Publicidad
21 May 2022 - 2:00 a. m.

Los diseñadores y las marcas, el corazón de Bogotá Fashion Week

Entre el 19 y 21 de mayo se realiza la quinta edición de Bogotá Fashion Week, una plataforma que busca internacionalizar los negocios del sector, y que regresó a la presencialidad en medio de la pandemia.
Lucety Carreño Rojas

Lucety Carreño Rojas

Periodista Economía
En esta edición participan más de 100 diseñadores y marcas independientes, emergentes y consolidadas. Fotos: Gustavo Torrijos y CCB.
En esta edición participan más de 100 diseñadores y marcas independientes, emergentes y consolidadas. Fotos: Gustavo Torrijos y CCB.
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

El sistema de la moda en Bogotá es un motor de desarrollo económico y social para la ciudad y el país, que durante tres días más de 160 marcas lo han demostrado en Bogotá Fashion Week, un evento creado por la Cámara de Comercio de Bogotá y que es parte del clúster de prendas de vestir, calzado y joyería.

“Esta apuesta forma parte de toda una estrategia de fortalecimiento y productiva que se decanta en este evento. Queremos posicionar a Bogotá como un destino para la moda y los negocios”, afirmó María Paz Gaviria, gerente de plataformas de la Cámara de Comercio de Bogotá.

De acuerdo con cifras de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la capital y la región cuentan con 23.783 empresas activas, es decir, que han renovado su registro mercantil. Sin embargo, la base está compuesta por 35.000 compañías, lo que quiere decir que aún hace falta completar el proceso de reactivación.

Además, es un sector que genera 241.000 empleos directos, 200.000 en Bogotá y en la región (55 municipios) 41.000. “Bogotá es una zona con unas ventajas competitivas frente a otras, porque concentra el 33 % del consumo de la moda nacional. Es un sector que a diciembre de 2021 facturó $13 billones y venimos en proceso de reactivación. Antes de la pandemia alcanzamos casi los $19 billones. Tenemos unas potencialidades gigantes para que las empresas sigan creciendo. Además, como sector somos el 1,3 % del PIB industrial de Bogotá”, dijo Martha Ligia Gracia, directora del sector moda de la CCB.

Le puede interesar: Prográmese con Bogotá Fashion Week 2022: horarios y diseñadores que participarán.

No obstante, la informalidad es uno de los grandes problemas que enfrenta el sector textil y de la confección colombiano. Según las cifras de la entidad, se registra un 75 % de empleo informal, “lo que quiere decir que los trabajos que genera el sector superan con creces los datos oficiales”, señaló Gracia.

La Cámara de Comercio de la capital creó Bogotá Fashion Week como una plataforma comercial y de promoción para contribuir a posicionar la industria en el país y en el mundo, así com para impulsar el talento creativo de los diseñadores emergentes y consolidados, fortalecer sus marcas y ampliar su mercado. También para abordar y pensar en estrategias que reduzcan los problemas que enfrenta el sector como la transición hacia la sostenibilidad, la diversidad y la inclusión.

El evento, que se lleva a cabo entre el 19 y 21 de mayo en el Ágora, en Bogotá, cuenta con rueda de negocio, tiendas pop-up para venta al detal, desfiles, conferencias y más de 50 compradores internacionales. Por ejemplo, Procolombia y la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Bogotá invitaron a cinco empresas (tres de México, una de Costa Rica y una de Nicaragua). Las entidades también invitaron a Raúl Peñaranda, un diseñador colombiano radicado en Estados Unidos, que tras posicionar su carrera en el exterior busca apoyar a los diseñadores emergentes nacionales.

Otro de los puntos claves de esta edición es promover la internacionalización de las marcas. De acuerdo con Procolombia, en el primer trimestre de 2022, las exportaciones de moda llegaron a US$256,4 millones, lo que representó un aumento del 24,5 % frente al mismo período de 2021. Estados Unidos, Ecuador, México, Perú, Costa Rica, Chile, Brasil e Italia fueron los destinos con más compradores en este tiempo. “Las telas y tejidos, fajas y ropa de control, jeans, ropa interior y pijamas, cueros en bruto y preparados, camisetas y ropa de hogar, fueron los productos más demandados en el exterior”, indicó la entidad.

Hablamos con algunas de las marcas independientes, emergentes y consolidadas que participan en esta edición del evento, que tiene una expectativa de negocios por más de US$3,5 millones, para conocer en qué se encuentra una industria vital para la recuperación del empleo y la economía.

También lea: ¿Se acabó el negocio de los tapabocas?

Edén

La marca de joyería Edén presenta la colección “Burbujas del Edén”, inspirada en la fauna y la flora de Colombia, pero con un enfoque en resaltar el hábitat de las aves que componen su universo a través de colores metalizados. La empresa familiar, que acabó de abrir 34 tiendas en México, sorteó bien los retos de la pandemia. “Cuando cerraron todo por la pandemia nos enfocamos en comercio digital y en las redes sociales, lo que nos abrió más puertas en el mercado internacional”, dijo Andrés Hurtado, gerente de la compañía.

Un componente de la marca es rescatar la plata sostenible, y lo hacen extrayendo la materia prima de celulares y computadores. Además, utilizan pigmentos naturales de grupos indígenas del Amazonas.

Edén es una marca creada por el orfebre Omar Hurtado y en la que participan sus tres hijos y su esposa. Además, emplea a más de ocho personas de su pueblo natal, Monguí. Todos desempeñan sus labores en una oficina ubicada en el centro de Bogotá y cada uno tiene una función. Andrés Hurtado es administrador de empresas y gerente de la marca. David Hurtado estudia ingeniería industrial y se encarga de la producción y el mercadeo digital. David Hurtado, el menor de la familia, ahora es quien asiste a ferias como parte del proceso que todos han tenido de aprender del negocio familiar. Y Dora Martínez, su esposa, se encarga de los recursos humanos y de lo financiero.

Vale la pena recordar que en la edición de de 2019 de Bogotá Fashion Week, Edén participó como una marca emergente con la colección Trazos en el cielo, inspirada en las aves más importantes de Colombia: guacamayas, barranquero, torito rojo, tucán.

Lea también: Edén, la marca colombiana que quiere convertirse en el Cartier latinoamericano

Cubel

Cubel es una marca de diseño de autor creada por Humberto Cubides y fue la encargada de cerrar las pasarelas del primer día del evento. Se trata de una compañía que emplea la artesanía experimental y la estética urbana.

“Pakal” fue la colección que presentó el diseñador, una muestra en la que sigue resaltando historias de culturas prehispánicas con la propuesta de un diseño de vanguardia y futurista.

La empresa también resalta historias de culturas prehispánicas con la propuesta de un diseño de vanguardia y enfocado en la silueta “oversize”.

La colección estuvo inspirada en la tumba de Pakal, quien fue un gobernante maya de la ciudad de Palenque. “Su tumba representa el cielo, la tierra y el inframundo. La colección comenzó con la representación del cielo y lo quise mostrar con fibras naturales y colores claros como el blanco. En el transcurso de la muestra se mezclan diferentes materiales y fibras. Luego, entra el PET un material que contamina estas fibras”, contó el diseñador, quien acabó de participar en una semana de la moda de Guatemala.

El creador también mencionó que el árbol cósmico, presente en su colección, representa el equilibrio entre el cielo y el inframundo. Además, quería presentar a Pakal “como una astronauta ancestral y lo quise llevar al futuro mezclando técnicas con haceres ancestrales”, agregó.

Lea: Así avanza la recuperación de la economía colombiana.

Tejidos Rebancá

La marca creada por el diseñador textil Silvino Patiño y el artista plástico Francisco Gómez participa por primera vez en el evento y en el espacio de venta al detal. La compañía busca reinventar la ruana sin perder su tradición. “Queremos transmitir lo que es la moda, hacer desde el campo y traerla a la ciudad”, dijo Patiño, quien cuenta con una gran tradición textil.

En el evento presentan “Caminos del agua”, una colección sobre las formas del elemento. “Ambos se hacen al tiempo, segundo a segundo. Una escultura de los siglos. Presentamos nuestra colección 2022, un canto a la forma del agua y a sus misterios de luz y de oscuridad”, dicen sobre la colección.

Además, busca resaltar la biodiversidad del país plasmando en los telares colores que evocan a la naturaleza. La marca fue la encargada de crear el vestuario para la delegación colombiana que participó en la reciente edición de los Juegos Olímpicos de Invierno. Hicieron una ruana inspirada en los colores de Caño Cristales.

La pieza estaba elaborada con lana de oveja hilada a mano, paño tejido en telar horizontal manual y colores artificiales.

La empresa combina el legado familiar y tradicional de Patiño con el estilo y los imaginarios de un artista plástico como Gómez. “La compañía se ha convertido en viajes e historias en las que escuchamos a los hilanderos y sus anécdotas. La empresa siempre ha tenido la necesidad de proteger el patrimonio de la hilandería”, aseguró Gómez.

La empresa también le confeccionó una ruana al reconocido actor Jason Momoa. La prenda fue hecha con un paño tejido en un telar de más de 80 años de antigüedad y con tres kilos de lana. Tejidos Rebancá tardaron un mes y medio en su confección. El taller se encuentra en el municipio de Iza, Boyacá.

A modo mío

La marca de Francesca Sesana tendrá este sábado su primera pasarela en BFW. “Tengo muchos nervios y alegría, porque mi equipo ha trabajo muy duro desde hace cinco años, cuando empezamos”, dijo.

“Inmortal”, la colección que hoy, 21 de mayo, a las 7:00 p.m., habla del renacer después del caos y la forma en la que uno se reconstruye.

A Modo Mío utiliza la moda como un catalizador de mensajes. Por eso, las prendas tienen “print” y mensaje, y están diseñadas para mujeres que no pasan desapercibidas. Según cuenta la diseñadora, su marca es un homenaje a su padre, quien estuvo secuestrado por la guerrilla.

“‘Amarte y no poderte amar’ es una frase de una canción que mi mamá le escribió a mi papá cuando estuvo secuestrado, así que decidimos estamparla en unas prendas durante la pandemia y la gente nos contaba que había quedado separado de su pareja por los confinamientos o que perdieron a un familiar por el Covid-19. Entonces, es una marca que permite que la gente haga propias las frases”, comentó la empresaria, quien genera más de 50 empleos directos y exporta a más de 20 países.

La empresaria tiene un taller de confección en Villarrica, Tolima, el municipio en que su padre fue secuestrado y como parte del proceso de sanación trabaja con mujeres que antes recolectaban café y ahora han aprendido a bordar y confeccionar y que con la marca han tenido una oportunidad de mejorar su calidad de vida.

Sesana concluye que “la marca es un homenaje a mi papá. Es una forma de sanar. Los ‘prints’ son con la letra de él y son frases que me dice como ‘sostenme fuerte’, una que me tatué en italiano y plasmé en la ropa”.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias