Publicidad

La emprendedora que cambia vidas con “Deporte + Educación = Transformación”

Por medio de clases de tenis, inglés y formación en habilidades socioemocionales ayudan a mitigar el reclutamiento de menores por parte de grupos al margen de la ley.

Edwin Bohorquez Aya
14 de septiembre de 2022 - 09:00 a. m.
Andrea Archila, creadora de la Fundación Match Tenis, con dos de las beneficiarias.
Andrea Archila, creadora de la Fundación Match Tenis, con dos de las beneficiarias.
Foto: Cortesía Fundación Match Tenis

“Más de 44.000 personas impactadas, 150 voluntarios y una tienda de paz” son parte de los resultados que ha logrado Andrea Archila, creadora de la Fundación Match Tenis. Finalista en los premios de emprendimiento social Recon, cuenta su historia que va más allá de crear una empresa: está cambiando vidas y alejando a niños y adolescentes de la guerra. Aquí está sus respuestas en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 32 años, estudié Derecho y un magíster en Derechos Humanos y Justicia Transicional.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Creo en la educación como la puerta de acceso a los demás derechos y en el deporte como una gran herramienta de incidencia social, cuando pensé en cómo hacer que esto se viviera en los territorios y cómo cerrar las brechas sociales y la desigualdad, nació la Fundación Match Tenis, la cual no solo reivindica los derechos de niños, niñas y adolescentes, sino que aporta a la construcción de paz de nuestro país. Somos una solución, ayudamos a mitigar el reclutamiento de menores en grupos al margen de la ley.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Compartí mi idea con mi esposo, mi hermana y algunos amigos cercanos. Me puse en contacto con el líder de la comunidad donde empezó el proyecto en Altos de Cazucá y el 8 de diciembre de 2018, con 3 raquetas, 5 pelotas y 2 voluntarios, empezamos a visitar la comunidad y llevar a cabo nuestro programa de formación.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

De donaciones a través del Plan Padrino y de la venta de nuestros productos de la Tienda de Paz, donde vendemos artículos como sacos, sombrillas, mugs, camisetas.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos logrando formar una generación de agentes de paz en los territorios que han sido abatidos por la guerra rural y urbana con un programa de educación de transformación.

6. ¿Soy feliz?

Soy muy feliz, amo lo que hago en mi vida, siempre soñé con aportar de manera profunda en la vida de las personas.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En principio no, porque la Fundación Match Tenis es mi proyecto de vida. Salvo que el que la compre me garantizará que llegará a territorios impensados para mí en términos logísticos y financieros.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Es muy duro en muchos sentidos, en primer lugar al principio la gente creía que estaba loca, no tenía mucho apoyo, ni siquiera de mi familia, pues cómo era posible que una abogada decidiera apostarle al emprendimiento social, y luego vinieron retos de todo tipo como formar un equipo, compartirles la visión, retos económicos y muchos más. Pero por más duro que sea, la satisfacción siempre es mayor.

Le puede interesar: Ella creó una marca de viche que preserva las raíces del Pacífico colombiano

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Si, por supuesto, lo estoy cumpliendo, aunque aún falta mucho, pues sueño en grande, me falta llegar a cada rincón de Colombia donde la guerra ha puesto en el ojo de cañón a nuestros niños y adolescentes y ayudar a llenar sus vidas de oportunidades a través de nuestro programa de transformación. Pero como dicen que los elefantes se comen de a pedacitos, ahí vamos, con paciencia y constancia.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Desde febrero de este año iniciamos el proyecto en el departamento del Chocó, en los municipios de Quibdó y Nóvita. Es nuestra gran apuesta actualmente, sin embargo, el sueño es llevar nuestro proceso de tenis, inglés y formación en habilidades socioemocionales a todos los municipios priorizados por ser los más afectados por el conflicto armado.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Es altamente escalable, nuestra metodología está sistematizada para que pueda ser replicada fácilmente, además nuestro proceso de formación en liderazgo permite generar replicadores de los procesos.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Si por supuesto que recibiría inversión, pero siempre sabiendo de dónde provienen sus recursos. Para nosotros es importante que nuestros aliados e inversionistas compartan nuestro código de ética. Si la inversión es justificable, no le cedería parte de la fundación, pero los proyectos si llevarían su nombre y todos los créditos serían para él.

Le puede interesar: Ellos dicen revolucionar el mercado de los seguros en Colombia y Latinoamérica

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Siendo sincera, creo que cada paso que hemos recorrido ha ayudado a afianzarnos y a no perder de vista nuestra razón de ser, que es construir paz en Colombia, me hubiera gustado contar con más apoyo de la empresa privada para lograr más alcance porque hasta hoy todo lo que hemos logrado lo hemos trabajado con las uñas.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Sin duda mi primer referente de servicio es mi madre, ella si que sabe de amor en acción. Mi gran ejemplo de liderazgo es Jesús, que impactando la vida de 1 en 1, empezó conformando un equipo de 12 imperfectísimos hombres, que aún fallecidos, con su legado han trastornado la humanidad e incluso lograron partir la historia en 2.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

No he fracasado, pero si he pensado en tirar la toalla, emprender es un camino difícil, muchas veces debo lidiar con el estrés, la angustia, el sentir que las fuerzas se me agotan, pero siempre encuentro en Dios, en mi esposo, en los niños y en mi equipo la fuerza para continuar.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No soy parte de ninguna comunidad en especial, pero considero que mi equipo de voluntarios conforma una comunidad que hace que este emprendimiento social sea posible.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Absolutamente, y ese es uno de nuestros lemas, Fundación Match Tenis está pensada para que el programa sea replicado por los jóvenes a las nuevas generaciones, donde las mismas personas de la comunidad que han recibido el programa puedan convertirse en formadores y logren un cambio en el tejido social de los territorios afectados por la guerra. Creemos que el impacto del deporte y la educación trasciende en el tiempo. Dice la OMS que por cada niño que se impacta, se está logrando un cambio en 4 generaciones, pensando en los hijos de sus hijos. Haciendo estas cuentas por hoy, hemos impactado la vida de más de 400 personas de manera directa y 44.000 personas indirectamente.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Me veo trabajando tiempo completo en mi Fundación, con 3 hijos y un matrimonio maravilloso. A Match lo veo como un referente de construcción de paz a través del deporte y la educación. Queremos capacitar a líderes en todos los territorios priorizados por el acuerdo de paz, para este entonces esperamos haber llegado con Fundación Match Tenis a la mayoría de comunidades.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi esposo siempre ha estado ahí, apoyando mi sueño, su empresa de periodismo deportivo Match Tenis ha sido pieza clave para el fortalecimiento de la fundación y sin su apoyo hubiera sido mucho más difícil el camino. El papel de mi hermana, mi mamá y mis amigos en cuanto apoyo, respaldo y contención ha sido clave en mi proceso como emprendedora social.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Por supuesto que sí, de hecho a muchos los asesoro desde el camino que ya he recorrido, y soñamos con más adelante hacer cursos de apoyo y guía para nuevos emprendimientos sociales.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo es la fuerza que me ayuda a ejecutar y crear todas las ideas, sin ellos sería imposible hacer lo que hago. Mi equipo consta de 11 líderes y colideres de las diferentes líneas de acción de la Fundación, entre las cuales está el equipo de Tenis, Inglés, Habilidades socioemocionales, Psicologia, Talento humano y Consecución de recursos.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Soy una visionaria, siempre estoy pensando en el futuro y cómo hacer que las cosas pasen. No me rindo fácilmente, soy muy persistente, especialmente cuando recibo muchas negativas, de hecho me encanta descubrir soluciones donde los demás generalmente ven solo problemas.

En cuanto a la fundación, somos pioneros en el tenis social en Colombia y además nuestra fórmula Deporte + Educación= Transformación, hace que nuestro programa sea efectivo para la construcción de paz en nuestro país.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que los sueños se pueden cumplir, que cuando hay una meta clara las cosas se alinean, que la vida es cuestión de perseverancia y que las cosas que se hacen con amor siempre florecen.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Edwin Bohorquez Aya

Por Edwin Bohorquez Aya

Comunicador social-periodista. MBA Inalde Business School. Premio Iberoamericano de Periodismo Económico IE Business School, Madrid (España). Premio a Mejor trabajo periodístico de Analdex, categoría prensa@EdwinBohorquezAebohorquez@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar