Publicidad

Una fábrica de velas amigable con el medio ambiente

Fabrican sus artículos en parafina y ceras naturales como palma y soya, y durante su fabricación reutilizan el agua en un 100 % para aportar a la preservación del planeta.

Tatiana Gómez Fuentes
16 de agosto de 2023 - 04:00 p. m.
Ella es Maribel Bolaños, la emprendedora detrás de Esplendor.
Ella es Maribel Bolaños, la emprendedora detrás de Esplendor.
Foto: Cortesía Esplendor

“Hace algunos años se nos presentó la oportunidad, junto con mi esposo, de adquirir la empresa y comenzar un proceso de formalización laboral, organizar y activar nuevos canales de ventas, estandarizar procesos de producción, entre otros. Todo un reto en una industria completamente nueva para nosotros. Con nuestro emprendimiento, hemos logrado generar empleo para un equipo talentoso y dedicado, compuesto principalmente por mujeres, brindándoles oportunidades de desarrollo y crecimiento tanto para ellas como para mí.

Para hacer realidad la visión nos sumergimos en el mundo de la fabricación de velas de parafina y ceras naturales. Durante los primeros 12 meses nos mudamos al lado de la fábrica para poder dedicarle más tiempo y energía, esto nos permitió comprender a fondo el negocio, aprender sobre los procesos de producción y establecer una base sólida para dirigir la empresa de manera eficiente. “. Así llegó a 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos la historia de esta idea de negocio ubicado en el Huila. Hablamos con Maribel Bolaños, su fundadora y esto fue lo que nos contó.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

34 años, Administración de Empresas

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Hace unos años se nos presentó la oportunidad, junto con mi esposo, de adquirir la empresa y comenzar un proceso de formalización laboral, organizar y activar nuevos canales de ventas, estandarizar procesos de producción, entre otros. Todo un reto en una industria completamente nueva para nosotros.

Fabricamos velas, veladoras y velones en parafina y ceras naturales como palma y soya, en parte artesanal y otra parte industrial. Incluimos, durante su fabricación, la reutilización del agua en un 100 % para aportar al cuidado del medio ambiente. Nuestros productos, además, llevan fragancias de la más alta calidad, que nos permiten ambientar los espacios, además de decoraciones, incrustaciones y otros elementos que los hacen únicos.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Para hacer realidad la visión nos sumergimos en el mundo de la fabricación de velas de parafina y ceras naturales. Durante los primeros 12 meses nos mudamos al lado de la fábrica para poder dedicarle más tiempo y energía, esto nos permitió comprender a fondo el negocio, aprender sobre los procesos de producción y establecer una base sólida para dirigir la empresa de manera eficiente.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La adquisición y puesta en marcha de la fábrica fue posible gracias a una combinación de ahorros personales, préstamos y el apoyo de mi familia. Aún tenemos compromisos financieros importantes, sin embargo, a medida que la fábrica ha ido generando ingresos, hemos reinvertido parte de las ganancias en mejoras, como la adquisición de maquinaria y la implementación de nuevos procesos.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Con nuestro emprendimiento, hemos logrado generar empleo para un equipo talentoso y dedicado, compuesto principalmente por mujeres, brindándoles oportunidades de desarrollo y crecimiento tanto para ellas como para mí.

A través de mi empresa, quiero romper barreras y cambiar percepciones porque soy una convencida de que con capacitación, determinación y visión, las mujeres logramos dirigir y desarrollar empresas exitosas. Me encantaría alentar a otras mujeres a seguir sus sueños y lograr el éxito empresarial.

6. ¿Soy feliz?

SÍ, totalmente! siento que estoy haciendo un trabajo con propósito y me reto día tras día para hacerlo cada vez mejor.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No está en mis planes, deseo ver crecer a Esplendor, seguir siendo factor del cambio a través de la generación de empleo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Es difícil, es una montaña rusa de emociones. Tenemos días estupendos como otros donde sientes que estás completamente loco y podrías hacer algo más fácil, pero viendo el panorama completo no lo cambiaria por nada.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Todos los días lo cumplo, vivir el proceso es lo valioso, hoy miro los años que he recorrido y me siento orgullosa y feliz, aún me falta mucho. Mi meta es llevar nuestra empresa a un nivel superior al automatizar todos nuestros procesos y aumentar nuestro volumen de producción para generar mayor empleo, competir de manera efectiva con empresas nacionales e internacionales. Además, queremos convertirnos en líderes en innovación y sostenibilidad dentro de nuestra industria.

Lea también: La ingeniera que crea productos especializados en cuidado capilar

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Con Esplendor deseo continuar creciendo con nuevas líneas de productos, nuevos insumos, quiero seguir iluminando vidas con nuestras velas, buscar nuevos mercados en Colombia y soñando en grande, quizás también fuera de nuestro país.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Totalmente escalable, tenemos una capacidad de producción aún mayor, podemos seguir creciendo, esa es la meta.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí, podría considerar propuestas de inversión, evaluando los términos y beneficios potenciales para el crecimiento de Esplendor, sin dejar la esencia de iluminar vidas. La decisión de ceder parte de la empresa se tomaría después de un análisis exhaustivo, siempre asegurando que sea en beneficio del crecimiento y de la sostenibilidad a largo plazo.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No soy de las personas que se arrepienten, cada experiencia es un aprendizaje valioso para mí. Tanto éxitos como fracasos nos llevan a un nuevo aprendizaje y sí que he tenido muchos, todo es necesario para evolucionar como emprendedora.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Mis padres han sido mi fuente de inspiración, son un par de emprendedores empíricos, a quienes vi trabajar hombro a hombro para sacarnos a adelante como familia, con trabajo, determinación y mucha fe, los admiro demasiado y aunque mi madre ya no está, dejó ese legado para mí y por fortuna aún sigo contando con el consejo y apoyo de mi papá, que siempre está a mi lado.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Durante mi trayectoria como emprendedora he tenido experiencias anteriores que consideré como fracasos. Sin embargo, valoro esas vivencias porque me han fortalecido y forman parte de mi proceso de aprendizaje. En momentos difíciles, si he sentido la tentación de tirar la toalla, pero gracias a mi esposo, quien es mi mejor aliado, he encontrado asesoría, apoyo y consuelo. Él ha sido mi confidente, escuchándome en momentos de tristeza y recordándome que soy lo suficientemente fuerte para seguir adelante con mis sueños.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Sí, recientemente, recibí una invitación de la cámara de comercio del Huila para participar en su programa “Mujer Opita Emprende”, allí encontré un gran respaldo y apoyo por parte de esta entidad. Además, estoy fortaleciendo mis conocimientos como emprendedora y me he rodeado de otras personas que también están comenzando con sus propias ideas, lo cual es emocionante y nos brinda un espacio para compartir experiencias y apoyarnos mutuamente.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Creo que sí, uno de mis objetivos personales es poder impactar positivamente la vida de otras personas y de otras generaciones.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años me veo involucrada en nuevos emprendimientos, utilizando mi experiencia y conocimientos para seguir contribuyendo al desarrollo de mi país. En cuanto a Esplendor, visualizo a mi empresa como una de las más grandes en su sector, llegando a un mayor número de personas. Mi objetivo es ofrecer productos que las personas aprecien y que se conviertan en parte de sus vidas, espero dejar una huella positiva en la industria y en la vida de las personas, consolidando a Esplendor como una marca reconocida y apreciada a nivel nacional e incluso internacional.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia es el motor de mi vida, mi hijo, mi esposo, mis padres, mi hermana, en general mi familia son un tesoro, su energía me recargan, me inspiran no solo para ser mejor líder, sino para ser mejor persona.

No pierda de vista: Esta empresa se dedica a la instalación de mallas de seguridad para niños y gatos

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sin duda, me encantaría poder compartir con otros mi experiencia y ayudarles a que trabajen arduamente por sus sueños.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo juega un papel fundamental en el éxito de mi empresa. Cada persona que ha formado parte de Esplendor ha dejado una huella valiosa. Agradezco tanto a los miembros actuales como a aquellos que ya no están con nosotros, ya que todos han contribuido en la construcción y el crecimiento de nuestra empresa.

Sin un equipo sólido y comprometido, sería imposible avanzar. Valorar y reconocer el aporte de cada persona es esencial para mantener un ambiente de trabajo colaborativo y motivador. Me gusta generar empleo para mujeres cabeza de hogar, son un grupo valioso, que merece ser apoyado.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal y lo que me diferencia del resto es mi pasión y dedicación inquebrantable por lo que hago. Mi compromiso y determinación son características que se reflejan en cada aspecto de mi emprendimiento. Además, mi enfoque en la calidad, la innovación y la atención al detalle destaca en el mercado; Mi capacidad para adaptarme a los cambios y aprender de cada experiencia me permite enfrentar desafíos con resiliencia.

En resumen, es mi combinación única de pasión, compromiso, enfoque en la calidad y capacidad de adaptación, lo que me distingue de los demás.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

De todo este proceso, he aprendido que la pasión y el amor que le imprimas a lo que haces, son motores fundamentales para superar las adversidades. Cuando te apasiona tu trabajo, encuentras la motivación necesaria para no rendirte. La vida en general se trata de avanzar paso a paso y aprender en el camino, disfrutando el viaje. Cada experiencia nos brinda lecciones valiosas y oportunidades de crecimiento personal y profesional. Estos aprendizajes se convierten en la base sólida para seguir adelante y enfrentar los desafíos con determinación y resiliencia.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar