así que he aportado con muchas ideas y recomendaciones, con la experiencia que he adquirido en nuestro proyecto.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Realmente gracias a ellos hemos logrado plasmar lo que hemos construido. En la construcción y diseño han estado Ivan Botía, Raúl Reyes, Fredy Candela, Hernán Páez y Carlos Valero. Y en la parte de atención y experiencia a nuestros visitantes esta: María Arévalo, Milena Valero, Meyer y Oscar Valero.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Los glamping en arcilla son construcciones que non existían y son únicas en Colombia, una idea que genera una identidad única para Ráquira.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que los proyectos de turismo con un emprendimiento son muy efectivos porque uno interactúa con mucha gente, aprende de muchas culturas y se siente orgullo por petener a esta región.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias