Publicidad
4 Nov 2021 - 5:08 p. m.

Informe de la Superservicios revela fallas en EPM más allá de Hidroituango

Reportó fallas en la prestación de servicios públicos en Antioquia y se refirió a la reputación de la organización tras el “debilitamiento” de su gobierno corporativo.
EPM MEDELLIN
EPM MEDELLIN
Foto: LUIS BENAVIDES

La Superintendencia de Servicios dio a conocer esta semana una serie de hallazgos sobre la calidad de la prestación de servicios públicos de EPM y la imagen confiable de la organización, especialmente tras los constantes cambios en su gobierno corporativo.

Entre marzo y agosto de 2021, la entidad evaluó la gestión realizada por la empresa en 2020 y lo corrido de 2021. “Encontramos incumplimientos a la regulación en aspectos relacionados con instalación y cobro de medidores en el servicio de acueducto, indicadores de calidad en los servicios de energía y de acueducto, y fallas en los reportes del servicio de gas a nuestro Sistema Único de Información, entre otros”, dijo la superintendente Natasha Avendaño.

Lea también: Anulan nombramiento de gerente de EPM, quien impugnará la decisión

Según la entidad, la empresa también contraviene algunos lineamientos de su gobierno corporativo en su relación con el municipio de Medellín.

“El incumplimiento del Convenio Marco de Relaciones entre EPM y el municipio de Medellín afecta la calificación crediticia y el acceso a ciertos productos financieros como seguros y nuevos créditos, tal como lo reflejan los comentarios de las firmas calificadoras de riesgo”, expresó en un comunicado.

El informe destacó que EPM distribuyó desde el 2016 el 55 % de los excedentes financieros anuales, cuando debía distribuir máximo el 30 % de esos excedentes. Estas adiciones fueron autorizadas por el Concejo de Medellín.

Le puede interesar: BID manifiesta su preocupación por Hidroituango

Así mismo, la Superservicios dijo que el debilitamiento del gobierno corporativo de EPM “ha afectado la imagen de la empresa y la confianza del mercado en ella”. Y alertó que la disminución de la calificación de riesgo implicaría un encarecimiento de la deuda para EPM.

Hallazgos en acueducto y alcantarillado

En cuanto a los servicios de acueducto y alcantarillado, la Superservicios encontró que, presuntamente y en algunos casos, EPM contravino normas sobre el retiro, revisión, reposición y cobro de medidores.

“Se observó que algunos medidores fueron cobrados por adelantado en la factura del usuario, en otros casos fueron cobrados y no suministrados; y al parecer no se efectúo la debida revisión en laboratorio del estado de los medidores retirados para determinar si efectivamente debían ser reemplazados”, indicó el reporte.

Lea otras noticias económicas de hoy aquí

Tampoco se encontraron soportes sobre la gestión realizada ante los usuarios para el retiro de medidores y calibración de los instalados, entre otros aspectos técnicos.

Así mismo, la superintendencia encontró que EPM suministró agua no apta para consumo humano en los municipios de Envigado en algunos meses de 2019 y 2020, con incumplimiento de cloro residual e incrementos de color y turbiedad, entre otras fallas.

Interrupciones de energía

Sobre el servicio de energía, la superintendencia evidenció que en 2019 la empresa registró una duración promedio de interrupciones superior a la establecida en el indicador SAIDI para su mercado de operación.

“También se encontró que algunos activos sobrepasan las horas máximas de indisponibilidad permitidas, tanto para el sistema de transmisión nacional como regional. En algunas subestaciones no se cumplen los valores de tensión esperados”, dice la entidad.

Finalmente, aunque en 2020 EPM obtuvo resultados positivos en su gestión operacional, presentó una disminución en sus márgenes de rentabilidad en comparación con 2019 debido, principalmente, al incremento del costo de venta del servicio de energía eléctrica.

Le puede interesar: Utilidad de Grupo EPM a septiembre fue de $2,8 billones

Sobre el proyecto Hidroituango, Avendaño indicó que “el cronograma de entrada en operación de las dos primeras unidades de generación de esta hidroeléctrica, proyectada por EPM para julio y octubre de 2022, tiene un margen muy estrecho para el manejo de posibles imprevistos o crisis que se puedan presentar. De ocurrir alguna eventualidad, se pondría en riesgo el cumplimiento de obligaciones de energía firme a cargo de EPM y su sostenibilidad financiera”.

La superintendencia recomendó a la organización fortalecer la gestión de riesgos financieros para mitigar su impacto, en particular los riesgos categorizados como extremos.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.