Publicidad
9 Feb 2022 - 9:26 p. m.

Un emprendimiento para ayudar a otros a emprender en el negocio de la cosmética

Se llama Krika Cosmetics y es un retail con más 30.000 productos dedicados exclusivamente a la belleza.
Camilo Zuluaga, el joven CEO de Krika Cosmetics.
Camilo Zuluaga, el joven CEO de Krika Cosmetics.
Foto: Cortesía Krika Cosmetics

“Krika Cosmetics es el retail de belleza más grande de Colombia que bajo la estrategia de venta omnicanal permitimos a las peluquerías, las tiendas minoristas y los profesionales independientes del sector que accedan a más de 300 marcas con 30.000 referencias a precios de mayoristas, con esto apoyamos a los emprendimientos colombianos para que saquen adelante su negocio. Gracias a esto nuestra compañía cerró el año pasado con más de $30.000 millones en ventas y distribuyo más de tres millones de productos por medio de sus canales físicos y digitales”. Así se presenta la compañía que lidera Camilo Zuluaga, el joven CEO de Krika Cosmetics, y a quien invitamos a nuestra sección 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos.

Esta empesa recientemente adelantó un proyecto para educar a jóvenes de la comuna de Siloe, con el objetivo de alejarlos de la violencia de lado por medio de un oficio honrado, como el de dedicarse a cortar el pelo y arreglar la barba. Entonces tras estudios en la materia, se graduaron a 42 jóvenes y a ellos les entregaron un kit de barbería para comenzar a trabajar y de esa forma iniciar su propio proyecto.

1 ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 28 años, nací en Cali y estudié administración de empresas en la Universidad Javeriana, mercadeo digital en EAFIT y estudios en retail, consultoría de gestión a minoristas y sus proveedores, industrias de servicios, ventas y productos en el Instituto Babson College.

2.¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Nuestra idea fue crear el retail de belleza omnicanal más grande de Colombia con proyección a llegar a ser líderes en América Latina, impactando positivamente los emprendimientos de belleza en la región y ofreciendo experiencias únicas a los consumidores tanto físicamente como digitalmente. De ahí nació Krika Cosmetics, un retail con más 30.000 productos dedicados exclusivamente a la belleza, que promueve la belleza como un concepto universal y al alcance de todos.

Hemos logrado ser el trampolín para que muchas marcas locales puedan visibilizar sus productos a un público mayor a 200.000 personas que nos visitan mensualmente en todos nuestros canales y tiendas físicas. Gracias a esto, y con el cambio que ha tenido el mundo hacia lo digital, creamos el e-commerce de belleza más grande de Colombia. El concepto de tiendas físicas es único en el país, ya que manejan los estándares de las mejores marcas internacionales. Acabamos de lanzar nuestra app con proyección a convertirla en todo un ecosistema en el que las personas puedan tener un contacto muy cercano con este mundo.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3.¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Entendiendo que nos enfrentamos cada vez a un consumidor mucho más conectado con el mundo, que está en busca de experiencias de talla mundial y que requería una disrupción de los modelos empresariales tradicionales, en Krika Cosmetics somos un motor de creación de oportunidades, que a través de la innovación, le podemos facilitar la vida a las personas para que puedan mejorar su calidad de vida potencializando la posibilidad de sacar adelante su propio negocio, y también a aprender a vivir con bienestar y visión.

4.¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La plata para poner a andar el proyecto ha sido fruto del trabajo de toda mi familia, con capital familiar empezamos el negocio y vamos por la segunda generación que en mi caso tuvo la posibilidad de acceder a educación superior de calidad y entender que más que emprender, nuestra responsabilidad es asegurarnos de crear oportunidades a otras personas e influir con un componente social a nuestro entorno.

5.¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Es muy gratificante haber creado una familia con más de 250 colaboradores que crecen todos los días y ver que con el paso de los días cómo sus historias de vida mejoran. Gracias a lo que hacemos, fruto de cómo manejamos nuestra visión, trabajo en equipo y el fomentar la superación personal y el logro de los sueños.

Muchos de ellos han podido acceder a una vivienda digna, sus hijos tienen acceso a la educación universitaria, de hecho la mayoría de ellos entran a apoyarnos y a hacer parte del equipo de la empresa. Con esto acabamos con esas trampas mentales donde muchas veces se cree que existen mejores oportunidades, que se vea el mundo por fuera de las dificultades y circunstancias.

La idea ahora es empezar a ser un motor de emprendimiento para miles de familias, con un modelo de negocio fácil y rápido de manejar que les permita tener su propio negocio hasta en el garaje de tu casa.

Esta historia le interesa: Las 418 empresas más comprometidas con la igualdad de género

6. ¿Soy feliz?

Soy muy feliz. Sobre todo porque somos una influencia positiva en nuestro entorno y una marca que crea orgullo caleño, tratamos que la gente se enamore de esta ciudad llena de sabrosura y diversidad, de gente muy trabajadora. Somos una empresa de bienestar para el público, que está trabajando con nuestro personal interno en enseñarles a vivir con visión y a entender que siempre se puede pensar en grande.

7.¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Si lo vendería, pero probablemente para arrancar otro en la misma industria o en otra donde vea oportunidades.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Creo que es un camino lleno de retos, pero no me gusta decir que es duro porque amo los retos y obstáculos con los que me he encontrado. Al principio sí me causaban muchas frustraciones, pero con el tiempo he aprendido que no son el fin del mundo, lo importante está en saber que el mundo está lleno de posibilidades y todo siempre tiene solución. Desde mi punto de vista veo que muchos emprendedores están concentrados en la meta, pero se olvidan del proceso, entonces se frustran por no llegar rápido a lo que se proponen y abandonan el barco.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Espero que mi sueño no termine de cumplirse, que sea algo que siempre esté en construcción y al que siempre le haga falta algo.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Ahora, seguir trabajando, entendiendo cuál es la tarea más esencial que nos va a empujar y de esta manera lograr un paso más cerca de nuestra meta. Lluego, poder plantearnos uno nuevo, y así sucesivamente.

Una buena historia para leer: La app que le da descuentos de entre el 10 % y el 50 % en restaurantes

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Claro que sí. En mi mente cualquier emprendedor que logre ver una oportunidad donde nadie más la está viendo, tiene un emprendimiento escalable. Lo único es que tiene que saber que le va a tocar trabajar muy duro para poder hacerlo realidad.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No veo por qué no.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Creer que me las sé todas, todo el mundo tiene algo para enseñarte y creer que te las sabes todas solo te cierra la mente a un mundo de posibilidades.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Creo que tengo muchos referentes entre los que se cuentan muchos líderes empresariales mundiales. Bill Gates, Jeff Bezos. Pero una persona a la que admiro particularmente es a Simón Borrero, porque me parece que lo que está logrando construir con Rappi tiene unas dimensiones gigantescas para transformar el ‘mindset’ de la región.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Todos los días, pero creo que el que tiene que estar más convencido que lo que se está construyendo es más grande que uno, es uno mismo, porque a veces es muy fácil perderse en las frustraciones personales o en lo que uno quiere individualmente, pero cuando las cosas empiezan a crecer, ya no solo eres tú el que depende de eso, sino toda una red de personas. Entonces hay que aprender a no tratarse tan duro a veces y entender que no es ni el primer, ni el último fracaso.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

He tenido la fortuna de estar rodeado de una familia emprendedora y de mentores que he conocido por casualidad que se han vuelto fundamentales en mi camino como emprendedor.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Por lo menos quiero que lo haga, la idea es construir bases tan sólidas que esto dure por mucho tiempo.

Esta historia lo puede inspirar: El emprendimiento colombiano que está en 20 países ayudando a vender propiedades

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años mi emprendimiento lo veo como el retail de belleza omnicanal más grande del país y ojalá de Latinoamérica, que no solo impacte al consumidor final, sino que sea una herramienta de emprendimiento para personas que vean una oportunidad en la industria en la que aprendan el ‘mindset’ empresarial y encuentren un proyecto de vida en lo que hacemos.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

El papel de mi familia y amigos ha sido fundamental porque son mi red de apoyo cuando estoy desmotivado, cuando fracaso o cuando tengo alguna idea loca que empiezo a auto sabotear diciendo: “vos qué vas a poder lograr eso”. Y creo que eso está muy fundamentado en el amor.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

¡Yo no lo he logrado, y ojalá nunca lo logre! Siempre hay espacio para crecer y para hacer cosas nuevas y locas. Obviamente, ayudaría a emprendedores a que lo logren, de hecho ya lo hago y me encanta, solo que es muy difícil lograr quitarles el miedo de que piensen en grande y meterles las ganas de trabajar por eso.

Creo que los emprendedores, sobretodo los que como yo tienen la oportunidad de hacerlo sin perder nada en el intento, se tienen que salir un poco de su zona de confort y entender el impacto que pueden tener en los demás, pero toca trabajar duro.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

21.¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo lo es todo. Es mi familia, son mi psicólogo, son los cracks que desenredan mi cabeza y me hacen creer que todo es posible. Sin ellos nada de esto estaría pasando.

22.¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Creo que mi sello personal es la creatividad y la ambición. Soy una persona que ama hacer que las cosas pasen con un inconformismo constante y una necesidad de vivir retado. Mi frase de cajón es: “estoy aburrido, qué hay pa’hacer?”.

23.¿Qué he aprendido de todo esto?

Que emprender es un camino en el que hay que aprender a valorar el proceso, hay que caminar antes que correr. Toda idea tiene un comienzo, todavía no sé si un fin. Ojalá que no.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias