Publicidad

Ellos transforman la madera en muebles de lujo para decorar espacios

“En el corazón de Novalinea, la calidad y la sostenibilidad son inseparables. Cada mueble es una obra maestra que combina artesanía excepcional con materiales sostenibles, creando belleza con un impacto positivo en el mundo”, dicen sus emprendedores.

Tatiana Gómez Fuentes
12 de marzo de 2024 - 08:08 p. m.
Ellos son Eliana Atehortúa y Paulo Mogollón, los emprendedores detrás de Novalinea.
Ellos son Eliana Atehortúa y Paulo Mogollón, los emprendedores detrás de Novalinea.
Foto: Cortesía Novalinea

“Nuestra historia es una historia de innovación, calidad y diseño apasionado. Cada mueble que creamos es una obra maestra que transforma los espacios en lugares de belleza y funcionalidad. A lo largo de los años, nuestra empresa ha dejado su huella en hogares y negocios, no solo en Colombia, sino en lugares como Panamá y Estados Unidos.

Actualmente, estamos trabajando en estandarizar procesos y mejorar cada uno de estos para organizar el funcionamiento de la fábrica y seguir mejorando la calidad. En lo comercial estamos pensando abrir en el mediano plazo tres nuevos showrooms en Colombia y ojalá internacionalizarnos, empezando por Miami, llevando siempre como bandera nuestro objetivo de redefinir el diseño de mobiliario y establecer nuevas tendencias en el mercado”, así lo cuenta Eliana Atehortúa, la emprendedora detrás de Novalinea. Hablamos con ella en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y aquí está su historia.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Eliana Atehortúa, 31 años, estudié Fisioterapia y tengo una especialización en Diseño de Interiores.

Paulo Mogollón, 32 años, Administración de Empresas.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea nació del esposo de Eliana, Arturo Agudelo. Él venía de Boyacá y empezó a trabajar en empresas de muebles en lo que era muy bueno, hasta que decidió abrir su propio negocio. En el 2021, Arturo muere y la empresa queda en manos de Eliana, quien le da un giro, logrando organizar procesos que antes se hacían de forma empírica, lo que llevó a Novalinea a seguir con su tendencia de crecimiento, manteniendo el foco en la fabricación y venta de muebles exclusivos.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Los primeros meses, o hasta el primer año, fue extremadamente difícil, ya que no tenía experiencia operando un negocio. Fueron meses en donde me tocó aprender y organizar todos los procesos para entender y poder darle mejor manejo a cada parte de la empresa.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La empresa inició como dicen coloquialmente, con las uñas. Lo poco que se necesitó se logró con préstamos y financiando con las mismas ventas y el flujo de caja.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Logramos mostrar cómo el mobiliario de lujo no tiene que venir de otros países para ser de calidad. Tenemos productos que en calidad, garantía y tiempos de entrega se diferencian y compiten con marcas top de Europa. Esperamos en el futuro cercano posicionar la marca y el mobiliario hecho en Colombia como uno de los mejores.

Además, ofrecemos mobiliario de lujo tanto para hogares, negocios y hoteles. Hemos diseñado y amoblado espacios para personalidades del país, grandes restaurantes y discotecas de Colombia, Miami y Panamá.

6. ¿Soy feliz?

Sí, me encanta lo que hago. Amo ver cómo transformamos espacios con nuestro mobiliario y cómo nuestros clientes logran crear experiencias memorables con muebles y piezas que pasan a la siguiente generación.

7. ¿Vendería mi empresa?

No en este momento. Creo que tenemos mucho camino por recorrer, mucho mercado por ganar y nos queda bastante para lograr posicionarnos y a Colombia como líderes en mobiliario de calidad.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Muy duro, es la primera vez que lo hago y fue por necesidad. Sin embargo, el camino ha sido muy enriquecedor.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Estamos en el proceso de cumplirlo, nos hace falta ser aún mejores y realmente lograr que la empresa sea un sistema que funcione como un reloj.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Bueno, por el momento estamos trabajando en estandarizar procesos y mejorar cada uno de estos para organizar el funcionamiento de la fábrica y seguir mejorando la calidad. En lo comercial estamos pensando abrir en el mediano plazo tres nuevos showrooms en Colombia y ojalá internacionalizarnos empezando por Miami.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

A diferencia de emprendimientos como los tecnológicos, la manufactura requiere mayor capital de trabajo y su escalabilidad no es tan rápida. Tenemos aún mucho potencial de escalabilidad, hay muchos mercados que tienen bastante potencial y donde podemos crecer, tanto en Colombia como en el exterior.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Es una posibilidad, no estamos cerrados a esta.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Delegar parte de los procesos de producción que son core del negocio a un tercero. Esto nos trajo bastantes inconvenientes de calidad y garantía en el pasado.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Arturo, mi exesposo, él fue y sigue siendo mi inspiración, durante años logró crear y crecer este emprendimiento con lo poco que tenía.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchas veces, todos los días fracasamos en algo. Y está bien, lo importante es que cada vez que un resultado no sea el esperado logremos aprender para en el futuro tomar mejores decisiones. En varias ocasiones llegué a pensar en tirar la toalla, pensando en qué me había metido, pensaba que era más fácil vender la empresa. Pero recordar a Arturo era suficiente motivación para retomar y seguir adelante con más energía.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Por el momento no, pero sí me han acompañado varias personas que ya tienen experiencia en este proceso.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sí, al posicionar la producción de muebles colombianos, vamos a alentar a otros emprendedores del sector a que le den mayor valor a sus productos y lleguen a exportar a otros países.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento?

Me veo ayudando a otros emprendedores a que logren navegar de una forma más fácil este camino y no cometan los mismos errores que yo he cometido. La idea es que cada vez más personas logren crear empresa y generen más empleo en Colombia.

Y en cuanto a cómo veo a futuro Novalinea, vamos a estar exportando muebles hechos en Colombia, por maestros artesanos, a Estados Unidos, Europa y otros países de Latinoamérica.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Un papel fundamental, Arturo, mi exesposo fue el pilar de mi crecimiento, mi familia siempre me apoyó en todo momento y nunca dudaron de mis habilidades y de lo que podía lograr. Contar con un grupo de amigos tan diverso, que me ha apoyado con conocimiento en diferentes áreas y perspectivas, ha hecho que los momentos difíciles no me superen.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Lo estamos logrando. Y claro que ayudaría a otros emprendedores, esto es parte clave de lo que quiero en el futuro.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

En el momento en el que más lo necesité, confiaron en el legado y en mí, aportaron honestidad, buena energía y mucho trabajo para lograr llevar a Novalinea adelante, pasaron de ser actores pasivos a ser líderes en cada una de sus áreas. Por ejemplo, Nacho, que es el líder de ebanistería, nos ayudó en la organización de procesos y toda la transformación de la madera.

Gladys fue clave en la organización de la logística y el área de tapicería, Néstor es la persona con más trayectoria en la empresa y conoce de todas las áreas, Jhon es quien lidera el equipo de pintura, él desarrolló nuevos procesos para mejorar la eficiencia. Realmente todo el equipo viene trabajando de una forma increíble para lograr los objetivos.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Creo que mi sello personal es la honestidad, siempre prefiero hablar con la verdad para tener la menor cantidad de inconvenientes con proveedores, clientes y colaboradores. En una industria tan informal creo que la honestidad y hablar con la verdad son un diferenciador clave.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Aprendí que si uno cree en uno mismo es más fácil ejecutar y materializar las ideas, y también los demás van a creer más en uno. También, que siempre hay personas en el camino que lo van a apoyar a uno, que debo creer en mi instinto y nunca conformarme.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar