Publicidad

Las hermanas que crearon una marca de belleza con base en el cannabidiol

Con un producto que viene tomando fuerza en la industria de la estética y tras el aval del Invima, ellas emprendieron con una marca que tiene como objetivo el cuidado de la piel.

22 de octubre de 2021 - 11:31 p. m.
Laura Veach González y Cristina González Paredes, creadoras de Essem.
Laura Veach González y Cristina González Paredes, creadoras de Essem.
Foto: Cortesía

Son hermanas. Son administradoras. Son emprendedoras. Laura Veach González y Cristina González Paredes crearon Essem, una marca que tiene como objetivo el cuidado de la piel, basada en el cannabidiol, un componente del cannabis, por eso en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos cuentan el paso a paso de la idea y cómo la volvieron realidad.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Laura 30 y Cristina 27. Las dos somos Administradoras de Empresas del CESA.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Descubrimos los beneficios del CBD (Cannabidiol, un componente del cannabis) para la piel cuando Laura se mudó a California en el 2018 y quisimos buscar la forma de incorporar este ingrediente maravilloso dentro de mezclas funcionales que tuvieran beneficios reales. Esto nos llevó a explorar el mundo de la belleza limpia, donde se busca aprovechar ingredientes naturales que tengan beneficios respaldados por la ciencia, sin dejar de lado los principios químicos que funcionan y así nació Essem.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

El reto más grande fue la búsqueda de un laboratorio farmaceútico que cumpliera con los estándares de calidad que habíamos definido para la marca y pudiera garantizarnos que los productos cumplieran con toda la regulación. Una vez llegamos a nuestro aliado perfecto empezó un proceso de 2 años para desarrollar las fórmulas, hacer pruebas y tramitar los registros ante el Invima, para finalmente lograr tener nuestro producto soñado.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Toda la inversión inicial de Essem salió de nuestros propios ahorros y del apoyo de nuestros papás, el esposo de Laura y el novio de Cristina. Desde el principio ha sido un emprendimiento familiar que solamente fue posible porque nuestras personas más cercanas creyeron en nosotras y en nuestra idea.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Nosotras siempre hemos sido amantes del cuidado de la piel porque el momento de la rutina de skincare es un momento muy íntimo con nosotras mismas donde nublamos todo a nuestro al rededor y nos damos muchísimo amor, y eso es lo que queremos transmitirle a todas las personas que usan nuestros productos. Queremos que utilicen ese espacio para volver a conectarse con su esencia. Y queremos que puedan usar productos que realmente tengan beneficios para su piel y que no incorporen ningún ingrediente que pueda maltratarla.

Esta historia le puede servir: ¿Monetizar el negocio digital? Sí. Buscando la respuesta creó sus emprendimientos

6. ¿Soy feliz?

¡Somos muy felices! Todos los días podemos trabajar en este proyecto que amamos, pero lo que más felices nos hace es poderlo hacer en familia.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Por ahora no. En Essem hemos puesto nuestra esencia, lo que somos Laura y Cristina como personas y como hermanas, y creemos que ese AND ha sido una de las claves del éxito. Aunque es posible que para lograr todas las metas de crecimiento necesitemos inversión y esto implique vender una parte de la empresa, siempre trataremos de seguir presentes en ella.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Tuvimos muchos obstáculos, sobre todo porque entramos a una industria completamente regulada donde se deben cumplir muchos requisitos para sacar un buen producto. Sin embargo, abandonar nuestro sueño nunca ha sido una opción, así que cada piedra en el camino ha sido un motor para seguir caminando con más fuerza.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Estamos cumpliendo nuestro sueño. Hemos tenido hitos y logros que nunca nos imaginamos, pero a medida que vamos cumpliendo metas empezamos a soñar más grande, así que todavía nos queda un largo camino por recorrer.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

El siguiente paso es ampliar las fronteras de Essem y llegar a otros países. Laura vive en Estados Unidos y desde el principio hemos querido llegar a ese mercado, entonces ese será nuestro primer destino.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Desde el lado de la oferta tenemos toda la capacidad de producción para escalar Essem y llevarlo al siguiente nivel. Nuestro trabajo en este momento está enfocado en posicionarnos como marca para lograr crecer desde el lado de la demanda y llegar cada día a más personas.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Aunque tenemos un apego emocional enorme con Essem también somos empresarias y entendemos que este tipo de decisiones deben ser muy racionales. Si un desconocido estuviera interesado en invertir en Essem no lo descartaríamos, siempre y cuando se logre hacer un proceso transparente y bien estructurado.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Trabajar con proveedores sin un contrato escrito. Las dos tendemos a ser muy confiadas y esperar siempre lo mejor de las personas, pero hemos aprendido que en los negocios es mejor que todo esté escrito para evitarnos conflictos innecesarios.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Nuestra mayor inspiración son nuestros papás y abuelos. Todos han logrado grandes cosas a través de su trabajo incansable y movidos por el amor a su familia y la fe en Dios. Son nuestro mayor ejemplo y a ellos les debemos todo lo que hemos logrado.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Hemos fracasado muchas veces pero tirar la toalla nunca ha sido una opción. Hemos tenido momentos de desespero donde nos preguntamos si lanzarnos a emprender fue la decisión correcta, pero siempre pensamos en todo el apoyo que hemos recibido de nuestra familia y saber que ellos creen en nosotras nos da la fuerza para levantarnos y seguir.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Tenemos muy buena relación con varias personas que tienen emprendimientos y ahora hacemos parte de la Asociación de Emprendedores. Tener una red de apoyo es muy útil porque hay personas que han pasado por este camino antes que nosotras y nos ayudan a resolver dudas, buscar proveedores y en general encontrar soluciones a muchos imprevistos que se presentan en este camino del emprendimiento.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Uno de nuestros principales motores como proponentes del concepto de belleza limpia es aportar a que la industria de los cosméticos sea cada día más amigable con el planeta. Creemos que la tendencia minimalista se puede traducir a esta industria, creando productos funcionales que incorporen varios beneficios y funciones en uno solo y utilizando envases y empaques en materiales reciclables o reciclados. Esa es nuestra apuesta para lograr impactar a las nuevas generaciones.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Las dos queremos ser mamás, así que en 10 años nos vemos como mamás empresarias, dirigiendo una compañía transnacional con varias líneas de productos en diferentes categorías de la industria de la belleza. Nos gustaría seguir aplicando este concepto de belleza limpia a otras líneas corporales, capilares e incluso de maquillaje.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Nuestra familia ha sido nuestro principal apoyo y motor en nuestro emprendimiento y nuestros amigos nos motivan a seguir creciendo.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Nos encantaría apoyar a otros emprendendores. Creemos que el emprendimiento es progreso porque cuando un emprendedor crece, crecen también sus colaboradores, proveedores, empleados, y se crea todo un sistema de desarrollo. Entonces nos sentiríamos muy orgullosas de poder contribuir de cualquier forma a propiciar ese progreso.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

En un principio éramos nosotras dos y nuestra mamá, pero hoy en día tenemos un equipo que nos apoya en varios frentes como la logística y las redes sociales. Las personas de ese equipo han sido parte fundamental de nuestro crecimiento porque su apoyo nos permite enfocarnos en temas estratégicos. Tener a otras personas que traigan una perspectiva diferente es clave para lograr resultados.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Nuestra pasión por lo que hacemos es lo que nos ha permitido crecer. Cada vez que se nos cierra una puerta tocamos diez más porque creemos en nuestra empresa y sabemos todo el potencial que tiene. Esa perseverancia es lo que nos ha hecho éxitosas.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido a definir el éxito y la felicidad en nuestros propios términos y a luchar por nuestros propios sueños y metas y no por lo que otros esperan de nosotras. Hoy en día más que nunca tenemos claro que Dios y nuestra familia son nuestros mayores aliados. Hemos aprendido que para crecer y ser grandes debemos abrir nuestro propio camino y que aunque el miedo y la incertidumbre siempre están presentes en el camino del emprendimiento, la única opción es utilizarlos como combustible y dar el salto.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar