Publicidad

La emprendedora que ayuda a “ahorrar dinero de impuestos” y enseña finanzas

Se trata de una herramienta digital que permite “obtener beneficios fiscales por medio de la organización de facturas”, dice su creadora.

Edwin Bohorquez Aya
27 de enero de 2023 - 03:21 p. m.
María Camila Baquero, CEO de Factú.
María Camila Baquero, CEO de Factú.
Foto: Cortesía

Cuando conocimos de este emprendimiento, supimos que estaba haciendo su anuncio de llegada a Colombia, pero lo había creado una colombiana. Sí, su inicio fue en Panamá y ahora están abriendo mercado en este país. Así que indagamos un poco más. ¿Qué es lo que hacen? “En Factú organizamos las finanzas personales y ayudamos a ahorrar dinero de impuestos de forma legal. Con herramientas como el cálculo de deducibles, metas, presupuestos y nuestro Wallet, facilitamos tener todo en un solo lugar. La app está diseñada para cualquier tipo de persona, desde niños de 4 años, padres que quieran enseñarles a sus hijos y personas que no tengan conocimientos en finanzas”, dice María Camila Baquero, CEO de Factú, quien pasó por nuetsra sección 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 24 años, estudié derecho y ciencias políticas.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea fue crear una plataforma que me organice mis finanzas y me pueda ayudar a obtener beneficios fiscales por medio de la organización de facturas. La idea nació hace casi 4 años, pero la puse en marcha en la pandemia porque contaba con más tiempo libre.

Creé un app en la que se pueden organizar las facturas, establecer presupuestos, crear metas financieras y calcular de forma gratuita cuánto dinero me puedo ahorrar de impuestos por año. Actualmente, se está mejorando el cálculo para que tenga toda la información de la nueva reforma tributaria. También creamos una comunidad en redes sociales donde diariamente enseñamos tips y beneficios para mejorar las finanzas personales.

Una historia para leer: Su idea fue cambiar la vida de las mujeres a través de la educación y lo logró

3.¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Todo empezó por un plan de negocios que hice y una presentación en Canva. De allí conseguí un socio programador e inicié a hacer videos en las redes sociales mientras la aplicación estaba lista. En aproximadamente 8 meses lanzamos y en menos de un año ya habíamos solicitado en Panamá más de 1 millón de dólares en devolución de impuestos para nuestros clientes.

4.¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Inicié invirtiendo tiempo en crear la plataforma junto a mi programador y en hacer videos en redes sociales. Como logré un gran alcance, una persona se nos acercó que le interesaba la idea e invirtió una parte para que pudiéramos lanzar. De allí, una vez la aplicación salió al mercado, se estuvo pagando casi sola hasta mediados de noviembre que conseguimos otro inversionista para comenzar la expansión de la app a otros mercados.

5.¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estoy logrando que miles de personas diariamente aprendan sobre finanzas personales y que miles de ellos estén aplicando a la devolución de impuestos, nuestro objetivo y visión es que en 5 años estemos ayudando a millones y ver cómo esas devoluciones fiscales generan un gran impacto en la economía de los mercados que operamos. Estamos cambiando la forma en que las personas ven los impuestos y estamos logrando que cada día cientos de personas se formalicen y comiencen a declarar renta, evitando así la evasión fiscal.

6.¿Soy feliz?

Soy inmensamente feliz y me siento muy orgullosa de lo que junto a mi equipo hemos logrado hasta ahora. No ha sido fácil, pero hemos logrado superar muchos obstáculos y nada me llena más el corazón que ver la esperanza de cada uno de nuestros clientes de poder mejorar su economía y cambiar su rumbo financiero.

7.¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En este momento no, aún queda un largo camino por recorrer y tengo la juventud, la energía y, sobre todo, las ganas de seguír ayudando a millones de personas. Creo que las otras oportunidades laborales que me puedan ofrecer no me van a llenar tanto ni darme el sentido de propósito en la vida que me da Factú.

8.¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Creo que soy un caso algo diferente porque comencé a emprender desde muy pequeña y mis papás siempre fueron comerciantes, así que conocía que no era un trabajo fácil. Pero siempre tuve mi objetivo en mente y aunque mi primer emprendimiento no funcionó como me lo esperaba, fue gracias a esa enseñanza que logré construir Factú, evitando muchos errores que cometí en mi primera empresa.

9.¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Estoy en proceso, aún faltan muchas cosas por cumplir, pero cada día me siento agradecida con la vida por haberme permitido creer en mí y que era posible. Nací en un pequeño pueblito de Antioquia y mi mamá siempre me enseñó a soñar en grande como ella lo hizo una vez. Factú fue un sueño y ahora es realidad, pero ha sido gracias al esfuerzo y el amor que le pongo cada día.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

A seguir soñando, creo que muchas veces cuando hablamos de emprendimiento soñamos con lanzar algo, pero el reto real es hacerlo funcionar y este es el siguiente paso. Mantener la empresa en constante innovación y seguir creciendo nuestro equipo que vaya de la mano con nuestros valores y con nuestro propósito principal que es ayudar a mejorar la economía en Latinoamérica por medio de la organización.

Una historia para leer: Tomaron residuos de varias industrias y crearon productos con alto valor en diseño

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí, nació de esa forma. Lanzamos hace un año en Panamá y fue pensado desde el día uno para crecer a toda Latinoamérica y en algún momento crecer de forma global. Es nuestra meta y ya estamos en proceso de cumplirla. Esperamos este año poder abrir en un mercado más y seguir ayudando a más personas con sus finanzas.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Depende del desconocido. No me gustaría dejar entrar a cualquier persona a Factú porque es mi bebé, pero si llega una persona que se alinee con mi visión, cuente con nuestros valores como empresa y demuestre que tiene las ganas de crecer con Factú, es algo que tendría en cuenta para poder dejar entrar a esa persona.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Empezar una empresa sin un equipo de mi entera confianza y volver a cometer algún error del cual ya haya aprendido.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Estoy muy inspirada por personas que han cambiado el mundo con sus ideas, siempre he sido una gran admiradora de Coco Channel, Walt Disney, Elon Musk, Bill y Melinda Gates. Creo que han logrado hacer un gran aporte al mundo, cada uno en su industria, que revolucionaron las formas de hacer las cosas e inspiraron a millones de personas a soñar y a hacer un mundo mejor. Es mi sueño un día: poder inspirar a alguna niña que como yo tuvo un sueño y decirle que si se lo propone, todo es posible.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Uff, muchas veces. El secreto realmente de una empresa es cómo solucionar problemas que salen todos los días. Si no hubiera fracasado en mi primera empresa, Factú no existiría. El fracaso es el mejor maestro, pero también el que más duele. Solo hay que saber aprender de él y tener fe de que sí algo no funcionó es porque siempre viene algo mejor.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

La comunidad de Factú que tenemos en redes sociales me ha llevado a conocer increíbles personas que hoy considero amigos, que me inspiran todos los días a seguir creciendo y a ver el mundo sin una venda en los ojos. Siempre en la industria se conocen personas que te ayudan a seguir creciendo tanto personal como profesionalmente y me siento afortunada de haber recibido consejos de personas con más experiencia que han llegado a ver potencial en mí.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

100%. Factú hoy por hoy está generando impacto en nuestra comunidad, pero realmente el gran impacto en la economía lo podremos ver en aproximadamente 5 años cuando la mayoría de personas usen nuestra app y aprovechen los beneficios fiscales.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Veo a Factú como una empresa global, ayudando a millones de personas en todo el mundo y jugando un impacto notable en la economía de Latinoamérica. Me veo dirigiendo la empresa y creando nuevas formas de ayudar a las personas y al medio ambiente.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Uno gigante, he sido muy afortunada de que todos han confiado en mi visión y me han brindado apoyo incondicional en los buenos y malos momentos. Mi mamá fue la primera inversionista de Factú y me dio todos sus ahorros para hacerlo realidad. No fue una gran cantidad de dinero, pero el valor que tuvo para mí fue inmenso. Nos ayudó a poder pagar el abogado para formalizar la sociedad y eso es algo que se suma a la gran lista de cosas que tengo por agradecerle a ella, a mis dos papás que me han apoyado en todas mis ideas.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Es lo que hacemos en Factú, brindamos educación gratuita por medio de las redes para que los emprendedores no comentan los errores que yo cometí al principio y ser su aliado al momento de formalizar su empresa conociendo sus derechos, pero sobre todo sus responsabilidades.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Uno muy importante. Sin ellos, Factú no hubiera sido posible y el éxito del app se debe a que cada uno es excelente en lo que hace. Empezó como una estudiante de derecho y uno de programación con una idea, pero ha crecido a que mi familia, amigos y personas con ganas de crecer, que comparten nuestra visión (quienes se han convertido como en familia) sean parte de Factú.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Soy una persona que hace las cosas rápido y, efectivamente, soy muy soñadora, positiva, con gran fe de que todo saldrá bien. Esa esperanza me impulsa todos los días y hace que inspire a mi equipo a que hagan lo mismo. Creo que eso nos ha diferenciado de otras empresas y ha sido una gran pieza en nuestro rápido crecimiento.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

A qué todo es posible sí pones el esfuerzo y que en Latinoamérica se necesita de más empresas emergentes que puedan seguir ayudando a impulsar la economía de la región. Me gustaría ver más mujeres en la industria y más personas que vean que es posible cambiar el rumbo de tu vida si sueñas en grande y pones de tu parte.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Edwin Bohorquez Aya

Por Edwin Bohorquez Aya

Comunicador social-periodista. MBA Inalde Business School. Premio Iberoamericano de Periodismo Económico IE Business School, Madrid (España). Premio a Mejor trabajo periodístico de Analdex, categoría prensa@EdwinBohorquezAebohorquez@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar